August 13, 2022
De parte de Nodo50
91 puntos de vista

La misi贸n Gelbard a Cuba signific贸 un acto pleno de soberan铆a del gobierno argentino y el comienzo del fin del bloqueo econ贸mico a la isla. Los periodistas que acompa帽aron a la delegaci贸n argentina 鈥攃uya estad铆a se prolong贸 del 24 al 28 de febrero pasado鈥 tuvieron la posibilidad de conocer, en un par de conversaciones informales, los puntos de vista de Fidel Castro sobre diversos temas. La versi贸n textual de una de esas conversaciones se publica en estas p谩ginas por primera vez. La otra ir谩 en el pr贸ximo n煤mero. 

Participaron del encuentro: Celso Casti帽eiras de Dios (La Raz贸n) – Juan Carlos Alga帽araz (Clar铆n) – Ireneo Villarruel (Canal 13) – Juli谩n Jos茅 Delgado (Mercado) – Ernesto E. Kaiser (La Opini贸n) – Eduardo Bonelli (La Naci贸n) – Juan Carlos Gaillard (El Cronista Comercial) – Andr茅s Vallesteros (T茅lam) –  Marcelo Soria, Juan Jos茅 Motta, Ana Mar铆a Amado (Canal 7) – Marcos 脕lvarez (Cr贸nica) – Roberto Quiroga (S铆ntesis) – Cora Raoi (Noticias) – Dardo C煤neo (Econom铆a) – Alberto Gabrielli (Competencia) – Jos茅 Mar铆a Pasquini (Canal 9) – Santo Biassatti (Canal 11) – Primitivo Cormill贸n (Radio Rivadavia) – Jos茅 Garc铆a (Radio Belgrano)

Comandante, usted ha dicho que la crisis del petr贸leo al principio fue bastante conveniente para Estados Unidos. 驴Podr铆a ampliar esa concepto?

鈥擡n determinado momento, los Estados Unidos, cuando ten铆an problemas con la balanza de pagos, y cuando ten铆a d茅ficit comercial grande, en todo ese per铆odo, se vieron obligados a no hacer convertible el d贸lar en oro. En ese momento, Estados Unidos trataba de resolver sus propios problemas y ve铆a con simpat铆a el incremento del precio del petr贸leo, porque a juicio de ellos eso les facilitaba poder competir con sus dos grandes adversarios en el mundo capitalista, que eran Europa Occidental y Jap贸n. Esto fue antes de la crisis del Medio Oriente. Claro que despu茅s de la crisis del Medio Oriente, los precios subieron de tal forma que fue un problema para todo al mundo, incluso para ellos. Ahora, hay que tener en cuenta por qu茅 ellos se quejan de que los europeos no hicieron un frente unido: en realidad, los otros pa铆ses tambi茅n estaban respondiendo a la realidad que Estados Unidos practic贸 en esto de la energ茅tica: una pol铆tica que le conven铆a a sus propios intereses. Eso por un lado. Ahora la situaci贸n es diferente, pero aun as铆 Estados Unidos est谩n en mejores condiciones de afrontar la crisis energ茅tica que Jap贸n y que Europa, porque Jap贸n importa el 99 por ciento de las energ铆as que consume y Europa importa alrededor del 90 por ciento y Estados Unidos importan 煤nicamente el petr贸leo, que son de 5 a 6 millones de barriles diarios, esa es la importaci贸n tradicional de Estados Unidos, para una producci贸n propia de 11 a 12 millones de barriles, a lo cual hay que a帽adir la producci贸n de carb贸n que ellos tienen, el gas que tienen y adem谩s la energ铆a hidr谩ulica, porque ellos desarrollaron con bastante anterioridad casi todos sus recursos hidr谩ulicos. Tienen la mayor reserva del mundo de carb贸n, de modo que ellos t谩cticamente pierden con esa crisis; estrat茅gicamente, ganan nacionalmente. Es decir, que la econom铆a norteamericana todav铆a resiste esta crisis, no obstante su sociedad de consumo y no obstante el hecho de que Estados Unidos tienen mucha culpa en esta crisis energ茅tica, porque ellos podr谩n autoabastecerse de combustible. Pero hay que ver si el mundo occidental resiste: esa es la cuesti贸n.

autos 

Acabamos de escuchar por onda corta que Estados Unidos no tienen inconveniente en que las empresas transnacionales que tienen sucursales en Argentina comercien con Cuba.

鈥擸o siempre ten铆a entendido que el permiso para que las empresas argentinas le vendieran a Cuba, no ten铆a que darlo Estados Unidos.

No, no es un permiso. Lo han dicho los Estados Unidos, pero la Argentina ha dicho que no necesitaba ning煤n permiso.

鈥擭osotros hemos estado muy tranquilos en ese sentido. Yo creo que en ese problema lo primero que hay que analizar es esto: 驴qui茅n debe decidir esa cuesti贸n? 驴El pa铆s donde operan las empresas, o el pa铆s donde est谩n las casas? Es un problema de soberan铆a lo que se discute.

La Argentina tom贸 la decisi贸n primero, y los Estados Unidos la aceptaron ahora.

鈥擜 mi juicio, no ten铆an otra alternativa que aceptarla. De todos modos, no les vamos a dar ningunas gracias por eso. Lo que nosotros entendemos es que es el gobierno argentino quien decid铆a, y sab铆amos que el gobierno argentino estaba decidido a que se cumpliera la ley argentina. Es un principio del fin del bloqueo, s铆; es una fuerte grieta en el bloqueo. Digamos que si no se hubieran producido estas operaciones con Argentina, no se habr铆a producido -s铆, es verdad- esa declaraci贸n. Fueron precisamente las relaciones econ贸micas con la Argentina, es decir, el proceso de cambio mismo, el que los coloc贸 a ellos en la disyuntiva de tener que tomar una decisi贸n. Nosotros no nos confundimos con eso: nosotros sabemos que no es resultado de una pol铆tica de buena voluntad de los Estados Unidos, sabemos que es una pol铆tica sin alternativas para Estados Unidos.

bloqueo 

驴Usted cree que esto podr铆a estar entroncado con la necesidad de las empresas multinacionales de acceder a los mercados de los pa铆ses socialistas, digamos, algo que justificar铆a tambi茅n la apertura de los Estados Unidos hacia China?

鈥擜hora le voy a decir. Este problema ha tenido mucha importancia, porque ahora hay que ver cu谩l es la actitud que asumen las empresas multinacionales, las empresas norteamericanas que tienen sus industrias, sus propiedades industriales en Europa, en Jap贸n y en muchos otros pa铆ses. Puesto que hay que ver ahora si es que las dem谩s empresas van a ser sometidas a un r茅gimen todav铆a de excepci贸n, puesto que jam谩s ninguna empresa norteamericana nos vendi贸 a nosotros nada, as铆 que hay que tener en cuenta que 茅ste ha sido un bloqueo total y que donde quiera que haya habido una empresa norteamericana, en cualquier parte del mundo, esa empresa no nos vend铆a, porque ninguna de ellas era capaz de vender sin autorizaci贸n del Departamento de Estado, y el Departamento de Estado no les daba autorizaci贸n. Lo que pasa es que en ning煤n caso anterior se hab铆an visto en una situaci贸n politica como la de la Argentina, porque negar el permiso en este momento habr铆a constituido un desaf铆o muy fuerte y muy grande a la soberan铆a de Argentina. Digamos que es la primera vez que se presenta esta situaci贸n en que un pa铆s con una actitud pol铆tica toma una decisi贸n por la que las empresas se ven en la necesidad de acatar la pol铆tica del Departamento de Estado o acatar la pol铆tica del pa铆s donde residen, es la primera vez que se presenta esta situaci贸n. Hasta ahora no se hab铆a presentado en ning煤n otro pa铆s. En definitiva, los pa铆ses europeos nunca hicieron de la soberan铆a una cuesti贸n de honor, y aceptaban el principio establecido por el Departamento de Estado. Pero ahora los gobiernos de Europa tendr谩n que decidir, y las empresas que est谩n all铆 obedecen a la ley nacional, a la pol铆tica nacional del gobierno, o a la pol铆tica del Departamento de Estado. 

la OEA

驴Qu茅 cambio de actitud cree que el convenio puede provocar en la OEA?

鈥擡n la OEA no se producir谩n cambios fundamentales mientras no se produzcan cambios internos en los paises que la integran. 驴Qu茅 vamos a esperar de Brasil? 驴Qu茅 vamos a esperar de Bolivia? 驴Qu茅 vamos a esperar del Uruguay? 驴Qu茅 vamos a esperar de Chile? Los Estados Unidos, cuando establecieron en la OEA su pol铆tica de bloqueo a Cuba, pusieron incluso el requisito de que se necesitaban dos tercios para rectificar aquella pol铆tica. Y ellos todav铆a dominan con un grupo de gobiernos absolutamente lacayos e incondicionales a Estados Unidos y dominan e imponen su ley a la OEA. De modo que no hay que esperar nada de la OEA. Lo mejor que podr铆a esperarse es la desaparici贸n de la OEA. Ser贸a lo m谩s saludable, lo m谩s 煤til de todo. Y que la remplace una organizaci贸n de pa铆ses latinoamericanos y donde pueden estar incluidos los de habla inglesa del Caribe. Reci茅n entonces podr铆a tratarse con Estados Unidos desde una posici贸n latinoamericana. Es que la OEA, hist贸ricamente, desde que se fund贸 hasta hoy, ha sido un instrumento de dominaci贸n de Estados Unidos. Nosotros estar铆amos dispuestos a formar parte de otra organizaci贸n, pero no de 茅sta. 

kissinger 

Comandante, para mucha gente la aparici贸n de este nuevo secretario de Estado, por algunas cosas que ha hecho en el orden internacional, hace suponer que algo puede cambiar en la pol铆tica estadounidense. 驴Usted qu茅 piensa de este personaje?

鈥 Yo no he le铆do todos los libros de Kissinger, de manera que no lo conozco muy bien, pero me parece que es un gran admirador de Maeternich. Tiene ideas reaccionarias en pol铆tica, pero es un hombre realista. Me parece que la esencia de su filosof铆a es llevar adelante la pol铆tica internacional que ayude a la supervivencia del sistema capitalista, o sea, la supervivencia de los Estados Unidos.

驴Una especie de gatopardismo? 

鈥斆塴 considera que esta 茅poca es una 茅poca revolucionaria. Igual que lo era la de Napole贸n y otras, y entonces 茅l trata de desarrollar una pol铆tica como la que desarroll贸 Austria en ese entonces, con el fin de mantener el imperio. Kissinger es un ministro de Relaciones Exteriores del imperio, cuya pol铆tica tiende a la supervivencia del imperio, sabiendo que est谩 en crisis. El imperio ha sido todo lo agresivo de que ha sido capaz, y no ha sido m谩s agresivo de lo que ha sido capaz.

el imperio

驴Y ahora est谩 a la defensiva?

鈥擸o creo que el imperio hace rato que est谩 a la defensiva. Es decir, est谩 en decadencia. Sus mismas guerras, y su pol铆tica con Cuba, con Vietnam, su pol铆tica en Santo Domingo, son pol铆ticas agresivas de un imperio que teme el final de su dominio. Todos los actos de pol铆tica internacional que ha realizado como gendarme internacional han sido precisamente para tratar de frenar el desarrollo revolucionario del mundo. Kissinger sigue esa pol铆tica, pero de una manera m谩s realista. Yo no podr铆a decir que es un hombre de guerra. Considero que es un individuo inteligente, que trata de adaptar la pol铆tica exterior de Estados Unidos a la realidad de hoy, con el objetivo esencial de preservar por el mayor tiempo posible el imperio yanki. 

latinoam茅rica

Comandante, 驴cu谩les ser铆an las condiciones para la formaci贸n de esa nueva organizaci贸n a la que Cuba estar铆a integrada? 驴Qu茅 elementos deber铆an darse?

鈥擯rimero, tendr铆a que ser una organizaci贸n que represente de verdad los intereses de Am茅rica Latina y de los pa铆ses del Caribe frente a Estados Unidos, porque se necesita una organizaci贸n que incluya a todos nuestros pa铆ses. Creo que ser铆a un elemento de unidad futura de los pueblos latinoamericanos. Lo primero que tiene que hacer Am茅rica Latina, como un intento de unidad, es agruparse en una organizaci贸n supranacional si se quiere, pero que represente sus intereses en el mundo. As铆 podr铆amos discutir con los Estados Unidos bilateralmente o en las Naciones Unidas, con nuestras fuerzas y no con el enemigo dentro de la casa. Norteam茅rica en la OEA es el caballo de Troya, fue, es y ser谩 el caballo de Troya, que siempre estar茅 buscando un grupito de votos por aqu铆, otro por all谩, dando un golpe de Estado en un lugar, un golpe de Estado en otro, para tener una correlaci贸n de fuerzas favorable. Entonces nosotros aspiramos a que haya una organizaci贸n del lado de nuestro continente. Que el caballo de Troya no est茅 dentro, que est茅 afuera.

brasil

Esa correlaci贸n de fuerzas sigue siendo favorable para qui茅nes, 驴para 茅sos manejados por Estados Unidos en cuento a la formaci贸n de esa nueva unidad?

鈥擡n realidad, todav铆a ellos tienen bastante fuerza. Ellos tienen el apoyo de Brasil, aunque Brasil est谩 en un callej贸n sin salida. Incluso se dice que el milagro brasile帽o est谩 en crisis.

驴Tambi茅n por la crisis energ茅tica?

鈥擯or el problema energ茅tico y porque, adem谩s, es un desarrollo en base a la entrega del pa铆s a las empresas extranjeras, y en base a la miseria y el hambre espantosas del pueblo brasile帽o, y en base a la represi贸n y el crimen. Es imposible que un r茅gimen pueda vivir eternamente en base a la represi贸n, la tortura y el crimen. Brasil es uno de los lugares del mundo donde se aplica m谩s sistem谩ticamente la tortura y el asesinato pol铆tico y la represi贸n pol铆tica. Entonces, as铆 no se puede gobernar indefinidamente. Esta es la 煤ltima fase de la vida de un sistema que puede durar m谩s o puede durar menos. Un pa铆s de grandes recursos naturales entregado a los monopolios extranjeros que tiene, no desarrollo, sino crecimiento econ贸mico basado en la miseria de los brasile帽os. Entonces, hay una minor铆a insignificante que tiene all铆 una sociedad de consumo establecida. Pero las grandes masas en Brasil est谩n muri茅ndose de hambre. Es uno de los pa铆ses de m谩s alto porcentaje de mortalidad infantil; es m谩s de 100 por mil y Cuba tiene un 27,4 por mil. El analfabetismo es enorme tambi茅n. El estado sanitario de la poblaci贸n es terrible; el estado de la vivienda es terrible y el hambre. 驴Cu谩ntos consumen leche en Brasil? 驴Cu谩ntos consumen carne en Brasil? 驴Cu谩ntos tienen agua corriente? 驴Qu茅 promedio de vida es el del brasile帽o en las condiciones actuales? Esto no se puede mantener indefinidamente. 

chile

Pasando a otro tema, nos gustar铆a saber cu谩l es el pensamiento del gobierno revolucionario de Cuba con respecto a la experiencia chilena. 

鈥擸o creo que no puede haber revoluci贸n sin dictadura revolucionaria. Esto, 驴qu茅 quiere decir? Dictadura popular, bueno, cuando digo dictadura popular revolucionaria me puedo referir a una dictadura popular, a una mayor铆a, un gobierno del pueblo que sea m谩s poderoso que el gobierno de su enemigo. Esto quiere decir que no se puede hacer una revoluci贸n con una mayor铆a parlamentaria en contra, no se puede hacer una revoluci贸n en una situaci贸n legal como esa. No se puede hacer una revoluci贸n cuando todos los medios de difusi贸n y divulgaci贸n de masas estaban en manos de la reacci贸n. No se puede hacer una revoluci贸n cuando las fuertes armadas se han bien constituido en 谩rbitros de la situaci贸n del pa铆s. El gobierno de la Unidad Popular no ten铆a una mayor铆a parlamentaria, estaba en minor铆a, Eso lo fren贸 mucho desde el primer momento, estaba maniatado, no poda actuar. En esas condiciones, en Chile, el gobierno de la Unidad Popular no pocha avanzar ni dictar, ni aplicar una ley; era muy dif铆cil. Entonces, para establecer el socialismo, hace falta cambiar hasta la cultura que establece le clase dominante. Hay que cambiar ese r茅gimen.

allende

驴Entonces usted coincide con los sectores de izquierda que han calificado el gobierno de Allende como reformista?

鈥擭o. Jam谩s calificar茅 al gobierno de Allende de reformista, sino como revolucionario. A Allende lo callficar铆a como revolucionario. El gobierno era un gobierno popular, con fuerzas limitadas para llevar a cabo una revoluci贸n. Pero ya no tengo la menor duda de que Allende hizo un papel correcto, y asistir a las elecciones era correcto, porque en las elecciones se tomaron algunas posiciones de poder, por lo menos la Presidencia de la Rep煤blica. En el cuadro de Chile, estaban los cauces abiertos para la lucha legal y nosotros nunca hemos hecho el planteamiento de que hubiera que abandonarlos para llevar a cabo la lucha violenta. Le posici贸n de 
Allende era correcta, porque ese era lo qua pod铆a hacer. Se avanz贸 y no hay duda que hizo muchas cosas a favor del pueblo y logr贸, por lo menos, la nacionalizaci贸n del cobre, importante medida de car谩cter econ贸mico y pol铆tico. Dicta leyes en favor de los obreros y los campesinos, y ya que no se pod铆a hacer una nueva reforma agraria, por lo menos a la vieja ley se aplic贸 consecuentemente. Inici贸 una pol铆tica de nacionalizaci贸n de las industrias b谩sicas, claves, y asimismo inici贸 una pol铆tica de recuperaci贸n de la soberan铆a nacional, actu贸 independientemente, restableci贸 relaciones con Cuba y con todos los pa铆ses socialistas, de modo que Allende, desde el punto de vista de lo posible, hizo el m谩ximo que se pod铆a hacer. Claro est谩 que ahora uno puede ponerse a analizar si dentro de la legalidad hab铆a todav铆a m谩s posibilidades. Quiz谩s ellos hubieran hecho un plebiscito, muy al principio, y hubieran englobado la ley del cobre con otra serie de leyes de tipo social, hubieran podido, en ese momento, lograr una mayor铆a en el Parlamento que, a lo mejor, les hubiera permitido sobrevivir m谩s tiempo. Pero no hay que olvidarse de que el ej茅rcito era la gran reserva del imperialismo. Estados Unidos siempre le prest贸 gran atenci贸n al ej茅rcito de Chile. Entre los mayores cr茅ditos de ayuda en armamentos para los ej茅rcitos de Am茅rica Latina, estaban los cr茅ditos destinados para armar al ej茅rcito chileno. Y, adem谩s, la politica del imperialismo consisti贸 en cerrarle todos los cr茅ditos a Chile, bloquearla econ贸micamente pero, a la vez, mantener los mejores contactos y las mejores relaciones con las fuerzas armadas chilenas, que fueron las 煤nicas a las que no les cortaron los cr茅ditos. Es decir, que Allende hiz0 dentro de su 茅poca el m谩ximo que pod铆a hacer, y por encima de todo, merece el respeto de un hombre que con tanto hero铆smo defendi贸 sus principios, y que con tanto hero铆smo defendi贸 al gobierno popular. No debemos olvidar que una de las batallas m谩s heroicas que se ha dado jam谩s en la historia de este continente fue la batalla que dio Allende en La Moneda. Yo conoc铆a muy bien a Allende, y era un hombre de profundas convicciones, y era un hombre revolucionario. Si no hubiere sido as铆, quiz谩s hubiera hecho muchas transacciones para sobrevivir. Pero no quiso aceptar transacciones con el imperialismo, no acept贸 la traici贸n a la revoluci贸n para mantener una posici贸n en el gobierno. Hizo todo lo que pudo y lleg贸 hasta el final: supo morir por su causa. Las condiciones de Chile eran muy dif铆ciles: nosotros estuvimos all铆 y vimos al Fascismo en acci贸n, a la derecha movi茅ndose; vimos a la CIA mov茅ndose, vimos al imperialismo conspirando, a toda la prensa concertada al un铆sono pidiendo el golpe de Estado, junto con los partidos de derecha, moviliz谩ndose para crear el caos dentro del pa铆s, y lo creaban efectivamente: era una constante apelaci贸n a las fuerzas armadas a que dieran fin al gobierno de Allende. Lo que tal vez no imaginaron era la forma en que intervendr铆an las fuerzas armadas, la manera en que dar铆an fin al gobierno de Allende, porque al otro d铆a del golpe, muchas de las capas medias de la poblaci贸n y mucha de lo gente de la democracia cristiana que hab铆an estado demandando el golpe de Estado, se horrorizaron ante la magnitud de la masacre, de la fiereza, del esp铆ritu sanguinario de aquellos militares. Entonces mucha gente que no estaba con Allende, a los diez d铆as estaba espantada y prefer铆a mil veces el gobierno de la Unidad Popular a la situaci贸n imperante. 

argentina

驴Qu茅 opina de la situaci贸n en la Argentina, donde se mantienen algunas de las condiciones que usted acaba de describir aunque no haya una dictadura revolucionaria?

鈥擡n la Argentina hay un movimiento popular muy fuerte, mucho m谩s fuerte que el chileno, y tienen una absoluta mayor铆a parlamentaria que le permita dictar leyes. Es decir que las condiciones en la Argentina son diferentes a las de Chile.

Con respecto al cerco continental que se establece a partir del a帽o 73, fundamentalmente…

鈥擡l cerco tiene una importancia relativa, porque nadie ha estado m谩s cercado que nosotros, que tuvimos un cerco absoluto. Adem谩s, un pueblo, en un proceso pol铆tico de liberaci贸n, genera m谩s fuerza que todos sus vecinos juntos. A un pueblo en revoluci贸n no hay quien lo aplaste; de lo contrario, a Cuba la hubieran aplastado. Nosotros hemos resistido, y de segura ustedes lo saben, porque si no, no estar铆amos reunidos aqui esta noche.

La ultraizquierda formul贸 graves cr铆ticas al compa帽ero Allende y esa misma tendencia se las este haciendo el Tte. Gral. Juan Domingo Per贸n. 驴Que opini贸n le merecen esas cr铆ticas?

鈥擴sted me quiere introducir en la pol铆tica interna de la Argentina y creo que debo evitar hacer este tipo de pronunciamientos. Cuando se me pidi贸 que hablara de Chile, hice una valoraci贸n hist贸rica de los sucesos acaecidos en Chile. Con respecto a su pregunta, debo abstenerme porque se trata de pol铆tica interna.

El General Per贸n le envi贸 un mensaje personal a trav茅s de su ministro Gelbard. 1) 驴Podemos saber el contenido del mismo? 2) 驴Usted le contestar谩 por la misma v铆a? 3) 驴Es 茅sta la primer oportunidad pera un intercambio de mensajes entre usted y el General Per贸n?

鈥擡fectivamente: es la primera vez que recibo un mensaje de 茅l. Con respecto al contenido, no creo que deba ser yo el encargado de divulgarlo. Por supuesto que, al recibir su mensaje, le contest茅 de igual forma. Pero quien debe decidir si debe hacerse p煤blico o no, es 茅l. Lo que se sabe es que hubo un mensaje y una respuesta. Por supuesto que fue un mensaje protocolar y amistoso. 

el convenio

El convenio realizado entre Cuba y la Argentina, por su volumen, 驴hace que 茅ste sea el tratado m谩s importante para ustedes, fuera de los realizados con los pa铆ses socialistas?

鈥擭osotros tenemos, por ejemplo, un gran intercambio comercial con Jap贸n. Les vendemos alrededor de un mill贸n de toneladas de az煤car. Eso tiene un volumen muy grande como intercambio comercial global. Tambi茅n hay intercambio con pa铆ses de Europa: Francia, Italia, Espa帽a, es decir, un volumen comercial grande, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de poblaci贸n de cada uno de ellos. En ese sentido, el intercambio podr铆a ser m谩s importante que el que tenemos o vayamos o tener con Argentina. Pero, desde el punto de vista de Am茅rica Latina, y teniendo en cuenta la cantidad de poblaci贸n y el nivel de desarrollo de nuestros pa铆ses, sin lugar a dudas, este convenio es el m谩s importante de todos. Inclusive a nivel mundial, desde el punto de vista pol铆tico, porque significa un rechazo por parte de la Argentina a la pol铆tica del bloqueo contra Cuba. Y esto tiene un doble valor, econ贸mico y pol铆tico, para ambos pa铆ses. Pienso que es una operaci贸n muy inteligente para la Argentina, porque es un pa铆s que est谩 en un despegue industrial, que quiere industrializarse 驴y por qu茅 raz贸n nadie en el mundo le va imponer una restricci贸n a su comercio? Ese camino es un camino seguro para obtener mercado para sus productos y garantizar el desarrollo industrial de cualquier pa铆s. Creo que no es m谩s que un comienzo. Incluso cuando hablamos de desarrollo industrial, es un desarrollo relativo porque todav铆a est谩 limitado por los art铆culos que Argentina nos puede vender a nosotros: camiones, maquinarias agr铆colas, locomotoras. Es decir, que puede vender algunas industrias pero todav铆a no tiene una tecnolog铆a muy desarrollada. Si quisi茅ramos comprar tecnolog铆a m谩s avanzada no podr铆amos hacerlo en la Argentina. Por eso este es el 煤nico camino que puede seguir un pa铆s en las condiciones del de ustedes con capacidad excedente en la industria, con fuerza de trabajo todav铆a excedente. Es decir, una pol铆tica comercial inteligente y valiente. Tambi茅n considero el fondo pol铆tico y el valor moral del gesto de Argentina de restablecer relaciones diplom谩ticas con nosotros. Esto les significa la conquista de un mercado seguro y tambi茅n significa que nosotros les daremos preferencia el convenio. Si podemos comprarle a la Argentina 驴para qu茅 vamos a ir a comprar a un mercado capitalista? Al fin y al cabo, es un pa铆s de nuestra comunidad latinoamericana y lo que nos interesa es desarrollar, precisamente, las relaciones con nuestra comunidad latinoamericana. Adem谩s. si podemos adquirir en Argentina, no s贸lo el comercio a cr茅dito sino tambi茅n el corriente, lo haremos. 

la urss

Uno de los puntos en que hace hincapi茅 permanentemente la prensa norteamericana es el grado de dependencia que tiene Cuba con respecto a la Uni贸n Sovi茅tica, no s贸lo en lo econ贸mico, sino tambi茅n en le pol铆tico. 驴Qu茅 opina usted de eso?

鈥擡s muy f谩cil hablar de eso cuando a un pa铆s lo tratan de estrangular y lo bloquean. Fue una suerte para nosotros tener un pa铆s como la URSS del cual depender. Lo terrible habr铆a sido no tener a nadie de quien depender. Nadie que nos mandara trigo, ni petr贸leo, ni materias primas que ayudaran a sobrevivir a la revoluci贸n. Lo que m谩s le duele a la prensa norteamericana es que a pesar de todos esos intentos de estrangulamiento, feroces y criminales, hubo un pa铆s que nos pudo ayudar. Fue una suerte para Cuba. Y estamos encentados de depender, porque ahora que a Estados Unidos les falta petr贸leo, a nosotros no. En cambio, los Estados Unidos dependen de muchos suministradores para muchas cosas y esos suministradores son mucho menos seguros que los nuestros.

el ma帽ana

驴Va a estar en el puerto cuando lleguen los Ford, los Chevrelet y los Chrysler?

鈥斅h! Yo s铆, pueden estar seguros que s铆.

驴Pero se va a estar restregando las manos o c贸mo?

鈥擳e voy a decir la verdad: me alegra mucho todo esto porque veo que para nosotros es 煤til, y comprendo que tambi茅n es 煤til para Argentina. Pienso que la Argentina y nosotros hablamos espa帽ol, y que podemos entendernos bien, y podemos desarrollar nuestras propias econom铆as y realizar una integraci贸n de nuestras econom铆as. Si alguna vez surgiera la posibilidad de que nosotros pudi茅ramos desarrollar algo que no tiene por qu茅 desarrollar la Argentina, porque nosotros tenemos mejores condiciones naturales, como por ejemplo el n铆quel, pues produciremos n铆quel y podremos abastecerlos. No son muchas las cosas, porque ustedes tienen mayor desarrollo industrial que nosotros, y son adem谩s un pa铆s agr铆cola, y en muchas cosas, nuestras econom铆as son complementarias. Pero puede haber muchos terrenos en los que podemos colaborar, y no solamente pienso en el caso unilateral de la Argentina y Cuba, sino en las relaciones de Cuba con el resto de Am茅rica Latina, y Argentina con el resto de Am茅rica Latina. Creo que entre todos, podemos formar un gran todo, que estamos muy atrasados tecnol贸gicamente, y muy pobres econ贸micamente. Es indiscutible que, con la fuerza de todos nuestros pa铆ses juntos, podernos afrontar el mundo del ma帽ana. Con la sola fuerza de nuestros pa铆ses, independientes y aislados, no podr铆amos, porque creo que el mundo de ma帽ana lo determina la tecnolog铆a. Nuestro continente, formado por nuestros pueblos que tienen tantas cosas en com煤n, tiene que jugar unido en el mundo de ma帽ana. De esto estamos muy conscientes. El convenio entre la Argentina y Cuba es un primer paso para esa acercamiento. Adem谩s, siempre nos alegrarnos cuando vemos que un pueblo hermano desaf铆a una imposici贸n del imperialismo, porque es una victoria sobre 茅l. Tambi茅n anhelamos que Am茅rica Latina produzca para abastecernos, y que lo que normalmente compramos en Europa, se pueda comprar en Argentina, en Cuba, o en cualquier otro punto de Latinoam茅rica. Por eso, cuando llegue el primer barco, estar茅 ah铆. 

Usted determinar谩 si debemos terminar el di谩logo.

鈥擴stedes comprender谩n que siempre una entrevista de 茅stas es un poco delicada, porque ustedes llegan, y se tratan los temas m谩s variados, y todo se da improvisadamente. Yo no puedo ponerme en una reuni贸n de estas como si fuera un profesor en una c谩tedra, porque no soy un catedr谩tico de pol铆tica ni mucho menos. Mis respuestas, l贸gicamente, tienen que estar condicionadas en cierto modo por mis responsabilidades, porque no es lo mismo estar el frente de un gobierno que estar de catedr谩tico en una facultad de la universidad. Los catedr谩ticos son m谩s l铆bres que nosotros pare emitir opiniones, y nosotros tenemos que autorrestringirnos mucho. Pero dentro de esa inevitable autorrestricci贸n que tengo que aplicarme, con mucho gusto hablo de todos los temas que ustedes quieren que hable. 




Fuente: Revistacrisis.com.ar