August 3, 2021
De parte de Arrezafe
420 puntos de vista


  Transcripción del
inglés: Arrezafe

Si vives en los Estados
Unidos, a menudo oyes a los empresarios o a las personas que han sido
engañadas por ellos que, “el empresario arriesga y por tanto
merece ganar más”. Siempre encontré esto extraordinario, el
empresario arriesga… ¡y los demás también, idiota! ¡Cómo! El
trabajador que llegó a este lugar para conseguir un trabajo asumió
riesgos: que habría un trabajo, que sería aceptable, que estaría
bien pagado… Arriesgó, arriesga todos los días, sin saber si al
final de la jornada le dirán que no se presente mañana. Compró una
casa basándose dichos ingresos, un riesgo que todos asumen.

La diferencia entre
empresario y empleado es que éste asume el riesgo y el otro toma las
decisiones. El empresario asume un riesgo, pero tiene todo el poder
para determinar el alcance de ese riesgo, y cuando tiene problemas
¿sabéis dónde los descarga?: despide a los trabajadores porque no
quiere asumir el costo del riesgo de sus decisiones. Si se ha de
recompensar el riesgo, todos los trabajadores deberían obtener su
parte correspondiente, no eres tú, empresario, el único en asumir
riesgos. ¡Basta ya! De hecho tu riesgo es menor porque tú, que eres
rico, solo pierdes una parte de tu dinero, pero el trabajador no
tiene jugosas cuentas corrientes ni beneficios que retener, no tiene
ahorros, su riesgo es que si lo despiden está perdido, tú no, así
que no me vengas con cuentos.

Si vives en una cultura
carente de una perspectiva marxista sobre la producción, entonces ni
conoces ni siquiera te planteas esta cuestiones. ¿Sabéis? Einstein
dijo que lo más difícil es preguntarse, una vez tienes la pregunta,
la respuesta irá surgiendo. ¡La pregunta!, eso es lo más difícil.
Y la pregunta es: ¿Por qué aceptamos? Y permitirme hacerla personal
para cada una de vosotras, porque el marxismo no irá a ninguna parte
a menos que sea algo personal en todas vosotras. ¿Por qué todas
las personas aquí presentes aceptáis un sistema en el que se
trabaja para producir un excedente para un empresario o empresaria
que decide qué diablos se hace con él, y en el que tu trabajo
diario consiste en irte a casa, finalizada la jornada, sin molestar
al empresario para regresar al día siguiente y hacer lo mismo? ¿Por
qué os parece esto aceptable?

Os deshicisteis de reyes, de reinas y de la monarquía, porque era insoportable tener a un
imbécil al mando cuyo único mérito era ser hijo del imbécil
anterior que decidía todo lo que había qué hacer y cuyos, así
denominados, súbditos debían quitarse el sombrero, al paso
de su carruaje. Matamos a esos personajes, 
consideramos abominable tenerlos entre nosotros y les cortamos la cabeza. En cambio, vamos a
trabajar todos los días a un lugar donde hay un rey que te dice qué
hacer y donde será mejor que te quites el sombrero o te despedirán. Y
luego, ya puedes hacer cola en una oficina de empleo, esperando que,
al menos, no se burlen de ti mientras te dan una miseria para que
puedas comprarte esa comida para gatos.






Fuente: Arrezafe.blogspot.com