December 17, 2021
De parte de Lobo Suelto
1,128 puntos de vista

Hay relatos torpes que buscan forzar experiencias. M煤ltiples interpretaciones, la m谩quina de la opini贸n, la pol铆tica, el ruido, la academia. Algunos escriben solamente para calmarse por no haber estado, otras para parecer comprometidas, muchos para apropiarse de algo vital que no nos pertenece. 

Se inventan diciembres, se flashea lo se que puede, siempre se busca monetizar algo de alguna manera. Las que estuvieron, los que no pero quieren contarlo, los troskos corridos a piedrazos, los sindicalistas estatales que cuando se pica hablan de no entrar en provocaciones, las investigadoras del Conicet que de todo opinan, los gedes que sue帽an con saqueos, los gatos del plan. El 2001 no pas贸, nos pas贸, es mentira, sigue pasando.

De la carest铆a y desobediencia a la abundancia y obediencia. Apps, pasta base, planes, cuotas, pastillas. Un largo proceso, un instante, la vida entera, 20 a帽os, una astilla. Un tr谩nsito poco sutil del estallido redentor a lo posible cercano, de CABA a Merlo, de las asambleas a tener jefa, de la calle a los contratos, de no hacer caso a no hacerle el juego a la derecha. De lo plebeyo a delegar el estado de 谩nimo. El estallido sigue, explota todo los d铆as, no necesita ser contado, narrado, explicado. Nosotros cambiamos mucho, el 2001 siguen en la calle. Todo recuerdo es traici贸n.




Fuente: Lobosuelto.com