December 15, 2020
De parte de Amor Y Rabia
2,415 puntos de vista


por Jacob Hornberger

15 de diciembre, 2020

En el debate sobre si un militar recientemente retirado, el general Lloyd Austin, deber铆a ser nombrado secretario de Defensa, el New York Times public贸 ayer un editorial recalcando la importancia del “control civil” sobre los militares.

隆Que pintoresco! No importa que el Times, por su propia admisi贸n, apoyase al candidato del presidente Trump a secretario de Defensa, el general James Mattis. El Times dice ahora que hacerlo dos veces seguidas ser铆a demasiado, porque el control civil de las fuerzas armadas es de vital importancia en Estados Unidos.

Qu茅 absurdo. Lo cierto es que el sistema de seguridad nacional, que consiste en el Pent谩gono, la CIA y la NSA, ha estado durante mucho tiempo al mando de los mecanismos de poder dentro del gobierno federal. Cualquiera que se convierta en secretario de Defensa, militar o civil, va a recibir 贸rdenes, no va a darlas.

Pero tenemos que aferrarnos a nuestros mitos y mentiras, ya sabes, como el que sostiene que los militares estadounidenses murieron en las muchas guerras extranjeras de Estados Unidos para proteger nuestra “libertad”. Mientras nos aferremos a tales falsedades, mitos e irrealidades, todo estar谩 bien, o eso dice el argumento.

Pero no todo est谩 bien. Solo mire alrededor. Observe el n煤mero cada vez mayor de j贸venes que se suicidan. 驴Eso es normal? Esa es la se帽al m谩s segura hasta ahora de lo que aferrarse a las mentiras y los mitos y venderlos como realidad puede hacer en una naci贸n. A帽ada a esos suicidios los suicidios de veteranos y la masiva adicci贸n a drogas, el alcoholismo y otros comportamientos autodestructivos y todos los asesinatos irracionales y otros actos de violencia que impregnan la sociedad estadounidense.

S铆, solo mira a tu alrededor. No es dif铆cil ver que Estados Unidos es una sociedad muy enferma.

Hay un libro que captura a la perfecci贸n lo que le ha sucedido a Estados Unidos: National Security and Double Government (Seguridad nacional y doble gobierno) de Michael J. Glennon. La tesis de Glennon es simple: es el establishment de seguridad nacional el que manda sobre el gobierno federal.

Oh, s铆, lo s茅, todos piensan que las otras partes del gobierno federal: el presidente, el Congreso y la Corte Suprema est谩n al mando. Eso es porque se les inculca esa noci贸n en sus clases de educaci贸n c铆vica en las escuelas p煤blicas o en las universidades estatales a las que asistieron. Como se帽ala Glennon, esa noci贸n es falsa. El verdadero poder y control recae en el Pent谩gono, la CIA y la NSA. Permiten que las otras partes del gobierno federal mantengan la apariencia de poder. Eso no les importa. Lo que importa es que est谩n al mando y que las otras tres ramas ceden ante ellos en asuntos cr铆ticos, como el nombramiento del secretario de Defensa,

Y por si acaso se lo est谩 preguntando, Glennon no es una especie de autor chiflado, lo que hace que su libro sea muy peligroso para el sistema de seguridad nacional. Desde 2002, ha sido profesor de derecho en la Facultad de Derecho y Diplomacia Fletcher de la Universidad de Tufts. Tambi茅n trabaj贸 durante tres a帽os como abogado del Comit茅 de Relaciones Exteriores del Senado. Tambi茅n fue profesor de derecho en la Universidad de California y miembro de la Woodrow Wilson International School for Scholars. Glennon es un autor a tener en cuenta.

Recuerde que cuando Trump se present贸 como candidato para la presidencia, estaba haciendo declaraciones audaces contra el estado profundo y sus “guerras eternas”. Esta fue uno de los principales motivos por el que tanta gente vot贸 por 茅l. Desde que Dwight Eisenhower y John Kennedy ninguno presidente se hab铆a enfrentado al “complejo militar-industrial”.

Y luego mire lo que pas贸, casi de inmediato. Mire lo que el establishment de la seguridad nacional le hizo a Donald Trump. Al comienzo mismo de su administraci贸n, lo desangraron y lo dejaron impotente. Trump se rode贸 de generales. Incluso nombr贸 a uno para que fuera su secretario de defensa. Ahora que se acerca al final de su mandato de cuatro a帽os, no pudo poner fin a sus 鈥済uerras eternas鈥, como prometi贸 hacer. Peor a煤n, hizo todo lo posible para comenzar nuevas guerras, en Ir谩n, Yemen, Siria y Somalia.

Una de las mayores se帽ales de que Trump cedi贸 se pudo ver en relaci贸n con los documentos secretos de JFK del establishment de seguridad nacional. Pi茅nselo por un momento: casi 60 a帽os calificados como secreto de estado debido a la rid铆cula noci贸n de “seguridad nacional”. Al principio, Trump declar贸 p煤blicamente que iba a publicar los documentos, seg煤n lo ordenado por el Congreso 25 a帽os antes en la JFK Records Act.  Y luego, en el 煤ltimo minuto, Trump se rindi贸 a la voluntad de la CIA, accediendo a sus demandas de mantenerlos en secreto m谩s a帽os.

Adem谩s, a riesgo de insistir en lo obvio, la prensa dominante no emiti贸 ni una pizca de protesta por el continuo secreto de los documentos. El secreto continuo de documentos que tienen d茅cadas de antig眉edad relacionados con el supuesto asesinato de un presidente en solitario se trata como si fuese algo completamente normal. Es solo un ejemplo m谩s de la extra帽a disfunci贸n que impregna la vida estadounidense, sin mencionar el control que el establishment de seguridad nacional ejerce sobre la prensa convencional, especialmente cuando se trata del asesinato de Kennedy .

驴Por qu茅 cedi贸 Donald Trump sobre los documentos de JFK, las guerras eternas y el estado profundo, sabiendo que inevitablemente decepcionar铆a a sus millones de seguidores? No creo que podamos eliminar la posibilidad de que Trump haya sido “Hooverizado”, es decir, que el establishment de seguridad nacional haya empleado la misma t谩ctica que dominaba el exjefe del FBI J. Edgar Hoover, usar secretos de la vida personal de una persona para controlar su vida p煤blica.

Con Joe Biden, no necesitan hacer eso. Dada la vida de Biden de subordinaci贸n p煤blica al establishment de Washington DC, se inclinar谩 ante lo que quiera el establishment de seguridad nacional. De hecho, no creo que podamos eliminar la idea de que fueron el Pent谩gono, la CIA y la NSA quienes rechazaron la elecci贸n de Biden como secretario de defensa, otro lacayo estatal llamado Mich猫le Flournoy, y eligieron al general Austin. Pero bueno, al menos el nombramiento de Austin  reflejar谩 qui茅n est谩 a cargo del gobierno federal en realidad.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com