November 16, 2022
De parte de Asociacion Germinal
218 puntos de vista

EL HOMBRE LIBRE

Iba caminando por el sendero del bosque. A un lado estaba el ramal casi seco del r├şo entre ├írboles altos. Al otro, hab├şa una selva de helechos y arbustos verde como mi vida. Yo ya sab├şa c├│mo se reproduc├şan las plantas y reconoc├şa las esporas como p├şldoras de vida futura y exultante.  Pero, la soledad me pesaba. Aquel d├şa parec├şa un d├şa perdido m├ís en que estar conmigo mismo no me curaba de la civilizaci├│n.

Llegu├ę al ca├▒├│n, donde franjas de arena clareaban los arbustos y ├írboles del borde. Rode├ę las curvas gemelas, donde tantas veces hab├şa saltado por los aires con mi bicicleta. Y entonces me top├ę con un anciano con gafas haciendo algo.

-┬┐Qu├ę haces t├║ aqu├ş?- me pregunt├│ con voz destemplada el extra├▒o.

-Solo estoy dando un paseo-me excus├ę.

El anciano me mir├│ y sonri├│.

-Parece que eres un chaval listo. ┬┐Sabes que estoy haciendo aqu├ş?- me dijo se├▒alando una hoguera rodeada de piedras sobre cuyos rescoldos humeaba un palo.

-No.

-Fabrico cachabas. Vivo de ello-me afirm├│ orgulloso.

-┬íVaya!-me sorprend├ş.

-Voy por los pueblos y escojo una rama adecuada de un árbol. La quemo y moldeo el mango curvándolo con un simple alambre. Luego corto con mi navaja los nudos del palo y lo limo. Al final le pongo una goma a la pata. Tardo una hora en hacer cada cachaba. Cuando tengo seis o siete voy a los mercadillos de los pueblos cercanos y las vendo. Con el dinero me pago la comida y el alojamiento en las pensiones. Y voy de pueblo en pueblo. Soy libre.

-¡Que bien!

-Mi mujer muri├│.- se interrumpi├│ suspirando- Y me quer├şan meter en una residencia de ancianos. Pero me escap├ę. Eso es m├ís triste que una c├írcel. Prefiero la libertad mientras la salud aguante. Mi palabra es el ├║nico pasaporte que preciso. Apenas llevo equipaje. Lavo la ropa en las pensiones y voy limpio. De cuando en cuando me ducho. Me gusta conocer gente de los pueblos y hablar. Por eso te he importunado. Acabas de conocer a un hombre libre. La libertad es lo m├ís importante. No me matar├ín esos cabrones, con perd├│n. Mira. ┬┐Quieres ver c├│mo lo hago?

Con unos breves comentarios me explic├│ con detalle mayor la t├ęcnica de su oficio. Al final segu├ş mi paseo y lo dej├ę all├ş, profundamente orgulloso de s├ş mismo y de su labor.

Hay que ir por sitios solitarios para conocer individuos únicos. Los caminos anchos y fáciles solo llevan al abismo de las masas.(Alfredo Velasco)

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org