April 30, 2021
De parte de Amor Y Rabia
168 puntos de vista



El ‘green new deal’ apoyado por Ocasio-Cortez y Corbyn es solo una nueva forma de colonialismo. Desarrollar la capacidad de energ铆a renovable implica la extracci贸n de recursos como el cobalto, el litio y el n铆quel del sur global. La revoluci贸n verde ser谩 m谩s sucia de lo que pensamos

por Asad Rehman (director ejecutivo de War on Want)

4 de mayo de 2019

Ara帽e la superficie de los planes actuales para descarbonizar la econom铆a y reemplazarla con energ铆as renovables y debajo de esto subyace la misma l贸gica que ha convertido al Reino Unido en el sexto pa铆s m谩s rico del mundo. Gran Breta帽a planea volverse verde a trav茅s de una nueva fase de extracci贸n de recursos y riqueza de los pa铆ses del sur global.

En el coraz贸n de nuestro sistema econ贸mico impulsado por la City de Londres se encuentra la creencia de que el Reino Unido y otros pa铆ses ricos tienen derecho a una mayor parte de los recursos finitos del mundo, independientemente de a qui茅n empobrezcamos al hacerlo o de la destrucci贸n que causemos.

Este colonialismo verde ser谩 puesto en marcha por los mismos intereses econ贸micos arraigados, que han sacrificado voluntariamente tanto a las personas como al clima en la b煤squeda de ganancias. Pero, esta vez, los gigantes de la miner铆a y las empresas de energ铆a sucia ondear谩n la bandera de la emergencia clim谩tica para justificar el mismo modelo de negocio mortal.

En esta nueva revoluci贸n energ茅tica, son el cobalto, el litio, la plata y el cobre los que reemplazar谩n al petr贸leo, el gas y el carb贸n como la primera linea de nuestra destrucci贸n corporativa. Los metales y minerales necesarios para construir nuestras turbinas e贸licas, nuestros paneles solares y bater铆as el茅ctricas ser谩n arrancados de la tierra para que el Reino Unido contin煤e disfrutando de la 鈥溍﹖ica del bote salvavidas鈥: una sostenibilidad temporal para salvarnos, pero a costa de los pobres.

La reducci贸n de la dependencia de los combustibles f贸siles por s铆 sola ciertamente no resuelve la crisis de desigualdad y pobreza que enfrenta la mayor铆a de los ciudadanos del mundo, dos mil millones de los cuales ni siquiera tienen acceso a la electricidad o una cocina limpia.

La escala de nueva extracci贸n necesaria llegar谩 a empeque帽ecer la actual b煤squeda implacable de recursos sobre los que se basa el capitalismo. La OECD鈥檚 Global Resources Outlook (Perspectiva de recursos mundiales de la OCDE) hasta 2060, basada en un crecimiento mundial anual del PIB del 2,8 por ciento, estima que los recursos extra铆dos aumentar铆an de 79.000 a 167.000 millones de toneladas. Se trata de un aumento general del 111% con un aumento del 150% en metales y un aumento del 135% en minerales.

La extracci贸n de recursos es responsable del 50% de las emisiones globales, y la miner铆a de minerales y metales es responsable del 20% de las emisiones incluso antes de la etapa de fabricaci贸n.

Y detr谩s de cada tonelada de extracci贸n hay una historia de contaminaci贸n y agotamiento del agua, destrucci贸n de h谩bitats, deforestaci贸n, envenenamiento de la tierra, impactos en la salud de los trabajadores y cientos de conflictos ambientales, incluido el asesinato de dos defensores del medio ambiente semanalmente.

En un giro ir贸nico final, la extracci贸n de los mismos minerales necesarios para nuestras nuevas tecnolog铆as verdes dar谩 como resultado un debilitamiento de la capacidad de recuperaci贸n de los ecosistemas que son cruciales para amortiguar y mitigar los impactos del irreversible cambio clim谩tico.

De lo que se habla mucho en el Partido Laborista brit谩nico y en los sectores de izquierda de los dem贸cratas en EEUU es de una 鈥渢ransici贸n justa鈥 (transici贸n de trabajos intensivos en combustibles f贸siles a trabajos verdes) y pasar a una 鈥渆nerg铆a 100% renovable鈥. Sin embargo, estos movimientos no se dan cuenta de que estas soluciones socialdem贸cratas ser铆an desastrosas para gran parte de la poblaci贸n mundial. Un “Green New Deal” (nuevo pacto verde) en el molde del pensamiento actual conducir谩 a una nueva forma de colonialismo verde que continuar谩 sacrificando a la gente del sur global para mantener nuestro modelo econ贸mico roto.

La demanda de energ铆a renovable y tecnolog铆as de almacenamiento superar谩 con creces las reservas de cobalto, litio y n铆quel. En el caso del cobalto, del cual el 58% se extrae actualmente en la Rep煤blica Democr谩tica del Congo, ha contribuido a avivar un conflicto que ha arruinado la vida de millones de personas, provocado la contaminaci贸n del aire, el agua y el suelo, y ha convertido la zona minera en uno de los 10 lugares m谩s contaminados del mundo.

Algunos estudios estiman que la demanda de cobalto para 2050 ser谩 del 423% de las reservas existentes, con litio en 280% y n铆quel en 136% de las reservas actuales. El telurio para paneles solares podr铆a superar las tasas de producci贸n actuales para 2020. En lugar de hacer frente a la realidad de que el capitalismo requiere un crecimiento implacable y es simplemente incompatible con la lucha contra el cambio clim谩tico, ya se est谩 planificando una nueva lucha por la extracci贸n de minerales con propuestas para la miner铆a en aguas profundas. que destruir谩 algunos de nuestros ecosistemas m谩s fr谩giles con m谩s extracci贸n planificada en Brasil, China, India y Filipinas.

La semana pasada, la l铆der de la comunidad chilena, Marcela Mella, advirti贸 que los planes del gigante minero Anglo-American de extraer 400.000 toneladas de cobre por a帽o durante los pr贸ximos 40 a帽os de los glaciares andinos de Chile, podr铆an conducir a la destrucci贸n de ecosistemas vitales que tambi茅n abastecen de agua a los 6 millones de personas que viven en la capital de Chile, Santiago. Los ejecutivos mineros dijeron en su AGM 鈥渘uestros productos son esenciales para la transici贸n a una econom铆a baja en carbono鈥. La nueva ola de extracci贸n verde promete ser tan mortal y sucia como la extracci贸n de combustibles f贸siles.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com