October 19, 2021
De parte de ANRed
103 puntos de vista


Foto: Fernando Almeira

En abril de 2020 se desat贸 un esc谩ndalo por los sobreprecios en la compra de alimentos por parte del ministerio de Desarrollo de la Naci贸n, lo que deriv贸 en la renuncia de 14 funcionarios del 谩rea, entre ellos Carlos Monta帽a, subsecretario de Asistencia Cr铆tica y un hist贸rico del peronismo en el 谩rea. La situaci贸n gener贸 que se frenara la entrega de alimentos a los comedores comunitarios en plena pandemia y en la cresta de las restricciones a la circulaci贸n y al trabajo. El gobierno prometi贸 transparentar la situaci贸n y para ello ubic贸 en el lugar a funcionarios ligados a los intendentes del conurbano, principalmente a Juan Zabaleta, quien asumir铆a al frente de la cartera social un a帽o despu茅s. Con los cambios se fue regularizando la entrega tras varias semanas de parate y se ampli贸 la licitaci贸n de compras de productos a distintas empresas.  Tras una 鈥渓una de miel鈥 de algunos meses, la situaci贸n volvi贸 a empeorar y el desabastecimiento volvi贸 a ser moneda corriente en los comedores comunitarios que organizan los movimientos sociales, principalmente los opositores. Por Nicol谩s Salas, para ANRed.


El jueves de la semana pasada, las organizaciones pertenecientes a la 鈥淯nidad Piquetera鈥 volvieron a la calle cortando los accesos a la capital y realizando bloqueos en los puentes de Puerto Madero. Uno de los motivos de la protesta fue la falta de entrega de alimentos o, en algunos casos, la cr铆tica por mandar mayormente polenta y s茅mola por sobre otros productos de mayor necesidad para garantizar las ollas en los barrios populares.

La pandemia triplic贸 la demanda de alimentos en comedores y es algo que el gobierno debe atender por la sensibilidad del asunto. De esa comida dependen cientos de miles de personas que si no vienen a nuestros comedores no comen. Venimos con varios reclamos al gobierno nacional, entre ellos la situaci贸n alimentaria. Todos los meses hay problemas pero en septiembre, por ejemplo en nuestro caso no nos entregaron en 11 bocas nacionales que tenemos y que abastecen a cientos de comedores. La verdad es que no nos explican el por qu茅 de estos recortes que no ven铆an sucediendo de manera tan abrupta como est谩 ocurriendo en los 煤ltimos meses鈥, asegur贸 Damaris Rol贸n, vocera una militante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), organizaci贸n integrante de la Coordinadora por el Cambio Social (CCS).

En ese sentido, exigi贸 que se implementen medidas urgentes: 鈥淪铆 no est谩n desviando la mercader铆a a los intendentes, y el problema es que las empresas no le est谩n vendiendo al Estado lo que tienen que hacer es aplicar la ley de Abastecimiento y garantizar ante todo el derecho a la alimentaci贸n de millones de personas que no tienen para comer鈥.

En la misma t贸nica se refiri贸 Eduardo Belliboni del Polo Obrero, que consider贸 鈥渄esde hace meses sistem谩ticamente el gobierno nacional y tambi茅n los provinciales est谩n incumpliendo con la asistencia los comedores populares鈥.

鈥淟a situaci贸n social se agrava d铆a a d铆a con motivo de las pol铆ticas oficiales que llevan adelante desde hace d茅cadas todos los gobiernos. En los 煤ltimos 60 d铆as antes de las elecciones de las PASO (la problem谩tica) se profundiz贸 con m谩s de 70 d铆as de atraso y no se recibi贸 un solo kilogramo de alimento. Es una pol铆tica discriminatoria que favorece a los punteros y que coloca a millones de personas en una situaci贸n de vulnerabilidad, por eso impulsamos los planes de lucha en unidad con decenas de organizaciones que peleamos por el trabajo, pero en la emergencia necesitamos la asistencia integral a los comedores, aumento en los programas sociales, as铆 como su universalizaci贸n鈥, asegur贸 a este medio el referente del PO.

En la actualidad, el faltante se concentra sobre los movimientos sociales opositores al gobierno, pero durante varios meses de la pandemia la problem谩tica tambi茅n afect贸 a las organizaciones oficialistas a las que se les pidi贸 en voz baja un 鈥渆sfuerzo鈥 ante la crisis que atravesaba el Ministerio.

Cabe mencionar que el volumen que ha tomado el servicio que brindan los comedores comunitarios durante la pandemia y la crisis en curso ha crecido sustancialmente en los 煤ltimos a帽os. Los datos que surgen del Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios (RENACOM) aseguran la existencia de, al menos, 12.056 establecimientos barriales que brindan viandas y meriendas para m谩s de 11 millones de personas. Asimismo, el 煤ltimo informe del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Econom铆a Popular (ReNaTEP) unas 444.440 personas trabajan en comedores y merenderos comunitarios.

La situaci贸n viene exasperando a las organizaciones sociales, que no consideran azarosa la situaci贸n. Para muchas, principalmente las opositoras, no ser铆a 鈥渆xtra帽o鈥 que los kilos que faltan se est茅n derivando a los municipios para que los intendentes del PJ alimenten sus redes clientelares en el marco de la campa帽a electoral.

M谩s all谩 de las especulaciones, lo cierto es que para este a帽o el entonces ministro Arroyo hab铆a asegurado que incrementar铆a las partidas para la compra, v铆a licitaci贸n, de alimentos para los comedores comunitarios. Es decir, creci贸 el stock pero baj贸 la distribuci贸n, esa es la ecuaci贸n que no cierra en los movimientos sociales y que alimenta la conflictividad en la calle.





Fuente: Anred.org