March 18, 2021
De parte de Nodo50
1,413 puntos de vista

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, se ha declarado admirador de Jos茅 Antonio Primo de Rivera. VOX ESPA脩A / Licencia CC0

鈥淵o os lo confieso, que Jos茅 Antonio Primo de Rivera para m铆 es uno de los grandes hombres de la historia, un magn铆fico abogado, un magn铆fico patriota, un gran ide贸logo pol铆tico y que [鈥 se enfrent贸, como nos estamos enfrentando todos, a los enemigos de la patria鈥. Rodeado de miembros de la Fundaci贸n Nacional Francisco Franco, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, pronunciaba estas palabras en una cena con simpatizantes en 2018, tal y como desvel贸 en exclusiva el periodista Antonio Maestre en lamarea.com.

Este episodio, sumado a los art铆culos publicados durante su juventud en revistas falangistas, indicaban una cercan铆a del dirigente de Vox con la doctrina joseantoniana. De acuerdo con el periodista experto en ultraderecha Xavier Rius, 鈥渆l falangismo es una de las almas de Vox鈥 en la que se encuentra Ortega Smith, entre otros, aunque la ideolog铆a que actualmente predomina es conservadora ultraliberal y la encabezan el matrimonio compuesto por Roc铆o Monasterio e Iv谩n Espinosa de los Monteros.

Para el profesor de Historia Contempor谩nea en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) Miguel Madue帽o 鈥渆s normal que en Vox haya militantes muy diversos鈥 debido a que carece de un tejido ideol贸gico, lo que provoca que confluyan en la formaci贸n diferentes tendencias: 鈥淗ay miembros de Vox que provienen del falangismo, como los hay que provienen del PP o de C鈥檚 o incluso del PSOE鈥, explica. Autor de la tesis El falangismo durante la democracia actual (1977-2019), defiende que hay 鈥済randes diferencias鈥 entre Vox y las diferentes formaciones falangistas aunque, en algunas ocasiones, 鈥渓a coincidencia en las protestas, la simbolog铆a o la coligaci贸n electoral hace que se confundan y que el votante no encuentre las diferencias鈥.

Sin embargo, Madue帽o s铆 reconoce que la irrupci贸n de Vox ha sido 鈥渄evastadora鈥 para el falangismo y para los partidos de extrema derecha en general. As铆, mientras esperaban un gran resultado electoral con la coalici贸n AD脩 鈥揷reada para las elecciones europeas de 2019 por FE/La Falange, FE de las JONS, Democracia Nacional y Alternativa Espa帽ola鈥, apenas consiguieron 12.000 votos y, por supuesto, ning煤n eurodiputado. 鈥淟a extrema derecha ha carecido de un l铆der y de una unidad y VOX proporcion贸 eso, por lo que muchos militantes de estos partidos terminaron por votarles鈥, explica el profesor de la URJC.

El falangismo se cuela en las instituciones de la mano de Vox

Los s铆mbolos falangistas son repudiados por una parte importante de la poblaci贸n, que ven en ellos reminiscencias de un pasado fascista y autoritario. De esta forma, los partidos que han enarbolado banderas con yugos y flechas se mueven en el ostracismo desde la Transici贸n. A pesar de ello, a mediados de febrero, la insignia rojinegra falangista acab贸 colgada del despacho de una de las diputadas del Parlamento andaluz.

Se trata de Luz Belinda Rodr铆guez, quien consigui贸 su acta de diputada en las elecciones auton贸micas de 2018 como cabeza de lista de la formaci贸n de Santiago Abascal por la provincia de Almer铆a. Tras denunciar mobbing por parte de algunos compa帽eros de partido, decidi贸 darse de baja de Vox pero mantuvo el esca帽o

En su nueva etapa como diputada no adscrita tiene al jefe nacional de FE de las JONS, Norberto Pico, como asesor. Y en su despacho 鈥揷ompartido con otros diputados鈥 decidi贸 colgar la bandera. Para Madue帽o, la situaci贸n no es nueva y recuerda que el propio Jos茅 Antonio Primo de Rivera gan贸 su esca帽o en el Congreso en 1933 por la provincia de C谩diz bajo el partido Uni贸n Agraria y Ciudadana y, despu茅s, 鈥渦tiliz贸 su posici贸n privilegiada en el congreso como l铆der de Falange鈥, explica.

Los casos de Ortega Smith y Rodr铆guez no son, sin embargo, lo 煤nicos que pueden encontrarse en Vox. Jorge Buxad茅, cabeza de lista de la formaci贸n ultraderechista al Parlamento Europeo en los comicios de 2019, tambi茅n se hab铆a presentado en listas falangistas en los a帽os 90: primero al Parlamento de Catalunya en 1995 como parte de FE de las JONS y en 1996 como parte de Falange Espa帽ola Aut茅ntica al Congreso de los Diputados. En una entrevista en El Mundo, remarc贸 que no se arrepent铆a de su paso por el falangismo, pero s铆 鈥渄e haber sido militante del PP鈥.

Javier Ortega Smith declar谩ndose admirador y seguidor de Jos茅 Antonio Primo de Rivera y de su acci贸n pol铆tica contra los enemigos de Espa帽a.

En el estudio de la Fundaci贸n Rosa Luxemburgo De los Neocon a los Neonazis: la extrema derecha en el Estado espa帽ol se recogen otros casos como el de 脕lvaro Leal Baquero, candidato n煤mero 24 de Vox en Alcal谩 de Henares para las elecciones municipales de 2019, que fue n煤mero 2 de La Falange por Murcia al Congreso de los Diputados, tal y como desvel贸 este medio; o Juan Garc铆a Sentandreu, en su momento militante de Vox e incluso aspirante cabeza de la formaci贸n en Valencia, quien fue candidato de Falange Espa帽ola de las JONS por Valencia en 1982 y se ha visto inmerso en diferentes altercados.

Asimismo, en el estudio se cita el caso de otros excandidatos del partido verde con relaciones falangistas: 鈥淯no de los m谩s pol茅micos fue Fernando Paz, candidato por Albacete, un conocido seudohistoriador que ha participado como tertuliano en varios medios de comunicaci贸n y en diversos actos de grupos neonazis como Alianza Nacional (AN) o la Falange鈥, se explica en el trabajo coordinado por Miquel Ramos. Vox acab贸 prescindiendo de candidato despu茅s de que la Federaci贸n de Comunidades Jud铆as recordase que Paz 鈥渉a calificado de farsa los juicios de N煤remberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de seis millones de jud铆os, ha dejado claras sus sospechas de que los jud铆os no murieron en las c谩maras de gas, sino a manos de los habitantes de Europa del Este y ha negado el origen racista del Holocausto鈥.

A pesar de estos casos, desde Falange Aut茅ntica (FA) defienden que sus diferencias con los afines a Abascal son claras y que no tienen constancia de un trasvase de su militancia hacia la formaci贸n verde: 鈥淰ox es un partido de derecha conservadora, aderezado con un toque social, y nosotros no somos de derecha ni de izquierda鈥, explica el secretario general de los falangistas, Antonio P茅rez Bencomoso. Seg煤n sostiene, Vox 鈥渆s un partido m谩s de este sistema鈥 con el cual pueden tener coincidencias program谩ticas: 鈥淒e la misma manera que tambi茅n podemos tenerla en materia social con partidos de izquierda que est谩n en las ant铆podas de ellos鈥.

Extracto de la p谩gina donde public贸 su art铆culo de gloria a Falange el actual candidato de Vox al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith Molina.

Que el antisemitismo no sea un delito de odio

Tras el acto homenaje a la Divisi贸n Azul en el que una joven con la camisa azul falangista lanz贸 proclamas antisemitas, el portavoz adjunto de Vox en la Asamblea de Madrid, 脥帽igo Henr铆quez de Luna, consider贸 el evento como 鈥渓eg铆timo鈥: 鈥淭ienen todo el derecho del mundo a hacerlo鈥, defendi贸.

No obstante, evit贸 referirse a la investigaci贸n iniciada por la Fiscal铆a de Madrid para tratar de dirimir si existi贸 delito de odio en las soflamas vertidas por la oradora, en las cuales la polic铆a s铆 encuentra indicios delictivos. De acuerdo con el informe policial, la joven neonazi infringi贸 el art铆culo 510 del C贸digo Penal, dirigido a quienes fomenten 鈥渙dio, hostilidad, discriminaci贸n o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por raz贸n de su pertenencia a aqu茅l, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideolog铆a, religi贸n o creencias鈥.

Apenas un mes despu茅s de dicho acto en el que se se帽alaba al jud铆o como 鈥渆l culpable鈥, la formaci贸n ultra ha pedido eliminar la menci贸n que se hace en este art铆culo a los 鈥渕otivos racistas y antisemitas鈥. Lo han hecho en una enmienda presentadas al proyecto de Ley Org谩nica de Protecci贸n Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia y, seg煤n su explicaci贸n, para 鈥渆vitar una redundancia鈥 puesto que el art铆culo ya se refiere a la 鈥渞aza鈥. Para la abogada Nora Rodr铆guez, coautora del informe de la Fundaci贸n Rosa Luxemburgo, este caso, sumado a la utilizaci贸n del art铆culo para proteger a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o incluso a organizaciones neonazis es una perversi贸n del objetivo inicial del tipo delictivo: 芦Es bastante preocupante porque se cre贸 para proteger a grupos vulnerables pero ha acabado por servir a grupos que no lo son鈥.




Fuente: Lamarea.com