September 16, 2021
De parte de La Haine
233 puntos de vista


El Gobierno se enfrenta a las el茅ctricas para contener la subida de la luz y la ca铆da en las encuestas

El plan de choque para bajar la factura de la luz en un 30% consigue dar aire al Ejecutivo al trasladar el debate p煤blico a la responsabilidad de las el茅ctricas.La ministra de Transici贸n Ecol贸gica, Teresa Ribera, presenta el plan de choque para abaratar el recibo de la luz. Foto: Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

En el d铆a 106 de la crisis producida por el espectacular aumento del precio de la electricidad, el Gobierno reaccion贸. Con la presentaci贸n del 鈥減lan de choque鈥 aprobado por el Consejo de Ministros el 14 de septiembre, el objetivo de que los consumidores paguen a fin de a帽o lo mismo que pagaban en 2018 ya no suena a promesa hueca sino a una posibilidad tangible y amenazante para el oligopolio que conforman Endesa, Iberdrola y Naturgy.

鈥淓l Gobierno ha aprobado la mayor reforma del sector el茅ctrico en 20 a帽os sin parang贸n con ninguna. Por primera vez se reconoce oficialmente que las el茅ctricas obtienen beneficios ca铆dos del cielo y se las obliga a devolver su mayor铆a a los consumidores鈥, escrib铆a en Twitter el economista Jorge Morales de Labra, un experto en el mercado el茅ctrico convertido en divulgador en los grandes medios de comunicaci贸n.

El Ejecutivo ha conseguido cambiar el foco del debate p煤blico: las miradas ya no est谩n en el cambio de tarifa que lanz贸 el 1 de junio sino en los beneficios extraordinarios que las el茅ctricas

La principal victoria del Ejecutivo ha sido la de cambiar el foco del debate p煤blico. En todas las valoraciones realizadas tras la presentaci贸n del plan, el cambio en la factura de la luz lanzado por el Gobierno el 1 de junio ya no aparec铆a como causa de todos los males. Las miradas estaban puestas en los beneficios extraordinarios que las el茅ctricas obtienen por los precios inflados del gas en los mercados internacionales y por el incremento de los derechos de emisi贸n de CO2. El hecho de que el auge del precio coincidi贸 con el lanzamiento de la nueva tarifa y la falta de reacci贸n del Gobierno complic贸 la posici贸n del Ejecutivo de S谩nchez. Las encuestas de los 煤ltimos meses coincid铆an en mostrar un debilitamiento constante del bloque progresista y el primer sorpaso de la legislatura del bloque de la derecha y la extrema derecha.

La reacci贸n de las grandes el茅ctricas representadas en el Foro Nuclear, que amenazaron con el cierre adelantado y desordenado de las centrales, no ha hecho m谩s que incidir en el relato del Gobierno y en se帽alar a las el茅ctricas como responsables de la crisis. Seg煤n el presidente de Economistas Frente a la Crisis, Jorge Fabra, el comunicado del lobby nuclear no ha hecho m谩s que 鈥渞eforzar las razones del Gobierno para tomar las medidas que est谩 tomando鈥. Fabra fue el primer presidente de Red El茅ctrica de Espa帽a, entidad que tendr铆a que avalar con un informe cualquier cierre de una planta nuclear, una decisi贸n que corresponder铆a en 煤ltima instancia al Gobierno. 

Un cierre unilateral de las centrales, advierte Fabra, podr铆a llevar a la intervenci贸n de las instalaciones en funci贸n del art铆culo 128 de la Constituci贸n, dado que es el Gobierno el 鈥渞esponsable de la seguridad y del suministro energ茅tico a un precio razonable鈥.

Con estas medidas el Ejecutivo ha conseguido pasar a la ofensiva, cuenta a El Salto Mario S谩nchez-Herrero, experto en el mercado el茅ctrico como director de la cooperativa solar Ecooo y miembro de Nuevo Modelo Energ茅tico. 鈥淗a sido una medida valiente. En vez de estar a la defensiva escondidos en una esquina evitando golpes, han salido al ataque en el momento adecuado. Ha sido un acierto de estrategia pol铆tica鈥, resume. 

Est谩 por ver cu谩nto de lo anunciado llega a concretarse, matiza, y en qu茅 condiciones se materializa. El regateo con las el茅ctricas acaba de comenzar y la amenaza del lobby nuclear, que tiene 鈥渦na parte irracional, de calent贸n, de gente muy soberbia acostumbrada a mandar porque es parte de su idiosincrasia鈥, marca un punto de inicio de las negociaciones. 

鈥淗a sido una medida valiente. En vez de estar a la defensiva escondidos en una esquina evitando golpes, han salido al ataque en el momento adecuado. Ha sido un acierto de estrategia pol铆tica鈥, resume S谩nchez-Herrero, de Nuevo Modelo Energ茅tico y Ecooo

La amenaza del cierre de las nucleares ha colocado al movimiento ecologista en una situaci贸n delicada. Es una de sus principales demandas, pero a la vez no es tan f谩cil prescindir de un d铆a para otro del 20% de la generaci贸n el茅ctrica, un d茅ficit que solo se podr铆a cubrir en un primer momento con una mayor presencia de centrales de ciclo combinado, algo que redundar铆a en mayores precios y mayores emisiones de gases de efecto invernadero. 

鈥淯n cierre adelantado de las centrales en parte es una buena noticia. Para el movimiento ecologista es una energ铆a que no deber铆a estar funcionando鈥, dice a El Salto Cristina Rois, del 谩rea de Energ铆a de Ecologistas en Acci贸n, pero a la vez 鈥渟er铆a un descalabro para el sistema鈥. Coincide en que las nucleares no pueden decidir por s铆 mismas ni el momento ni las condiciones del cierre, pero no por ello hay que subestimar la amenaza que est谩 sobre la mesa. 鈥淓l sector el茅ctrico es uno de los principales lobbies de este pa铆s y est谩n intentando presionar y poner en una situaci贸n dif铆cil al Gobierno鈥, dice. 

El problema no es un cierre adelantado, que es bienvenido, sino un cierre unilateral y desordenado utilizado como herramienta de presi贸n, sostienen en un comunicado WWF, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecologistas en Acci贸n y Amigos de la Tierra. 鈥淟a seguridad de suministro est谩 sobradamente garantizada, incluso si se anticipa ordenadamente el cierre nuclear pactado por las el茅ctricas鈥, afirman.

M谩s all谩 de la posibilidad 鈥攊mprobable鈥 de un adelanto del cierre, la amenaza de las el茅ctricas evidencia 鈥渦n reconocimiento de las mentiras que las nucleares han venido soltando sobre que es una energ铆a barata鈥, a帽ade Rois. Ni limpia ni barata. 鈥淓llos dicen que est谩n asfixiados por los impuestos, pero no es cierto porque lo que hacen los impuestos es cubrir futuros gastos como los residuos y otros costes del sistema el茅ctrico鈥, a帽ade. 

鈥淎hora toca reducir el precio de la luz de forma inmediata鈥, indica Rois, pero eso no puede desviarnos de lo que considera el principal problema que subyace en esta crisis: el poder de un oligopolio de tres empresas que copan la mayor parte de la generaci贸n el茅ctrica, con centrales de todas las tecnolog铆as, desde nucleares a hidroel茅ctricas, pasando por instalaciones de ciclo combinado y gigantescos huertos solares. Con el sistema de fijaci贸n de precios actual, que paga el precio m谩s alto a todas las energ铆as que se necesitan para cubrir la demanda, independientemente de sus costes, este oligopolio tiene todas las armas para manipular el precio: 鈥淧ueden escoger qu茅 centrales ofertan en cada momento para completar la demanda de energ铆a, asegur谩ndose que todas las energ铆as de las que disponen entren en el pool con el precio m谩s alto鈥. 

M谩s all谩 de la posibilidad 鈥攊mprobable鈥 de cierre desordenado de las nucleares, la amenaza de las el茅ctricas evidencia 鈥渦n reconocimiento de las mentiras que las nucleares han venido soltando sobre que es una energ铆a barata鈥, dice Cristina Rois, de Ecologistas en Acci贸n

No es un sistema exclusivo de Espa帽a. La UE as铆 lo dispone. Lo que ha hecho el Gobierno es buscar los resquicios para abaratar la factura de la luz sin saltarse las directivas europeas. Como se帽ala la coordinadora, 鈥渃omparado con los anteriores gobiernos, especialmente los del PP, es un movimiento que es de reconocer, es una intervenci贸n en un sector ineficiente y problem谩tico. 驴Es una soluci贸n del problema? No鈥. 

Los resquicios que deja Europa

El paquete de medidas del 14 de septiembre completa y da sentido a los intentos previos de atajar la espiral alcista del precio de la factura el茅ctrica. En junio, el Gobierno lanzaba una ley para reducir los 鈥渂eneficios del cielo鈥 de las nucleares y las hidroel茅ctricas por los derechos de emisi贸n de C02. El recorte a esta sobrerretribuci贸n que reciben ciertas instalaciones el茅ctricas que no emiten 鈥攜 por lo tanto no pagan鈥 por los derechos de emisi贸n se cuantific贸 en un inici贸 en 1.000 millones de euros, aunque nuevos c谩lculos ajustaron la cifra en 650 millones. Seg煤n anunci贸 la ministra de Transici贸n Ecol贸gica, Teresa Ribera, esta ley se tramitar谩 por la v铆a de urgencia en el Congreso.

El pasado 14 de septiembre se completaba el c铆rculo: a las nucleares y a las hidroel茅ctricas se les obligar谩, adem谩s, a devolver los beneficios extraordinarios, tambi茅n 鈥渃a铆dos del cielo鈥, que obtienen por un precio internacional del gas que se ha multiplicado por cuatro en los 煤ltimos meses. Este recorte de beneficios fue cuantificado en 2.600 millones y tiene fecha de caducidad: el 31 de marzo de 2022.

Jorge Morales de Labra explicaba en la TVE c贸mo se hab铆an buscado los resquicios que permite la legislaci贸n europea: 鈥淣o se puede tocar el precio porque est谩 prohibido, pero lo que s铆 se puede hacer es que, despu茅s del mercado, las el茅ctricas devuelvan el dinero y se utilice para reducir sustancialmente la parte de cargos de recibo, los costes regulados de la factura鈥.

Las organizaciones ambientales celebran la creaci贸n del suministro m铆nimo vital, pero critican 鈥渟u temporalidad y falta de ambici贸n鈥 pues solo cubre a un mill贸n de personas, cuando m谩s de un cuarto de la poblaci贸n se encuentra en riesgo de pobreza

Ya antes del verano, el Ejecutivo hab铆a lanzado otra norma para la creaci贸n de un Fondo de Sostenibilidad del Mercado El茅ctrico, cuyo objetivo es sacar de la factura de la luz las primas a las renovables, unos 7.000 millones de euros en cinco a帽os. Tanto este fondo como el recorte de los 鈥渂eneficios ca铆dos del cielo鈥 redundar谩n en una reducci贸n de la tarifa que pagan los consumidores.

Si se suman la reducci贸n del IVA 鈥攄e un 21% al 10%鈥, del impuesto de la electricidad 鈥攄e un 5,11% a un 0,5%鈥 y la suspensi贸n hasta fin de a帽o del impuesto a la generaci贸n el茅ctrica de un 7%, el recibo se deber铆a abaratar en un 30%, seg煤n la ministra Ribera. 

Otra de las medidas que deber铆a ayudar a disminuir el precio de la factura el茅ctrica es el impulso a las subastas de renovables. Con esta medida, las instalaciones de renovables, tanto peque帽os huertos como gigantescas instalaciones, tendr谩n que subastar parte de su energ铆a en un sistema que asegura un precio fijo durante largos periodos de tiempo. De esta forma, explica S谩nchez-Herrero, se consigue bajar el precio, ya que se suele fijar un precio medio 鈥渆ntre lo que se podr铆a cobrar ahora y un escenario futuro en el que el precio sea muy bajo鈥. Estas subastas no se realizan por fuera del pool energ茅tico, contin煤a este integrante de Ecooo: por esta energ铆a subastada las centrales cobran el precio que dictamina el mercado mayorista pero luego tienen que devolver la diferencia. 

En su comunicado, las organizaciones ambientales celebran tambi茅n que se cree un suministro m铆nimo vital, aunque rechazan 鈥渟u temporalidad y falta de ambici贸n pues solo cubre a los beneficiarios del bono social鈥, que a d铆a de hoy solo cubre a un mill贸n de personas, cuando m谩s de un cuarto de la poblaci贸n se encuentra en riesgo de pobreza o exclusi贸n social, seg煤n el Instituto Nacional de Estad铆stica. 

Estas medidas van a tener efectos a corto plazo, dec铆a el expresidente de la Red El茅ctrica de Espa帽a en Hora25, pero 鈥渟olo pueden ser provisionales鈥. Hay tiempo hasta marzo, sostiene, 鈥減ara abordar una reforma estructural del sector el茅ctrico鈥. Lo que ha ocurrido con el precio del gas y los derechos de emisi贸n son para este economista, la demostraci贸n de que 鈥渆l sistema es inadecuado, no funciona鈥. Esta crisis, dice, 鈥渉a hecho saltar todas las estructuras de este mercado, que ya hab铆an saltado antes, pero ahora con precios inimaginables鈥. 

Para las mayores organizaciones ecologistas con presencia en Espa帽a el plan va por el buen camino, pero solo si son el paso previo a 鈥渦n cambio radical del sistema el茅ctrico, a nivel nacional y europeo鈥

Hasta que finalicen estas medidas coyunturales, hay una oportunidad, se帽ala S谩nchez-Herrero, de dar la batalla en Europa y que, a la vista de que esto que ha pasado en Espa帽a est谩 pasando en otros pa铆ses comunitarios, la Comisi贸n acepte cambiar las directivas sobre el mercado energ茅tico.

Para las mayores organizaciones ecologistas con presencia en Espa帽a el plan va por el buen camino, pero solo si son el paso previo a 鈥渦n cambio radical del sistema el茅ctrico, a nivel nacional y europeo鈥, que ponga fin al poder del oligopolio, que asegure una reducci贸n de emisiones de CO2, termine con la pobreza energ茅tica, impulse el autoconsumo y la participaci贸n ciudadana en la generaci贸n de energ铆a.

鈥淓l redise帽o del mercado es absolutamente imprescindible, porque no funciona bien, porque mezcla tecnolog铆as que tienen estructuras de coste tan dispares que llevan a estos resultados tan absurdos como los que hemos vivido鈥, dice S谩nchez-Herrero.

https://www.elsaltodiario.com/electricas/gobierno-sanchez-enfrenta-electricas-contener-precio-subida-recibo-luz-caida-encuestas




Fuente: Lahaine.org