July 1, 2021
De parte de SAS Madrid
277 puntos de vista


Su vacuna de referencia fue la de AstraZeneca, que tiene un plazo recomendado entre dosis de 12 semanas, y como fueron inoculadas en mayo, todav铆a m谩s del 50% siguen a la espera. Su inmunidad amainar谩 la gravedad de posibles casos asociados a macrobrotes, y el efecto de la variante Delta.

La noticia sobre COVID-19 del inicio del verano es el macrobrote que ha causado m谩s de 1.000 contagios tras unos viajes de estudios en Mallorca. Los afectados son muy j贸venes, algunos incluso menores de edad, as铆 que, seg煤n los datos sanitarios, muy pocos sufrir谩n la enfermedad grave. Gran parte de sus padres, a quienes podr铆an transmitir la infecci贸n, deben tener ya, al menos, una dosis (el 85% de los mayores de 40 la tienen), y sus abuelos la pauta completa (casi el 100% de los mayores de 70). Si esas son los coberturas para personas que s铆 tienen edades de m谩s y menos riesgo, 驴qui茅n est谩 en peligro ahora mismo en Espa帽a? La respuesta es que el dise帽o de la campa帽a y la tecnolog铆a de las vacunas no son perfectos, as铆 que a pesar de los datos, queda gente vulnerable. En especial, en la franja entre 60 y 69: se junta una edad que ya es de riesgo, con que por los plazos de su vacuna de referencia todav铆a no tienen inmunidad completa en su mayor铆a.

“Mientras no vacunemos a toda la poblaci贸n, no acabamos con la transmisi贸n del virus” y posibles consecuencias, seg煤n Jos茅 Antonio Forcada, presidente de Enfermer铆a y Vacunas. Todos los expertos consultados, para comenzar, recuerdan que el superbrote de Mallorca, aunque pueda no generar problemas a nivel “macro” en hospitales, s铆 tensa el sistema de Salud P煤blica, rastreo y Atenci贸n Primaria (est谩 requiriendo adem谩s coordinaci贸n entre comunidades aut贸nomas, por haber en varias casos asociados). Y tambi茅n puede suponer sustos a nivel “micro”: son tantos los j贸venes afectados que, por estad铆stica, alguno s铆 puede acabar, y de hecho ha acabado, en la UCI. 

Aparte de eso, en la Asociaci贸n Enfermer铆a y Vacunas, que participa en la estrategia nacional, se帽alan a tres colectivos como vulnerables ahora mismo. Primero, las personas que desarrollan algo de fallo vacunal, puesto que incluso las m谩s eficientes, como la de Pfizer/BioNTech, funciona en un 95% de la gente: entre los 12 millones de personas ahora mismo con pauta completa, podr铆a no tener efecto completo en 600.000. Segundo, aunque pocas, las que no han podido ser vacunadas por problemas de salud (anafilaxia a las vacunas, por ejemplo), o las que son j贸venes y cr贸nicas con patolog铆as pero no han entrado en el plan estatal (solo lo hicieron unas 350.000 con enfermedades muy graves). Tercero, las personas de 60-69 a帽os cuya vacuna de referencia ha sido AstraZeneca/Oxford (Vaxzevria) y que, por los amplios plazos entre dosis, todav铆a no tienen la segunda. Tienen algo de protecci贸n, pero no la total que es ideal que adquieran.

Cubrir del todo a ese 煤ltimo grupo de 60-69 es lo subsanable, y el reto por delante para este principio de verano. A 29 de junio, el 93,7% de los ciudadanos de 60-69 tienen una dosis, pero solo el 41,2% las dos, por esos plazos de 12 semanas de AstraZeneca (de nombre oficial Vaxzevria). Hay por tanto 2,8 millones de personas pendientes del segundo pinchazo. A casi todas les toca entre finales de junio y agosto, sus primeras dosis se comenzaron a poner en abril y se completaron en mayo. Los de 50-59, a quienes ya se les ha puesto Pfizer, Moderna o Janssen/Johnson&Johnson, son m谩s j贸venes que ellos pero tienen cobertura completa en el 70% de los casos, porque sus dosis requieren de menos tiempo (Janssen directamente est谩 aprobada como monodosis). “Se da esa paradoja por tema de los plazos”, insiste Mario Font谩n Vela, m茅dico especialista en Medicina Preventiva, “aunque hay que recordar que con todas las vacunas, una dosis te da un grado de protecci贸n. No es un todo o nada. Es todo m谩s gradual”.

Para estas personas, su segunda dosis es de AstraZeneca, a pesar de que algunas comunidades se hab铆an planteado darles Pfizer si hab铆a escasez de la primera compa帽铆a. En Espa帽a hemos recibido 8,2 millones de dosis de esta farmac茅utica, y de ellas hay 1,4 millones guardadas y sin poner. Alguna comunidad, como Madrid, tambi茅n propusp adelantar la pauta, que se recomienda en Espa帽a en 12 semanas por ser m谩s efectiva, pero no se ha extendido a todo el territorio.

No en riesgo por el macrobrote, pero s铆 algo por Delta

Respecto a lo directamente relacionado con el macrobrote de Mallorca, el director del Centro de Coordinaci贸n de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Sim贸n, indicaba que no esperaban que afectase tanto a personas de 60-69, porque por generaci贸n no son por lo general tanto los padres de estos j贸venes, de 16-20 a帽os. S铆 han estado en alerta por este colectivo por otro motivo: la amenaza de la variante Delta (la originada en India, la OMS cambi贸 recientemente su nomenclatura). Actualmente, y seg煤n el informe semanal del Ministerio, esta variante supone oficialmente cerca del 3% de los casos secuenciados, aunque los n煤meros pueden ir con retardo por las limitaciones del proceso, y tener esta mutaci贸n ya m谩s presencia. Fuentes de Sanidad explican que no les preocupa demasiado esta circunstancia porque conf铆an en que la vacunaci贸n de la segunda pauta de los de 60-69 vaya m谩s r谩pido que la propagaci贸n de Delta.

Un estudio de la agencia brit谩nica de Salud P煤blica, PHE, conclu铆a que tanto Pfizer como AstraZeneca eran solo un 33% efectivas contra Delta tres semanas despu茅s de la primera dosis; y un 88% y un 60% respectivamente dos semanas despu茅s de la segunda, porcentajes similares a su efectividad con la variante Alfa, la dominante (conocida antes como la brit谩nica). Eso s铆, en ambos casos, las dos dosis reduc铆an m谩s del 90% las hospitalizaciones. Por eso, interesa cubrir a 60-69 pronto. “Lo que m谩s puede puede preocupar ahora mismo son las personas cr贸nicas m谩s j贸venes, sin vacunar”, dice Pedro Gull贸n, miembro de la Sociedad Espa帽ola de Epidemiolog铆a y coautor del libro Epidemiocracia, “y las que tienen una dosis por AstraZeneca. Hay protecci贸n inmunitaria, pero no tanta. Deber铆an estar cerca por fechas de recibir la segunda, y ah铆 s铆 que est谩n protegidos de la variante Delta. Hay que animar a intentar reenganchar bien a ese grupo de edad”.

El objetivo: reducir todo aun m谩s

“El problema es que se piensa la pandemia de 0 a 10. Y hay una gama de riesgo de 3, 4”, indica Adri谩n Aginagalde, director de Observatorio de Salud P煤blica de Cantabria. En esa comunidad los datos se han disparado en apenas una semana hasta estar de nuevo por encima de 150 de incidencia acumulada. Ah铆 ahora pelean contra brotes originados en discotecas, que tambi茅n, como el de Mallorca, est谩n saturando los sistemas de rastreo y pueden provocar casos secundarios entre el entorno de mayores de los j贸venes. Tras eventos as铆, se tardan entre 10-20 d铆as en saberse si de verdad ha acarreado consecuencias en hospitalizaciones, si ha habido transmisi贸n en domicilios. “Va a ser menos”, insiste, “y sus progenitores estar谩n al menos con una dosis. Pero alguno puede tener neumon铆a, y alguno puede terminar ingresando”, por estos agujeros que deja el sistema de prevenci贸n.

 “Lo habitual, durante la mayor parte de la pandemia, es que ingresase el 11-12% de los casos”, comenta Aginagalde para poner en contexto, “y en en estos momentos, al menos las cifras que nosotros manejamos, est谩 en el 5-6%. Es la mitad de lo que hemos tenido, pero siguen siendo cifras muy considerables, queda trecho. Yo tambi茅n quiero que est茅 todo el mundo inmunizado plenamente, pero todav铆a no estamos en esa fase”.

Enlace relacionado ElDiario.es 29/06/2021.




Fuente: Sasmadrid.org