November 6, 2020
De parte de La Haine
250 puntos de vista


Las autoridades rechazan ofrecer cualquier tipo de informaci贸n sobre la carga realizada por el buque Bahri Yanbu en Motril. Amnist铆a Internacional ha dirigido una carta al Ejecutivo para pedir que aclare este asunto.

Silencio al llegar, silencio al partir. El barco saud铆 Bahri Yanbu se ha marchado este jueves del puerto de Motril de la misma forma en la que hab铆a entrado antes de que saliera el sol: bajo un hermetismo total. Al igual que en anteriores ocasiones, ning煤n estamento oficial quiso aportar datos sobre este buqueutilizado habitualmente por la naviera p煤blica Bahri para el transporte de armamento que posteriormente se utiliza en los ataques contra Yemen.

“Es lo habitual que hacen en los puertos espa帽oles: no programan su llegada hasta el 煤ltimo momento”, afirma a P煤blico el activista de la plataforma “La Guerra Empieza Aqu铆” de Ongi Etorri Errefuxiatuak (Bienvenidos Refugiados), Luis Arbide. En tal sentido, destaca que de esa forma la naviera del r茅gimen saud铆 evita que “se puedan organizar actividades de protesta o acciones que puedan entorpecer la operaci贸n”, algo que ocurri贸 en otras ocasiones.

No en vano, la opacidad que rodea al comercio de armas tiene su m谩xima expresi贸n en las visitas de barcos saud铆es a puertos espa帽oles: ni los puertos a los que llegan ni las delegaciones de gobierno suministran informaci贸n alguna sobre sus actividades, lo que impide conocer, al menos mediante v铆as oficiales, qu茅 tipo de carga realizan estos buques de la naviera p煤blica Bahri en sus escalas.

Tales dificultades para acceder a la informaci贸n quedaron nuevamente expuestas en el caso del barco que sobre las 5.00 de la ma帽ana de este mi茅rcoles atrac贸 en el puerto de Motril. Hasta algunas horas antes, en su hoja de ruta figuraba que su destino era G茅nova, otro punto habitual de la ruta de la naviera Bahri.

Varias horas despu茅s de su llegada, fuentes de la Autoridad Portuaria de Motril se帽alaron a P煤blico que cualquier consulta sobre la visita del barco Bahri Yanbu deb铆a formularse a la Subdelegaci贸n de Gobierno, donde a su vez rechazaron tener competencias sobre este asunto y dijeron que la petici贸n de informaci贸n deb铆a ser atendida por la Autoridad Portuaria.

Este mismo mi茅rcoles, Amnist铆a Internacional se ha dirigido por escrito a los ministerios de Comercio, Transporte y Hacienda y a la Delegaci贸n de Gobierno en Andaluc铆a para pedir informaci贸n sobre este caso y reclamar que se impidiese una posible carga de armamento, remarcando que implicaba una vulneraci贸n de la legislaci贸n internacional. Cit贸 adem谩s dos recomendaciones incluidas en un reciente informe del Grupo de Expertos sobre Yemen del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde se solicita precisamente a los Estados que se abstengan de proporcionar armas a las partes que podr铆an utilizarse en el conflicto en territorio yemen铆.

Seg煤n datos oficiales, la Junta Interministerial para el Comercio y Control del Material de Defensa y Tecnolog铆as de Doble Uso (JIMMDU), 贸rgano encargado de analizar las solicitudes de exportaciones de armamento, otorg贸 22 licencias de venta de material militar a Arabia Saud铆 durante 2019, mientras que sobre 2020 no hay a煤n datos disponibles.

Municiones, bombas y aeronaves

En un informe sobre las exportaciones de material de defensa realizadas en los dos 煤ltimos a帽os, la campa帽a Armas Bajo Control destaca precisamente que las licencias de exportaci贸n de armamento al r茅gimen saud铆 en 2019 sumaron un importe de 392,78 millones de euros, lo que “supuso 30 veces m谩s que el a帽o anterior”. 

Entre las licencias concedidas figuraban “76,2 millones de euros en munici贸n, 1,3 millones en bombas y 315 millones en aeronaves, adem谩s de armas ligeras (por valor de 0 euros) y sistemas de direcci贸n de tiro (3,8 millones de euros). La inmensa mayor铆a (97,1%) fue para las Fuerzas Armadas saud铆es y el 2,9% restante para empresas privadas”, apuntaba el documento de Armas Bajo Control. 

Fuentes conocedoras de estas operaciones destacan que desde que se concede la licencia hasta que se efect煤a la exportaci贸n pueden transcurrir varios meses. Actualmente resulta imposible determinar cu谩ntas de esas licencias se han materializado y cu谩les no, ya que el Gobierno mantiene esos datos bajo absoluto hermetismo.

“Falta de transparencia”

“Es una muestra del halo de secretismo que rodea casi cualquier cosa relacionada con la exportaci贸n de armas en Espa帽a”, afirma a P煤blico el portavoz de Amnist铆a Internacional, Alberto Est茅vez, quien advierte que en este cap铆tulo tambi茅n hay “una manifiesta falta de transparencia”. “Se trata de algo muy sencillo de solucionar, si hay voluntad pol铆tica. Reino Unido, por ejemplo, publica en Internet cada tres meses las licencias de exportaci贸n autorizadas”, subraya.

En esa l铆nea, Est茅vez record贸 que “el dictamen sobre las ventas de armas de 2018 y 2019 que aprob贸 el Congreso hace unas semanas incluye una recomendaci贸n al Gobierno, precisamente propuesta por el grupo socialista, que recoge una vieja demanda de las ONG para que el Gobierno, en sus informes al Congreso y en la medida en que disponga de m谩s recursos, incluya las fechas de las autorizaciones de las exportaciones m谩s sensibles”.

El portavoz de Amnist铆a cree que “si se diesen esos pasos, en un futuro pr贸ximo ser铆a posible cruzar datos y saber cu谩ndo se lleva a cabo la exportaci贸n de una licencia autorizada en una fecha determinada”. “No poder hacerlo redunda, por ejemplo, en un control parlamentario inadecuado de la venta de armas”, lament贸.

Est茅vez advirti贸 adem谩s que “si hay casos de exportaciones como las de hoy en Motril 鈥揺n caso de que se carguen armas鈥 es porque el Gobierno actual no ha revocado las autorizaciones concedidas en 2018 por el PP y porque en 2019 concedi贸 esas 22 licencias”. “En otras palabras, si se revocan las autorizaciones, se corta el grifo de los env铆os”, a帽adi贸. 

Fuente




Fuente: Lahaine.org