October 9, 2021
De parte de Indymedia Argentina
310 puntos de vista


脷ltimamente a les laburantes, en realidad hace varios a帽os ya, especialmente a la gente progresista, se le agita el voto al mal menor como una forma de no 鈥渉acer el juego a la derecha鈥. A les zurdes se les se帽ala cada vez que denuncian las falencias numeros铆simas que tuvo la llamada 鈥渄茅cada ganada鈥 en materia de pol铆tica social, econ贸mica, ambiental, de g茅nero, cultural, educativa, derechos humanos, etc. que 鈥渓e hacen el juego a la derecha鈥.

Esta es la continuaci贸n de la pol铆tica de Nestor de 鈥渁 mi izquierda la pared鈥 en la cual no se admite desde el peronismo ninguna cr铆tica por izquierda. Esta pol铆tica fue esencialmente exitosa, fue la 鈥渄茅cada ganada鈥 para el peronismo en la que pudieron reconstruir su base militante. Primero a partir de crear transversalidades y externalidades al PJ donde sumar a las capas medias urbanas a la militancia pol铆tica (La C谩mpora la experiencia de m谩s larga data y 茅xito despu茅s del aborto de los j贸venes K), al mismo tiempo que crec铆an las alas sindicales alrededor de la CTA Yasky, y en menor medida las propias alas sindicales cgtistas. Esta pol铆tica, de hecho, le hizo el juego a la derecha: a continuaci贸n asumi贸 el macrismo. 驴C贸mo sucedi贸 esto? b谩sicamente era la contraparte del agite de una grieta y una soberbia a prueba de cr铆ticas pol铆ticas, adem谩s del estancamiento econ贸mico posterior a 2011 y de la evidente corrupci贸n que (dig谩moslo) estructuralmente atraviesa a los Estados capitalistas.

Ante la evidencia de haberle hecho el juego a la derecha por no apoyar al manco m谩s que de manera abstracta (鈥渆l candidato es el proyecto?鈥) se volc贸, s铆, el peronismo, a propagandizar la teor铆a de que el pueblo se hab铆a vuelto gorila. Cuando en realidad el voto por cambio y permanencia en las 煤ltimas d茅cadas viene correlacionando fuertemente la apuesta por mantener lo que se tiene o probar algo nuevo. El ejemplo extremo era que las mismas franjas en CABA reeligieran a CFK para el pa铆s y a Macri para su ciudad, como expresi贸n de una mejor situaci贸n econ贸mica hace m谩s de una d茅cada y la intenci贸n de que no se retroceda en ese fr谩gil equilibrio.

驴Por qu茅 las masas no prueban votar a la izquierda y votan juntos por el cambio? Probablemente sea el agite permanente del hist贸rico bipartidismo, donde todo se juega en las elecciones y si esa es nuestra 煤nica posibilidad ciudadana de modificar algo en el Estado m谩s vale apostar a una de las fuerzas que s铆 pueda tener una cantidad de legisladores como para imponer agenda. Tambi茅n la izquierda ha sido arrastrada por un contexto en donde no se observan alternativas al capitalismo dentro de lo pensable. 驴Ingredientes de ingenuidad pol铆tica? Por supuesto, la burgues铆a ha logrado que alguien que revende cosm茅ticos o maneja un remis se sienta un emprendedor, un potencial Jeff Bezos.

Tras la crisis del 2001 muchos analistas se preocupaban sobre la posible desaparici贸n del peronismo (ya que la UCR parec铆a haber desaparecido y el Frente Kirchnerista era transversal y no utilizaba la simbolog铆a pejotista). Sin embargo, pasito a pasito se aprovech贸 el crecimiento -montado sobre las divisas de la exportaci贸n de soja transg茅nica- para repartir algunas migajas en pol铆ticas progresistas por las que se ven铆a luchando desde los 90, anexando a todo aquel movimiento, partido o grupo que no tuviera un horizonte de ruptura con el sistema capitalista. O incluso al PC y al PCR que formalmente lo ten铆an鈥.. Esto se logr贸 manejando el aparato del Estado y los sindicatos, repartiendo cargos y fondos. Algo que les volvi贸 en forma de la cr铆tica a los 鈥渃horiplaneros鈥. Del otro lado de la grieta fueron muy h谩biles en ocultar que su estrategia de crecimiento era exactamente la misma. 

Es que esa es la esencia de la democracia burguesa. Mostrarnos que somos libres de elegir a una u otra fuerza para que nos represente, cuando en realidad no elegimos nada. Nuestra libertad es la libertad de cagarnos de hambre si no seguimos las leyes del mercado.

Se invirtieron en las 煤ltimas d茅cadas todos los esfuerzos desde el Estado y las escuelas para inculcarnos el respeto a la sagrada democracia que, y esto es cierto, reconquistamos saliendo a la calle contra la dictadura. Esta pol铆tica encierra el truco reaccionario de no dejarnos pensar m谩s all谩 y caer v铆ctimas de una real politik donde como clase laburante no podemos ser m谩s que peones. A esto le llamamos la pol铆tica de 鈥渞eacci贸n democr谩tica鈥 que acompa帽贸 el avance neoliberal sobre nuestros derechos, que a煤n contin煤a, y que en realidad es la instrumentalizaci贸n de los planes de la burgues铆a m谩s concentrada del mundo: Argentina es para la divisi贸n internacional del trabajo social un simple pa铆s tercer mundista, hasta ahora granero del mundo, por qu茅 no el pr贸ximo matadero del mundo (despu茅s de todo ya lo fuimos a principios del siglo XIX con vacas en lugar de cerdos). 脷ltimamente somos muy prometedores en materia minera al ser parte de una de las reservas de litio del mundo. A Elon Musk le gusta esto. Eso y mucho oro mezclado con minerales m谩s raros (uranio, thorio, etc) que gracias al patilludo se pueden llevar por mineraloductos que van directo al puerto San Lorenzo. Aquel viejo mapa de los trenes del modelo agroexportador fundado por la generaci贸n del 80, saliendo la riqueza por Buenos Aires, hoy es el mapa de rutas del pa铆s, y particularmente de la hidrov铆a Paran谩.

Sobre esa base extractivista, los gobiernos del turno tienen cierta mu帽eca para construir pol铆ticas que beneficien de diferente manera a diferentes sectores de la poblaci贸n que puedan votarles. Cierta mu帽eca, mientras paguen al FMI.

Por eso, ning煤n gobierno progresista va a dejar de pagarle al FMI, ni mucho menos cuestionar las pol铆ticas extractivistas. Se juegan a fondo a defender la miner铆a aunque pierdan votos, no se van a meter a cuestionar la autorregulaci贸n que los capitales internacionales hacen de la hidrov铆a Paran谩 (aunque podr铆a ser una gran fuente de ingresos al Estado), y de hecho van a traer al Chaco las f谩bricas porcinas que arriesgan generar pandemias y contaminar los cursos de agua cercanos a la hidrov铆a.

En este marco, siendo que la gente no come vidrio cunde la desesperanza y el impresionismo. Los medios distraen y permiten tener distracciones triviales ante una pol铆tica cada vez m谩s vac铆a de contenido.

Mientras tanto el gobierno lee un corrimiento a la derecha o quiz谩s un agotamiento de su mu帽eca progresista y mete a Manzur como jefe de gabinete nacional y a Anibal Fernandez como ministro de seguridad. Mete a estas figuras de derecha para volver a crecer en votos y no hacerle el juego a la derecha (驴?). As铆 el peronismo se saca la careta K progre y se muestra como la fuerza burguesa que es. Muestra tambi茅n que se dispone a retomar la militancia territorial desde las unidades b谩sicas de todo el pa铆s haciendo un reparto de cargos que equilibra las fuerzas reales a su interna (as铆 Insaurralde sube como jefe de gabinete de Kicillof). El peronismo militante festeja. Mucho militante de la C谩mpora est谩 teniendo lecciones apresuradas de pragmatismo pol铆tico. Pasados dos a帽os de la campa帽a de afiliaci贸n al PJ se cierra el ciclo de capitalizaci贸n pol铆tica iniciado con la 鈥渄茅cada ganada鈥.  Est谩 en disputa si el discurso de 鈥渉acerle el juego a la derecha鈥 le puede cerrar a alguien m谩s y servir realmente para recuperar votos.

Hay un debate ideol贸gico en curso. del que debemos ser parte y bien en el fondo es el debate sobre los l铆mites del capitalismo. Tiene la almohada de la grieta y los medios hegem贸nicos encima pero debemos recuperar la iniciativa de darlo en todos los lugares de trabajo, con vecines, compa帽eres de todo tipo de organizaci贸n o movimiento. Quienes ya pasamos por el 2001 sabemos que el 鈥渜ue se vayan todos鈥 no sirve sin un proyecto de poder popular anticapitalista. 

Esto es lo que est谩 por debajo del rechazo #ManzurNO que est谩n impulsando los sectores m谩s potables del movimiento de mujeres, por supuesto minoritarios. El movimiento est谩 disminuido a su activismo y en ese activismo, gran parte es K. La apuesta de las militantas pejotistas m谩s leales es mandar a casa al movimiento y emplear a las m谩s voluntaristas como funcionarias de alg煤n observatorio estatal que observe la vulneraci贸n de derechos palpables que tipos como Manzur encubren en el cotidiano. Aqu铆 est谩 la l铆nea de corte que puede hacer dar un paso adelante al movimiento de mujeres y disidencias hacia posiciones no solo antipatriarcales sino tambi茅n anticapitalistas. Criticar al feminismo en abstracto no sirve para nada, hay que bajar al llano y dar el debate contra las que le hacen pu帽ito simp谩tico a Manzur y nos invitan a tragarnos un sapo de derecha para no hacerle el juego a la derecha.

A una derecha fantasm谩tica que ya parece monstruo de Scooby Do. 驴Y qui茅n est谩 atr谩s? Justamente la reacci贸n democr谩tica. La noci贸n de que en este sistema hay que agachar la cabeza. Un discurso que no es solo discurso, tambi茅n es amenaza de proscripci贸n y p茅rdida de rentas estatales a la izquierda parlamentaria, que por eso modera sus discursos y juicios por terrorismo a las asambleas que luchan en diferentes provincias contra el extractivismo y que a un as铆 siguen cortando rutas.

Y aqu铆 el problema no es solo a qui茅n le cierra qu茅 discurso. Por supuesto que es important铆simo debatir con todes les compa帽eres que podamos. Sobre todo porque despu茅s de que importantes capas urbanas medias hemos reducido nuestro contacto presencial al m铆nimo por la pandemia, nuestras propias habilidades sociales han sido afectadas. Subsisten fobias sociales (totalmente entendibles dado que a煤n no sabemos si podr铆a impactar la cepa delta), y hay poco resto emocional para lidiar con discusiones fuertes. Recordemos que en esto fueron expertas ambas fuerzas burguesas: en generar una grieta que castre todo debate pol铆tico real en el seno de la clase trabajadora. Eso tambi茅n hay que ponerlo sobre la mesa.

Pero el problema no es solo a qui茅n le cierra qu茅 discurso, porque la pol铆tica se dirime con sujetos sociales de carne y hueso, en la calle. Solo as铆 se gan贸 el aborto legal en plena pandemia, o se posterg贸 la reforma laboral en pleno macrismo. Y esos sujetos no se construyen (solo) con hashtags. Esto lo ve gran parte del activismo que se volc贸 a una nueva temporada de marchas por variedad de consignas. Muy significativas la de rechazo al FMI y la huelga internacional clim谩tica en tanto interpelaron a gran variedad de sectores. En particular la 煤ltima incluy贸 a La C谩mpora, y juventudes del PRO y de la UCR lav谩ndose la cara mientras sus dirigentes les dicen ambientalistas falopa a quienes desarrollan l铆neas pol铆ticas y planes de lucha en relaci贸n a tem谩ticas concretas. Un techo baj铆simo lo que pueden dar en materia ambiental pero expresi贸n de que tambi茅n opinan que sus bases necesitan una pol铆tica identitaria en la calle que les contenga de sumarse a causas m谩s justas que est谩n comenzando a salir a la calle.

Y no dejemos de mencionar que esto lo lee el gobierno al poner a Anibal Fernandez asesino de Dar铆o y Maxi como ministro de seguridad, d谩ndose besitos de macho peroncho con Berni. Preveen un pol铆tica antipiquetes que enorgullecer铆a a Pato Bullrich, pero en vez de anunciarla con bombos y platillos, como lo har铆a la susodicha, la van a ir aplicando a la medida que la coyuntura lo requiera.

Para avanzar en un horizonte comunista solo podemos hacerlo construyendo fuerza popular en la calle. Hace falta expresar en nuestras movilizaciones el No a Manzur, el no al extractivismo, el no a la creciente precarizaci贸n laboral que afecta a cientos de miles de personas que requieren de un nuevo IFE para llegar a diciembre y a miles de j贸venes e incluso infancias que salieron a trabajar en negro para ayudar a pagar la olla. Pero sobre todo hace falta el debate pol铆tico cotidiano que nos permita profundizar en c贸mo el extractivismo, el ajuste del FMI, la vulneraci贸n de los derechos de mujeres y disidencias, la precarizaci贸n laboral, el gatillo f谩cil,  la persecuci贸n a ambientalistas, la expulsi贸n de pueblos originarios de sus tierras, etc., son todas expresiones de un mismo sistema, capitalista patriarcal que debemos derrotar.

Horizonte Comunista




Fuente: Argentina.indymedia.org