March 21, 2023
De parte de SAS Madrid
2,050 puntos de vista

Andaluc铆a realiz贸 una de las cuatro ampliaciones del “acuerdo de emergencia” para externalizar servicios a la sanidad privada cuando hab铆a ya s贸lo 193 pacientes con covid hospitalizados, 9 de ellos en la UCI.

– La Consejer铆a de Salud alega que, pese al fin de la fase aguda de la pandemia, hab铆a “casos arrastrados” que obligaban a la ampliaci贸n de la v铆a extraordinaria aprobada durante el estado de alarma.

– La Junta admite un “error” al incluir en la primera pr贸rroga un art铆culo de un real decreto de emergencia ante el covid que ya estaba derogado, pero se帽ala que sin dicho art铆culo tambi茅n ten铆a amparo legal.

El Gobierno andaluz (PP) ampli贸 el acuerdo para contratar cl铆nicas privadas a dedo con la justificaci贸n de la “sobrecarga” del sistema sanitario por la pandemia cuando el porcentaje de camas ocupadas por pacientes covid era del 1,11% y del 0,52% en el caso de las UCI. El “acuerdo de emergencia” original, de enero de 2021, durante el estado de alarma, ha sido objeto de cuatro pr贸rrogas. Todas se firmaron tras una instrucci贸n de la Consejer铆a de Hacienda que no s贸lo advert铆a de la p茅rdida de un asidero legal para este tipo de contratos, sino tambi茅n de que su uso deb铆a ser “residual”. Una de las pr贸rrogas, la tercera, de septiembre de 2022, se firm贸 cuando hab铆a s贸lo 193 pacientes covid hospitalizados, nueve de ellos en la UCI.

El acuerdo original de enero de 2021 y las cuatro pr贸rrogas suponen una cuant铆a final para contratos a dedo por la v铆a covid de 242,72 millones. Es m谩s del triple de lo previsto inicialmente, 70 millones, y supone alargar 18 meses, hasta final de junio de 2023, el plazo inicialmente programado. Seg煤n ha comprobado infoLibre en el portal de contrataci贸n, la Junta ha firmado al menos 80 contratos por esta v铆a. Entre sus beneficiarios hay grandes grupos como Quir贸n, Vithas, HLA 鈥los tres mayores por facturaci贸n鈥, Hospiten, Viamed y la Orden de San Juan de Dios, a los que se suman centros sanitarios independientes de diverso tipo en las ocho provincias.

El Gobierno andaluz, al mismo tiempo que niega toda ilegalidad y sostiene que era necesario externalizar para cumplir los “decretos de garant铆a”, se ha comprometido esta misma semana a crear un nuevo “sistema” este mismo a帽o. La Consejer铆a de Salud (PP) explica as铆 el porqu茅 de la tercera pr贸rroga: “Su necesidad se debe no tanto a la ocupaci贸n de pacientes covid en los hospitales como a los efectos derivados de la pandemia; es decir, en el periodo con alta ocupaci贸n covid, tanto en hospitalizaci贸n como UCI, se reduce la prestaci贸n de atenci贸n sanitaria, impactando directamente esta situaci贸n sobre la demora de intervenciones quir煤rgicas no urgentes, procedimientos diagn贸sticos, consultas externas… Por tanto, para poder dar respuesta a los efectos ocasionados por la pandemia y recuperar la actividad asistencial a los niveles anteriores de la crisis sanitaria se necesita prorrogar dicho expediente”.

Hay voces que discrepan. “La pandemia dio una cobertura puntual para hacer contrataciones sin control. Aqu铆 se ha prologando de forma que, al margen de si es legal o no, carece de justificaci贸n por el desarrollo de la situaci贸n sanitaria al menos desde mediados de 2021”, critica Joan Carles March, especialista en medicina preventiva y salud p煤blica, uno de los veinte cient铆ficos que firmaron en el verano de 2020 un art铆culo en The Lancet reclamando al Gobierno una evaluaci贸n independiente sobre la gesti贸n del coronavirus.

El “acuerdo de emergencia”

Andaluc铆a pas贸 una primera ola del covid relativamente suave. Su situaci贸n empeor贸 a final de 2020. El 20 de enero de 2021, cuando se firm贸 la primera resoluci贸n de la direcci贸n del Servicio Andaluz de Salud (SAS), la que abre la v铆a covid de contrataci贸n a dedo de cl铆nicas privadas con la justificaci贸n de la pandemia, en efecto el virus golpeaba con fuerza. Hab铆a 3.109 pacientes covid hospitalizados, ocupando un 17,69% de las camas y un 23,93% de las camas UCI. Eran cifras m谩s bajas que las del conjunto de Espa帽a (19,95% y 35,02%), pero pod铆an encajar en la definici贸n de “sobrecarga”. Y esa era precisamente la justificaci贸n, la “sobrecarga” de la red p煤blica en un contexto de “estado de alarma”, con la que Miguel 脕ngel Guzm谩n, entonces director gerente del SAS, hoy viceconsejero de Salud (PP), firm贸 el documento para externalizar operaciones y diagn贸sticos a dedo por 70 millones hasta el final de 2021.

La crisis se sigui贸 agravando hasta alcanzar su momento cr铆tico a primeros de febrero con casi 5.000 pacientes covid hospitalizados. Luego, poco a poco, fue bajando mientras la vacunaci贸n avanzaba. El 9 de mayo termin贸 el estado de alarma. La situaci贸n empez贸 a acercarse ya tanto a la normalidad que en la Consejer铆a de Hacienda se encendi贸 una bombilla roja: no cab铆a justificaci贸n para que llegaran al Consejo de Gobierno tantos contratos a dedo.

El 18 de junio de 2021 hab铆a 638 pacientes covid hospitalizados. Ese mismo d铆a, 18 de junio, el departamento de Bravo firmaba una instrucci贸n concluyente: “El volumen de contratos de emergencia que a煤n a d铆a de hoy siguen siendo elevados al Consejo de Gobierno a efectos de rendici贸n de cuentas no es conciliable con la evoluci贸n actual de la pandemia, lo cual revela un a situaci贸n que no resulta deseable mantener”. “La contrataci贸n de emergencia incluso cuando se dirija a adoptar medidas que directa o indirectamente se orienten a hacer frente al covid-19 tendr谩 car谩cter excepcional y residual“, a帽ad铆a.

La primera pr贸rroga

La consejer铆a no abandon贸 la v铆a covid. Al contrario, profundiz贸 en ella. El 30 de diciembre de 2021, a punto de que expirase el “acuerdo de emergencia” para contratar a dedo procedimientos quir煤rgicos y pruebas diagn贸sticas, una pr贸rroga lo prolong贸 nueve meses. La cuant铆a del “gasto estimado” sub铆a de 70 millones a 125,75. La raz贸n era la “situaci贸n cr铆tica de la pandemia” y la “sobrecarga” de la red. Pero en ese punto la situaci贸n ya no era tan grave como en enero. El estado de alarma hab铆a terminado cerca de ocho meses atr谩s. Andaluc铆a hab铆a empezado a desmantelar el refuerzo por el covid. El 93% de los andaluces mayores de 12 a帽os ten铆an al menos dos dosis.

El presidente Moreno sacaba pecho. “Nuestros hospitales est谩n resistiendo bien la sexta ola. El nivel de ocupaci贸n en planta y en UCI se mantiene, de momento, en niveles que son asumibles”, afirmaba en su discurso de Navidad, precisamente aquel 30 de diciembre. Un d铆a antes la Junta hab铆a anunciado la reducci贸n de la cuarentena en casos confirmados de diez a siete d铆as. Los pacientes covid hospitalizados estaban en 1.136, ocupando un 6,38% de las camas y un 10,35% de las camas UCI.

Entre el 0,52% en UCI y el 1,1% global

Las otras tres pr贸rrogas se firman en 2022. Las fechas: 21 de junio 鈥揹os d铆as despu茅s de que Moreno lograse su mayor铆a absoluta鈥, 30 de septiembre y 31 de diciembre 鈥揺n ambos casos al finalizar la pr贸rroga anterior鈥. El “acuerdo de emergencia” queda prolongado hasta el 30 de junio de 2023, 18 meses m谩s tarde de lo previsto inicialmente. La cuant铆a final de los fondos se eleva hasta 242,72 millones de euros, m谩s del triple de lo programado en enero de 2021. Las tres pr贸rrogas se justifican en la “sobrecarga de la red” por el covid. Pero ese argumento es en 2022 m谩s discutible que en 2021.

El 30 de septiembre, por ejemplo. 驴Qu茅 situaci贸n hab铆a? 193 pacientes covid estaban hospitalizados, ocupando un 1,11% de las camas. Nueve de ellos en UCI, lo que supone el 0,52% de las camas. Esos son los porcentajes: 1,11% y 0,52%. S贸lo en Extremadura y Navarra la situaci贸n era mejor que en Andaluc铆a en aquel momento. Para entonces la Junta hab铆a dado por superada la “fase aguda” de la pandemia y toda Andaluc铆a estaba en “nivel de alerta cero”.

Pues bien, aquel 30 de septiembre Salud firmaba una resoluci贸n de “pr贸rroga del acuerdo de emergencia” de enero de 2021 para continuar con los contratos a dedo por “sobrecarga” de la red. La cuant铆a sube 8 millones: de 226,73 鈥揷uant铆a que hab铆a fijado la anterior pr贸rroga鈥 a 234,73. “Se hace necesario dar continuidad al citado acuerdo de emergencia para procedimientos diagn贸sticos relacionados con procedimientos oncol贸gicos a partir del 1 de octubre de 2022 y con una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022″, explica la consejer铆a sobre aquel acuerdo, que a煤n no est谩 publicado en el portal de contrataci贸n, lo cual ha provocado cr铆ticas de la oposici贸n [Salud aclara que tanto esta pr贸rroga como la siguiente ya est谩n enviadas al portal. “Siempre existe un decalaje entre la firma y la publicaci贸n”, se帽ala la consejer铆a, que a帽ade que en la etapa del PSOE “Andaluc铆a s贸lo publicaba en torno al 10-15% de la contrataci贸n de emergencia que realizaba” y ahora es “el 100%”.]

El pago atrasado de “las consecuencias”

Hay que diferenciar el concepto de estado de alarma y el de crisis sanitaria, pues la situaci贸n ocasionada por la covid-19 a煤n persiste en el SAS y sostiene medidas de este tipo, amparadas por el art铆culo 120 de la Ley de Contratos del Sector P煤blico”, se帽ala la Consejer铆a de Salud para explicar las pr贸rrogas. Su titular, Catalina Garc铆a (PP), ha afirmado adem谩s que los contratos responden a la sobrecarga del sistema sanitario p煤blico andaluz a ra铆z de la pandemia, no solo por la ocupaci贸n covid, sino por “casos arrastrados”.

El golpe del covid justifica, seg煤n el Ejecutivo de Moreno, no s贸lo la pr贸rroga de 30 de diciembre de 2021, sino las tres de 2022, incluida la de septiembre, con una ocupaci贸n m铆nima de camas por pacientes covid. Aunque al menos desde marzo de 2022 la Junta dio por pasada la “fase aguda” de la pandemia, “todav铆a estamos pagando las consecuencias” puertas adentro del sistema, ha afirmado el portavoz del Gobierno andaluz, Ram贸n Fern谩ndez-Pacheco (PP).

La argumentaci贸n para las pr贸rrogas de los contratos por la v铆a especial creada durante el estado de alarma por el covid contrasta no s贸lo con los datos de incidencia, sino tambi茅n con el discurso oficial de la propia Junta. El 31 de diciembre de 2022, justo el mismo d铆a de la 煤ltima pr贸rroga, Moreno afirmaba: “La pandemia pas贸, pero los profesionales se han quedado en el sistema y ninguna otra comunidad aut贸noma puede decir lo mismo. A d铆a de hoy, en la sanidad p煤blica andaluza hay m谩s m茅dicos y m谩s enfermeras que nunca”. La consejera Garc铆a, que lleg贸 al cargo en julio, dec铆a tambi茅n a final de a帽o: 鈥淎ndaluc铆a est谩 preparada para actuar ante nuevas variantes de la covid-19 o un posible aumento de contagios y hospitalizaciones鈥.

La controversia legal

PSOE, Por Andaluc铆a y Adelante han convertido las contrataciones a dedo en su 煤ltimo ariete contra el Gobierno de Moreno. La v铆a judicial no est谩 descartada. El PSOE y Por Andaluc铆a hablan de “corrupci贸n”. La base de las acusaciones est谩 en la resoluci贸n del 30 de diciembre 2021, que encierra un elemento controvertido. Para justificar aquella primera pr贸rroga, la resoluci贸n reproduc铆a el art铆culo 16 de un real decreto de emergencia contra el covid que amparaba a la “Administraci贸n General del Estado” para “actuar de forma inmediata” ante el virus. El problema es que ese art铆culo, que la Junta considera que tambi茅n amparaba a las consejer铆as de salud, estaba derogado desde el 9 de mayo de 2021. Adem谩s, la instrucci贸n de 18 de junio de 2021 de la Consejer铆a de Hacienda, la que establec铆a que la contrataci贸n a dedo deb铆a ser “excepcional y residual”, as铆 lo remarcaba expresamente: el art铆culo 16 estaba derogado.

La Consejer铆a de Salud explica a infoLibre que la inclusi贸n de dicho art铆culo en la resoluci贸n es “un error”, pero le resta gravedad: “Para la tramitaci贸n de emergencia, regulada en el art铆culo 120 de la Ley de Contratos del Sector P煤blico, no es necesaria la existencia de dicho art铆culo”. El departamento de Catalina Garc铆a considera que la Ley de Contratos del Sector P煤blico es suficiente para amparar su actuaci贸n. El portavoz Fern谩ndez-Pacheco ha asegurado adem谩s que la actuaci贸n ha sido “fiscalizada” por la Intervenci贸n de la Junta y que se han remitido al Tribunal de Cuentas los contratos que este organismo ha pedido. Este peri贸dico pregunt贸 a la Consejer铆a de Hacienda si las pr贸rrogas al “acuerdo de emergencia” para hacer contratos a dedo por parte del Salud, que ahora dirige Catalina Garc铆a (PP), cumplen con su instrucci贸n de 18 de junio de 2021. Respuesta: “La legalidad de las pr贸rrogas ha sido analizada y avalada por los servicios jur铆dicos del SAS”.

El Gobierno andaluz defiende tambi茅n su actuaci贸n con dos informes jur铆dicos, de 18 de diciembre de 2021 y de 11 de agosto de 2022, que avalan la pr贸rroga de contratos de emergencia incluso despu茅s del estado de alarma. La asesor铆a jur铆dica, aunque constata que el marco legal del estado de alarma 鈥渉a perdido su vigencia”, respalda las pr贸rrogas por la situaci贸n mundial de pandemia y por el margen de discrecionalidad que permite la Ley de Contratos P煤blicos en casos excepcionales. Ahora bien, recuerda que las pr贸rrogas de los contratos de emergencia deben estar justificadas por “acontecimientos imprevisibles”, tal y como establece la propia ley.

Medidas favorables a la sanidad privada

La controversia sobre los contratos a dedo se produce en un contexto de conflicto pol铆tico y sindical en torno a la sanidad, principal flanco para el ataque de la oposici贸n al presidente. Las contrataciones a dedo no son la primera medida de derivaci贸n de recursos p煤blicos a la sanidad privada del Gobierno andaluz que provoca duras reacciones en contra. Una reciente orden da cobertura a la externalizaci贸n de m煤ltiples servicios, entre ellos de atenci贸n primaria, aunque desde el Gobierno andaluz insisten en que ser谩 un recurso excepcional. En cualquier caso, la previsi贸n de env铆o de pacientes al sistema privado est谩 aumentando. En 2023 alcanza los 245.000, un 25,16% m谩s que en 2022 y un 42,78% m谩s que en 2018, 煤ltimo a帽o con el PSOE. Suben con fuerza desde 2018 las hemodi谩lisis, las intervenciones quir煤rgicas, las sesiones de rehabilitaci贸n y los estudios diagn贸sticos en hospitales concertados.

Hay m谩s medidas favorables a los intereses privados. En 2020 un cambio en el sistema de citas facilit贸 el env铆o de pacientes a hospitales del grupo Pascual en C谩diz. A ello se sum贸, tambi茅n en 2020, la ampliaci贸n a todos los m茅dicos del SAS de un plus que con anterioridad s贸lo cobraban los que trabajaban 煤nicamente en el sistema p煤blico. En 2021 se quit贸 la prohibici贸n a los jefes m茅dicos de trabajar tambi茅n en la privada. La oposici贸n ve en los contratos a dedo una medida m谩s a beneficio del negocio privado.

Enlace relacionado InfoLibre.es 19/03/2023.




Fuente: Sasmadrid.org