June 21, 2021
De parte de Ateneo Libertario Carabanchel Latina
215 puntos de vista


Desde esos vivos ojos que son los de Hipatia hoy nos adentramos en el expresionismo de la mano de estos dos grupos El Puente (Die Brücke) y El Jinete Azul (Der Blaue Reiter). En primer lugar buscamos los antecedentes inmediatos del expresionismo. En 1886 los impresionistas celebran su última exposición, Cézanne sin tener idea de ello pone los fundamentos del cubismo. Munch al igual que otros artistas realiza la parte más interesante de su obra en torno al cambio de siglo.

La característica principal de la pintura expresionista fue la deformación de la realidad bajo la óptica de los sentimientos. No prima el imitar el modelo de la naturaleza o el del objeto real. Lo importante es  la visión subjetiva del artista. Los nuevos principios del arte son, conceptos como la deformación de la realidad, la expresividad del color y la abstracción de las formas.

El grupo El Puente en un principio está formado por un grupo de estudiantes, en su mayoría de arquitectura, con ideas comunes. Se pueden diferenciar dos periodos en relación al lugar donde desarrollaron su actividad artística. El primer periodo, el de su creación, se desarrolla en Dresde en 1905. El segundo se desarrolla en Berlín entre los años 1910-1911 aquí se inicia la decadencia y posterior separación del grupo. Aunque esto no supuso que sus integrantes dejaran de trabajar en la línea del expresionismo. En el grupo participaron artistas como Ernst Ludwig Kirchner al que se considera teórico del mismo, Bleye, Heckel, Schmidt-Rottluff, Nolde, Pechstein, Otto Müller, también se unió al grupo el fauvista Van Dongen.

El grupo El Puente reformuló los temas impresionistas. Lo que más destacó en sus obras fue la agresividad del color y la intranquilidad de las formas que utilizaron. Para ellos era primordial para sobrevivir establecer unos circuitos al margen de los comerciales ya establecidos. Para ello hicieron suscripciones a grabados. El círculo en el que se movían no era muy amplio, sino más bien minoritario, sus exposiciones fueron las que les dieron más popularidad ya que algunas produjeron cierto escándalo. El expresionismo para ellos era una verdadera filosofía de vida. Los artistas preconizan la libertad e independencia, que se refleja no sólo en el estilo poco ortodoxo, sino en los temas y motivos desenfadados y poco convencionales.

Cuando desarrollan su actividad en Berlín su compromiso social es mayor con el entorno que les rodea. En sus obras hay al mismo tiempo fascinación y rechazo de la vida urbana. Vuelve a aparecer un vivo interés por el arte primitivo. La relación con la literatura es mayor se aprecia en los contenidos de sus obras, así como los contactos con otras tendencias estilísticas cubismo, futurismo u orfismo.

Ahora pasamos al grupo El Jinete Azul, que parece que fue una alternativa a la salida de la Nueva Asociación de Artistas con ámbito en Múnich, de Wassily Kandinsky  y Franz Marc en 1911. En 1912 publican el primer almanaque de El Jinete Azul. Parece que su aparición fue una evolución lógica del grupo El Puente. En sus comienzos estos dos artistas están preocupados por el color, pero lo que de verdad aportan es una fuerte carga teórica.  Utilizaron las teorías  musicales para lograr composiciones de armonioso colorido y formas totalmente abstractas. Eran un grupo de artistas que compartían las mismas preocupaciones artísticas. Para ellos el artista debía mantenerse alejado de la vida oficial.

En 1912 Kandinsky pública De lo espiritual en el arte, para él la obra de arte nace del artista, mediante una creación misteriosa, enigmática y mística. Luego se aparta de él y adquiere una vida autónoma, siguiendo el siguiente proceso: interviene la personalidad del artista, el artista expresa lo que le es propio de su época y  lo que le es propio del arte, más la contemplación del color que produce dos efectos, uno físico y otro de carácter psicológico.

Entre otros formaron parte del grupo August, Macke, Gabriele Münter, Alexei von Jawlensky, Marianne von Werefkin, Paul Klee. Siguieron con el interés por el arte primitivo, por el medieval, y por el fauvismo y el cubismo. En 1914 comienza la Primera Guerra Mundial propiciando la disolución de El Jinete Azul.

Por Isabel Genovés Estrada

FUENTE: LOS OJOS DE HIPATIA




Fuente: Ateneolibertariocarabanchellatina.wordpress.com