January 22, 2021
De parte de ANRed
190 puntos de vista


Micaela y Nancy Fernández pertenecían a la comunidad qom Yecthakay de Tigre. Fueron asesinadas entre 2013 y 2014. La familia denuncia que ambas muertes se trataron de femicidios y que estarían involucrados integrantes de una red de trata de personas y narcotraficantes, en el marco de complicidad policial. Sin avances ni esclarecimiento sobre los asesinatos, el SERPAJ advierte sobre la «indefensión de los familiares de las víctimas», al tiempo que solicita al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) la asistencia económica para que la familia pueda contratar un abogado u abogada. Por ANRed.


El 17 de febrero de 2013, Micaela, de 14 años, fue encontrada en la casa de Dante «Pato» Cenizo, quien actualmente está preso por narcotráfico. La joven tenía un disparo en la cabeza. La causa quedó archivada en El Talar como suicidio. Su familia denunció golpes y cortes en el cuerpo de Micaela. Antes de este hecho, le había contado a su mamá, Nancy, que había sido abusada y obligada a prostituirse.

Nancy denunciaba de manera constante complicidad policial respecto a Cenizo. El 2 de mayo de 2014, fue hallada muerta en su casa, semidesnuda, golpeada y con signos de asfixia. Nunca se esclarecieron los motivos. Antes de su asesinato, estuvo internada dos días, tras ser detenida y golpeada por los bonaerenses de la comisaría 6ª de El Talar.

Hoy, Lisette, hermana de Micaela e hija de Nancy, exige justicia. “Mi hermana no se suicidó, mi mamá no sufrió una muerte natural, fueron dos femicidios”, afirma.

En una carta dirigida a Magdalena Odarda, Presidenta del INAI, Angélica Mendoza -Coordinadora del Equipo de Pueblos Originarios del SERPAJ- y Adolfo Pérez Esquivel -Presidente honorario de dicha institución- manifiestan su preocupación por la «situación de indefensión que sufre Lisette Fernández» y exigen, a través del programa de asistencia jurídica a los Pueblos Indígenas, «la asistencia económica a los efecto de contratar un abogado».

Difundimos la carta, presentada el 15 de enero:

Sra. Presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas

Dra. Magdalena Odarda

Nos dirigimos a Ud. en nuestro carácter de Presidente Honorario y Premio Nobel de la Paz –1980-, y Coordinadora del Equipo de Pueblos Originarios de la Fundación Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) respectivamente, organismo dedicado a la promoción y defensa de los derechos humanos, con status consultivo en Naciones Unidas (ECOSOC) y status permanente en UNESCO, a fin de manifestar nuestra preocupación por la situación de indefensión que sufre Lisette Fernández, miembro del Pueblo Qom en el Partido de Tigre.

Lisette es hermana de Micaela Fernández (de 14 años) y es hija de Nancy Fernández (36 años), quienes fueron asesinadas en Tigre en 2013 y en 2014 respectivamente, sus crímenes tuvieron una amplia repercusión social y política que sin embargo aún no se tradujo en justicia ni para ella, ni para sus familiares, quienes al igual que las víctimas forman parte del Pueblo Qom.

Según denuncian sus parientes y allegados, ambas muertes se trataron de femicidios en el que estarían involucrados integrantes de una red de trata de personas y narcotraficantes con complicidad policial.

Respecto al caso de Micaela, el 17 de febrero de 2013 apareció su cuerpo con un tiro en la cabeza en la casa de una persona conocida como ‘Pato’ Cenizo, en el barrio de La Paloma y la versión oficial hablaba de un suicidio, sin embargo, Micaela reapareció golpeada, con cortes en la cara y el pelo cortado de manera brutal.

Ese mismo día, según el relato de Nancy Fernández antes de su muerte, al acercarse hasta la Fiscalía y Comisaría 6º de El Talar a pedir justicia para su hija, los mismos efectivos policiales la golpearon, la amenazaron y la insultaron diciéndole “india de mierda, cállate la boca”.

Nancy Fernández comenzó a marchar junto a vecinos y vecinas y organizaciones del distrito para reclamar el esclarecimiento de los hechos y la condena a los culpables, hecho por el cual comenzó a recibir amenazas en su teléfono; finalmente, el 2 de mayo de 2014, Nancy apareció muerta en su casa en el barrio de Las Tunas, semidesnuda y con signos de asfixia según denunciaron sus familiares.

A partir de ese momento el principal portavoz del reclamo fue el padre y abuelo de las víctimas, Eugenio Fernández, reconocido referente de la Comunidad Qom Yecthakay de Tigre, quien murió en el 2017 sin obtener justicia.

Más recientemente, la bandera de justicia fue levantada por la hija y hermana menor de las víctimas respectivamente, Lisette Fernández, quien al momento de los hechos tenía sólo 12 años.

El estado de indefensión de los familiares de las víctimas es tal que todavía hoy no cuentan con una representación legal en las causas judiciales. En ese sentido, tenemos conocimiento de que el Instituto a su cargo, luego del asesinato de Nancy Fernández, ha acompañado a la familia y a la Comunidad habiendo designado un abogado durante un tiempo.

Desde nuestra institución hemos conversado con el Ministerio Publico de la Defensa de la Provincia de Bs As a los efectos de que evalúen la posibilidad de representación legal a Lisette, en aplicación de la ley de derechos y garantías de las personas víctimas de delitos, y la respuesta fue que la Provincia de Bs As no había adherido a dicha norma y además que desde dicho Ministerio Publico podrían estar representando a quienes estuviesen imputados de los delitos que se investigan, por lo tanto existiría una incompatibilidad en la representación.

En atención de que desde el Instituto a su cargo ya han acompañado este reclamo de justicia y siendo que el mismo tiene un programa de asistencia jurídica a los Pueblos Indígenas y sus integrantes a través del Programa de Fortalecimiento Comunitario mediante Resolución INAI 235-2004, le solicitamos que en atención de la gravedad del reclamo analice la posibilidad de volver acompañar a la familia de las víctimas mediante la asistencia económica a los efecto de contratar un abogado en la causa que se investiga los femicidios de Micaela y Nancy Fernández quienes han pertenecido al Pueblo Qom.

Esperando una respuesta favorable a nuestro pedido. Reciba un saludo de Paz y Bien.

Angélica Mendoza, Coordinadora del Equipo de Pueblos Originarios SERPAJ

Adolfo Pérez Esquivel, Presidente honorario SERPAJ





Fuente: Anred.org