November 9, 2020
De parte de La Tarcoteca Contrainfo
183 puntos de vista


Cuando
las
posibilidades
de
acumulaci贸n
disminuyen
el
capital
infiltra
sectores
que
le
den
esa
peque帽a
ventaja
competitiva
frente
a
sus
rivales.
Es
as铆
cuando
se
entrelaza
con
lo
pol铆tico
y
lo
militar.
Fascismo:
cuando
el
capital
se
realiza
por
otros
medios.

_______

Fuente
 Fascismo
Siglo-XXI
o
Nueva
Civilizaci贸n
Pos-capitalista
 27/10/2020
por Wim
Dierckxsens
,
v铆a
 la
haine
 Fragmento
de
art铆culo


El
impacto
del
Fascismo
del
Siglo
XX
(1900-1999)
 sobre
el
desarrollo
de
la
vida
contempor谩nea
ha
sido
de
una
significaci贸n
de
importancia
tal,
que
los
estudios
rigurosos
del
fen贸meno
(pol铆tico,
cultural,
etc.)
y
el
inter茅s
en
茅ste
no
pueden
dejarlo
de
lado,
pese
a
que
algunos
lo
dan
como
鈥渢ema鈥
finalizado
con
la
Segunda
Guerra
Mundial
y
otros
lo
circunscriben
a
la
鈥渄errota鈥
de
la
Alemania
Nazi
en
1933/1944.
El
Fascismo
expresa,
primero
la
fractura
en
el
poder
financiero
internacional
propio
del
desigual
desarrollo
de
sus
fracciones-actores.
Luego
expresa
y
da
cuenta
de
la
lucha
entre
estas
fracciones
del
poder
financiero
(Ej.:
Capital
Financiero:
Global,
Continental
y
Local).
Da
cuenta
de
la
lucha
entre
fracciones-actores
de
diferente
escala-cualidad
en
diferente
situaci贸n
(Ascenso
o
Declive
estrat茅gico;
Con
Iniciativa
en
el
avance
o
de
repliegue
t谩ctica
o
con
Perdida
de
Iniciativa
t谩ctica
en
el
retroceso
o
perdida
de
terreno
e
instrumentos)
o
en
sus
distintas
personificaciones
o
谩mbitos
de
la
realidad
(ej.:
Econ贸mica,
Pol铆tica,
Ideol贸gico-Cultural,
T茅cnico-militar,
Estrat茅gico
Integral
Comunicacional). 

Esta
integralidad
y
complejidad
del
abordaje
del
fascismo,
en
tanto
que
relaci贸n
de
producci贸n
de
poder
entre
los
actores
del
poder
financiero
capitalista
nos
obliga
a
guardar
los
recaudos
de
la
complejidad
del
tema
y
de
lo
cr铆tico
del
problema
de
dar-cuenta
del
estado
del
poder.
Abordar
el
tema-problema
del
Fascismo
(del
Siglo
XX

Siglo
XXI)
requiere
empezar
por
dar
cuenta
de
la
relaci贸n
de
producci贸n
de
poder
inter
(entre)
fracciones
del
poder
financiero,
entre
la
fracci贸n-actor
financiero
que
entra
en
la
etapa
de
ascenso
(Globalista
Unipolar)
y
la
que
entra
en
etapa
de
declive
estrat茅gico
(Continentalismo
Unipolar
norteamericano)
en
el
periodo
especifico
de
tiempo/espacio
hist贸rico
que
se
caracteriza
por
la
crisis
sist茅mica
del
capitalismo,
en
condiciones
de
鈥渃a铆da鈥
o
鈥減erestroika鈥
norteamericana
(septiembre
2019)
por
la
implosi贸n
que
implica
la
鈥済uerra鈥
entre
los
tres
actores
financieros
en
Estados
Unidos
(Oligarqu铆a
Globalista
vs
la
Continentalistas
y
Localista)
y,
el
modo
y
formas
que
asume
en
las
luchas
callejeras
en
cada
estado
y
en
las
pujas
de
c煤pula.
Es
importante
entender
que
la
oligarqu铆a
Globalista
tambi茅n
est谩
presente
en
la
crisis
y
pujas
de
poder
en
la
crisis
de
Alemania
y
en
Francia;
Con
Bielorrusia
en
Polonia-Ucrania-Lituania-etc.;
en
la
crisis
de
Taiwan,
etc. 

Haciendo
historia,
se
puede
observar
que
el
llamado
鈥淪indicalismo
Revolucionario鈥
se
manifiesta,
en
el
plano
ideol贸gico-cultural
y
pr谩cticopol铆tico,
en
sus
elementos
principales,
antes
de
la
Primera
Guerra
Mundial
y
de
la
Revoluci贸n
Sovi茅tica
de
1917.
Teniendo
presente
que
la
Rusia
Zarista
ingresa
a
la
guerra
de
1914-18
en
el
lado
de
la
Triple
Alianza
alada
con
Alemania
y
enfrentada
a
los
intereses
financieros
ingleses
en
la
city
de
Londres.
Cuyos
grandes
bancos
y
capitales
ten铆an
un
poder
creciente
y
disputaban
el
gobierno
de
Rusia
a
los
intereses
y
programa
que
expresaba
el
Zarismo.
Jap贸n
como
potencia
industrial
en
ascenso
confrontaba
directamente
con
Rusia
desde
la
guerra
RusoJaponesa
de
1905
donde
triunfo
de
Jap贸n,
en
su
proceso
de
potencia
en
ascenso
lo
situada
del
lado
contrario
a
la
Rusia
zarista. 

Seg煤n
la
lectura
cl谩sica
acerca
del
Fascismo
de
Siglo
XX,
AlemaniaAustria-Hungr铆a,
Italia
y
Rusia
eran
fascistas.
Mientras,
InglaterraFrancia-EEUU-
eran
鈥渄emocr谩ticos鈥
claro
que
observado
desde
los
鈥渃omunicadores鈥
pro-brit谩nicos.
Pero
observando
profundamente,
en
cada
pa铆s
se
desarrollaba
la
nueva
relaci贸n
de
producci贸n
de
poder
que
expresaba
el
capital
financiero
en
ascenso
y
el
gran
capital
industrial
en
declive,
y
la
crisis
que
planteaba
a
su
paso. 

Esto
que
era
pol铆ticamente
claro
en
cada
pa铆s
como
luchas
pol铆ticas,
se
expresaba
claramente
hacia
el
exterior
en
la
relaci贸n
entre
gobiernos
de
pa铆ses-potencia
como
guerra
pol铆tico-militar.
En
la
guerra
entre
la
Alemania
financiero-industrialista
en
ascenso
y
la
Inglaterra
financierarent铆stica
en
declive
de
modo
principal.
Este
conflicto
se
desplegaba
al
interior
de
Inglaterra
y
de
Alemania
a
trav茅s
de
los
capitales
invertidos
de
cada
actor
estrat茅gico.
As铆
se
manifiesta
que
la
relaci贸n
social
de
producci贸n
de
poder
y
Fascista
es
la

transici贸n
del
momento
pol铆tico
al
momento
cuando
se
impone
como
terreno
lo
militar
en
la
relaci贸n
entre
pa铆ses-potencias
o
entre
fracciones

econ贸mico-pol铆ticas
al
interior
de
cada
naci贸n.
Este


proceso
de
subordinar
lo
pol铆tico
a
lo
militar
es
la
caracter铆stica
propia
del
fascismo

como
relaci贸n
de
producci贸n
que
busca
poder
anular
las
contradicciones
y
su
expresi贸n
en
las
luchas
pol铆ticas
nacionales
e
internacionales.
Porque
se
relaciona
con
el
momento
en
que
el
capital
financieros
(con
sus
grupos
econ贸micos,
multinacionales
o
transnacionales)
pasan
a
imponerle
a
las
naciones
su
condici贸n
de
naciones
vasallos,
estados
fallidos,
semicolonial
u
otras
formas
de
dependencia
a
quien
pasa
a
exportar
capitales
a
quien
debe
permitir
ser
ocupado,
para
que
se
desarrolle
solo
la
producci贸n
de
materias
primarias
y
los
bienes
de
valor
agregado
estrat茅gico
provienen
de
la
potencia
que
ocupa. 

Por
ello
tambi茅n
es
posible
trazar
en
forma
inequ铆voca
la
relaci贸n
ideol贸gica
entre
Sindicalismo
Revolucionario
y
el
Fascismo
como
resultante
de
la
puja
entre
fracciones
de
capital
financiero
en
su
momento
de
internacionalizaci贸n
a
partir
de
la
crisis
financiera
de
1890-
1918
en
Europa.
Que
empieza
con
crisis
financiera
de
1880/90
y
concluye
al
final
de
la
primera
guerra
mundial
-1918-
alineada
alrededor
del
enfrentamiento
militar
entre
la
Inglaterra
del
capital
financiero
rentista
en
declive
y
la
Alemania
del
capital
financiero
productivo
en
ascenso.
La
Triple
Entente,
que
acaba
ganando
la
guerra,
El
Reino
Unido,
Francia
y
Rusia
fueron
los
tres
ejes
fundamentales
de
la
coalici贸n.
La
Francia
financiera
con
el
objetivo
de
recuperar
Alsacia-Lorena
perdida
en
1870.
Mientras
la
Rusia
Zarista,
en
el
proceso
de
la
Revoluci贸n
Rusa
de
1914-17
fue
debilitada
en
su
apoyo
a
Alemania,
lo
cual
beneficio
a
Inglaterra,
Estados
Unidos
y
Jap贸n. 

A
partir
de
las
pr谩cticas
pol铆ticas
del
Sindicalismo
Revolucionario,
se
desarrolla
un
nuevo
estilo
pol铆tico:
elitista,
voluntarista
y
de
acci贸n
directa
que
m谩s
adelante
se
articular铆a
con
la
鈥渧iolencia鈥
fascista
que
necesita
la
relaci贸n
de
producci贸n
de
poder
financiero.
Se
trata
de
dos
d茅cadas
en
las
que
el
proceso
de
construcci贸n
nacional
de
Italia
enfrenta
todos
los
problemas
heredados
del
Risorgimento,
resumidos
en
la
famosa
frase:
芦Hemos
creado
Italia,
ahora
hay
que
crear
a
los
italianos
s煤bditos禄. 


Fascismo
del
S.XXI

Hoy,
un
siglo
m谩s
tarde,
podemos
decir:

麓Hemos
creado
la
globalizaci贸n
y
ahora
hay
que
crear
sus
s煤bditos麓. 
Lo
cual
conlleva
la
misi贸n
que
los
ciudadanos
nacionales
deban
dejar
de
serlo
de
sus
naciones
y
pasar
a
ser
s煤bditos
del
estado
global.
Por
lo
tanto,
las
naciones
tambi茅n
deben
dejar
de
serlo
y
ser
trasformadas
en
localismos,
a
cargo
de
un
banco
central,
de
la
red
del
unipolarismo
global. 

La
creaci贸n
de
la
identidad
de
麓Estado
Naci贸n麓
(Italia)
se
forma
en
medio
de
las
resistencias
regionales
y
en
el
siglo
XXI
la
creaci贸n
del
麓Estado
Global麓
por
sobre
y
negando
las
naciones
se
forma
en
medio
de
las
resistencias
de
los
intereses
nacionales
y
en
defensa
de
la
Naci贸n.
Estas
煤ltimas
resistencias
nacionalistas
err贸neamente
son
llamadas
fascistas
por
los
globalistas. 

En
realidad
el
fascismo
del
siglo
XXI,
en
tanto
militarizaci贸n
de
las
relaciones
de
poder,
se
hace
presente
para
poder
subordinar
y
negar
la
pol铆tica
como
谩mbito
propio
de
las
relaciones
de
poder,
para
negar
al
Pueblo
y
las
mayor铆as
populares,
productoras
de
la
econom铆a
real,
como
actor
pol铆tico.
Que
no
puedan
constituirse
en
actor
estrat茅gico
de
la
construcci贸n
de
realidad
y
puedan
ser
reducidas
a
base
de
maniobra
o
de
choque
de
la
oligarqu铆a
financiera
transnacional
en
su
heterogeneidad,
el
verdadero
sujeto
del
fascismo.
La
lucha/guerra
estrat茅gica
al
interior
de
la
oligarqu铆a
financiera
transnacional,
entre
Globalistas
versus
los
Continentalistas
norteamericanos/brit谩nicos/franceses/alemanes/japoneses,
que
no
son
dos
bandos
homog茅neos,
鈥渇luidamente鈥
cohesionados
y
coordinados
sin
contradicciones
a
su
interior,
es
la
que
marca
el
tiempo
y
el
modo
de
la
puja
de
poder
entre
ambas
fracciones
olig谩rquicas
financieras
y
al
interior
de
cada
una
de
ellas.
Y
esto
fuerza
que
una
fracci贸n
u
otra
tienda
a
llevar
la
lucha
al
terreno
militar,
la
militarizaci贸n
de
las
relaciones
de
poder,
y
la
opuesta
pretenda
llevarlo
al
terreno
de
la
guerra
financiera
de
las
relaciones
de
poder. 

Por
ello
el
otro
actor
estrat茅gico,
el
que
se
constituye
desde
dentro
y
se
desarrollara
por
fuera
del
poder
financiero
unipolar
puede
ser
la
salida,
de
este
escenario
de
empate
financiero
transnacional,
proponiendo
y
conduciendo
a
un
escenario
de
econom铆a
real
y
cultural
de
paz
que
se
plantee
como
una
multipolaridad
poliedrica
de
naciones
unidas
en
lo
universal/pluriversal,
como
dialogo
de
civilizaciones
pol铆tico-cultural
en
el
terreno
de
la
Paz,
que
es
el
terreno
de
la
grandes
mayor铆as
de
pueblos,
de
la
producci贸n,
del
trabajo
y
de
la
Paz. 

Por
ello


es
importante
observar
que
en
realidad
en
Estados
Unidos
son
las
fuerzas
como
Antifa
las
que
han
sido
reducidas
a
base
de
maniobra
de
la
oligarqu铆a
globalista
unipolar
financiera
y
reducidas
a
ser
renombradas
como
los
fascistas
del
Siglo
XXI
,
en
tanto
ap茅ndice,
base
de
maniobras
y
grupo
de
choque
del
Unipolarismo
Financiero
Transnacional.
Se
han
convencido
de
que
llamar
fascistas
a
“antifa”
significar铆a
que
son
los
buenos,
los
que
est谩n
del
鈥渓ado
bueno鈥
porque
malos
son
los
que
鈥渆llos鈥
nombran/escrachan
estigmatizando
a
trav茅s
de
sus
plataformas
de
comunicaci贸n/inculcaci贸n
que
infunde/infiltra/estampa
el
sentido
cultural
de
fascistas.
Hitler
y
Mussolini,
pensaron
en
el
siglo
XX
que
hab铆a
un
camino
a
seguir
hacia
una
sociedad
m谩s
grande,
una
naci贸n
m谩s
perfecta,
de
justicia
y
progreso.
Los
actores
financieros
globales
(de
la
inteligencia
artificial
de
los
Big-Five)
son
los
auto-proclamados
l铆deres
del
siglo
XXI
y
piensan
igual
que
aquellos
del
Siglo
XX.
Consideran
tambi茅n
que
su
鈥済ran鈥
sabidur铆a
e
intelecto
les
da
derecho
y,
por
lo
tanto,
el
deber
de
鈥渄ecirles鈥
e
imponerles
virtualmente
a
las
鈥渕asas
ignorantes鈥
c贸mo
vivir,
qu茅
consumir
y
qu茅
votar. 

El
4
de
octubre,
un
grupo
de
cient铆ficos
de
Oxford,
Harvard,
Stanford
y
otras
distinguidas
instituciones
acad茅micas
de
todo
el
mundo
publicaron
la
Gran
Declaraci贸n
de
Barrington
,
una
breve
declaraci贸n
que
ofrece
un
enfoque
alternativo
de
pol铆tica
p煤blica.
En
lugar
de
exigir
el
cierre
de
negocios,
plantean
que
se
deben
levantar
los
bloqueos
y
se
debe
implementar
un
cambio
a
la
“protecci贸n
focalizada”.
Los
recursos
deben
enfocarse
para
proteger
a
los
vulnerables
(ancianos
y
aquellos
con
factores
de
riesgo
designados
por
los
CDC).
Deber铆a
permitirse
que
la
poblaci贸n
joven
y
sana
viva
鈥渘ormalmente鈥,
con
la
esperanza
de
que,
con
el
tiempo,
adquirieran
inmunidad.
Robert
F.
Kennedy
Jr.
es
uno
de
los
personajes
que
lo
suscribe
plenamente
como
ya
vimos
en
nuestro
art铆culo
anterior7

Los
autores,
incluyendo
a
Kennedy,
son
silenciados
por
los
grandes
medios
y
el
apoyo
popular
al
mismo
es
boicoteado.
El
s谩bado
10
de
octubre
se
convocaron
manifestaciones
en
apoyo
a
la
Gran
Declaraci贸n
de
Barrington
en
las
grandes
ciudades
de
Europa.
El
viernes
9
en
Berl铆n,
Londres,
Paris,
Madrid,
etc.
anunciaron
un
nuevo
confinamiento
ante
la
segunda
ola
del
Covid-19.
En
el
Reino
Unido,
el
alcalde
de
Londres,
Sadiq
Khan,
dijo
que
era
“inevitable”
volver
al
estado
de
‘encierro’
en
la
ciudad.
El
sinsentido
del
argumento
salta
a
la
vista
en
el
Gr谩fico
N掳4
abajo,
mostrando
que
la
tasa
de
infecci贸n
de
Londres
est谩
por
abajo
del
norte
de
Inglaterra
y
por
un
margen
bien
considerable. 

Gr谩fico
N掳4:
La
segunda
ola
de
Covid-19
en
ciudades
de
Reino
Unido
Agosto-Ocubre
2020

Estos
globalistas
saben
que
los
hechos
y
la
ciencia
no
est谩n
de
su
lado
y
ahora
quieren
ganar
no
solo
mintiendo,
sino
tambi茅n
callando
por
el
s贸lo
hecho
de
llamarlos
鈥渇ascistas鈥.
Antifa,
es
solo
un
instrumento
de
las
fuerzas
globalistas
para
evitar
que
aquellas
fuerzas
que
defienden
el
Estado-Naci贸n,
puedan
reconstruir
consolidar
todas
sus
capacidades
y
fuerzas
nuevamente
ahora
como
comunidad
de
naciones
unidas
en
lo
pluriversal.
Por
ello
es
que,
las
transnacionales
globalistas
angloholandesas
actual
violentando
todos
los
valores
culturales
y
realidades
nacionales
con
mucha
violencia.
Al
igual
que
las
fuerzas
fascistas
del
siglo
XX
vienen
de
la
鈥渘ueva
izquierda鈥,
es
decir
un
movimiento
fascista
del
siglo
XXI,
que
prepara
el
camino
para
el
Estado
Global
Totalitario.
La
eventual
nueva
victoria
de
Trump,
sin
embargo,
es
una
derrota
para
las
fuerzas
globalistas
y
probablemente
para
el
fascismo
del
siglo
XXI.
_____________
7
El
futuro
incierto
del
partido
dem贸crata
luego
de
las
elecciones:
Elecciones
en
Estados
Unidos
2020.
Wim
Dierckxsens,
Walter
Formento,
15/09/2020.
https://www.alainet.org/es/articulo/208891



Fuente: Tarcoteca.blogspot.com