July 22, 2021
De parte de SAS Madrid
365 puntos de vista


Salvados por la campana. El PSOE comenzaba el día con el apoyo al decreto ley sobre los interinos en el aire, después de que los socios habituales del Gobierno en el Congreso se posicionaran hasta hace unas horas en el no. Ni siquiera Unidas Podemos, aliado de los socialistas en la coalición del Ejecutivo, tenía hasta esta misma mañana decidido el sentido del voto, que finalmente ha sido favorable tras unas negociaciones a contrarreloj.

En esta línea, el decreto ha sido convalidado por 170 votos a favor, 169 en contra y 8 abstenciones tras el compromiso del PSOE de añadir modificaciones al texto durante su tramitación parlamentaria, según han reconocido los distintos grupos. 

El anterior ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, acordó el pasado 5 de julio con los principales sindicatos de la Administración Pública (UGT, CCOO y CSIF) reducir la temporalidad del sector público por debajo del 8%. Entre otras cuestiones, la norma pone en valor la experiencia para la puntuación de las pruebas y plantea indemnizaciones para los interinos que no consigan la plaza.

La nueva titular de Función Pública y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha sido la encargada de defender este miércoles en sede parlamentaria el decreto aprobado el pasado martes en el Consejo de Ministros. Mientras el PSOE y Unidas Podemos, por un lado, y los partidos del Gobierno, por otro, negociaban con los grupos de la investidura el apoyo al decreto que busca regularizar a alrededor de 800.000 interinos, la ministra ha transmitido desde la tribuna de oradores la voluntad del PSOE de tramitar como proyecto de ley el texto para incorporar las mejoras oportunas durante su tramitación.

Permitir el acceso a la plaza sin opositar

En esta línea, esas negociaciones in extremis han dado lugar a varios acuerdos con las diferentes fuerzas para modificar el texto a cambio de su convalidación en el Pleno extraordinario de este miércoles. En este sentido, el PSOE, a propuesta de Unidas Podemos, se abre a modificar el texto para que ni las pruebas ni la fase de oposición puedan ser eliminatorias y que, en los casos en los que se pueda, se conserve la nota 10 años. Cabe recordar que Unidas Podemos envió la semana pasada una carta al Ministerio de Hacienda y Función Pública en la que pedía explícitamente estas medidas.

Más tarde, minutos antes de las 13 horas, el Gobierno ha pactado con ERC que se permita, además de las anteriores mejoras pactadas en el seno de la coalición, el acceso a la plaza sin opositar para el personal temporal con más de diez años de experiencia, en base al artículo 61.6 del Estatuto Básico del Empleado Público, que habilita la valoración de méritos para el acceso como una posibilidad excepcional.

El PSOE también ha aceptado tramitar el texto como proyecto de ley y que este “esté listo y aprobado” en octubre, como ha señalado la diputada de ERC Pilar Valluguera, cuyo grupo ha modificado su posición radicalmente en cuestión de horas al inclinarse por el sí. “Les advierto, vamos a estar pendientes y vamos a introducir nuevas mejoras”, ha señalado la parlamentaria.

Después de que se conocieran estas mejoras, el diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha decidido votar a favor, sentido del voto que han compartido Nueva Canarias y PRC, los únicos apoyos que el PSOE tenía garantizados desde este martes. Por otro lado, los seis diputados de PNV han decidido optar por la “abstención crítica por responsabilidad” y tras lograr “avances” de última hora en las negociaciones con el Gobierno. Más País también se ha abstenido.

EH Bildu, socio habitual del Gobierno, ha optado por el no en esta ocasión: “Sabiendo que era un mal decreto que no respondía a las necesidad ni demandas del colectivo afectado, hemos intentado actuar con responsabilidad y les hemos trasladado una propuesta lógica que mejoraba sustancialmente eldecreto. Seguimos esperando un compromiso claro por su parte para incluir estas demandas. Aún no ha llegado”, ha señalado su portavoz en el Congreso, Mertxe Aizpurua. Este grupo había pedido, entre otras cuestiones, un compromiso claro del Gobierno de respetar plenamente las competencias autonómicas.

Junts, PDeCAT, la CUP, BNG, por un lado, y PP, Vox y Cs, por otro, también han anunciado su voto en contra del Icetazo, como han denominado varios de estos grupos. Con todo, la situación de incertidumbre vivida este miércoles en los pasillos del Congreso refleja una vez más que los apoyos parlamentarios no están garantizados per se. El Gobierno ha vuelto a sufrir un nuevo “aviso a navegantes”, como ocurrió en enero con el decreto sobre los fondos europeos (salvado gracias a la inesperada abstención de Vox) y el del complemento de maternidad en las pensiones (la abstención de ERC y EH Bildu impidieron su derogación). Eso sí, hasta la fecha, el Ejecutivo solo ha cosechado una derrota en la Cámara Baja tras la derogación del decreto del superávit de los ayuntamientos en septiembre de 2020.

Enlace relacionado Publico.es (21/07/2021).




Fuente: Sasmadrid.org