November 13, 2020
De parte de La Haine
280 puntos de vista

鈥淧resent茅 los papeles con la fotocopia del DNI en blanco y negro y la quieren en color. As铆 funciona esto鈥

Lourdes Campos tiene 60 a帽os y habla con naturalidad de la vida perra. De esos d铆as de trabajo agotador recogiendo aceitunas con la mirada clavada en el suelo. O de aquellos que se enrol贸 para recolectar remolacha y termin贸 rastrillando los veranos de una Castilla arrasada por un sol justiciero. Justicia es lo que ahora reclama. Para ella y para su familia, porque su cuerpo est谩 cansado de soportar por mucho tiempo el peso del mundo. 鈥淟a cosa no mejora鈥. Lo dice con un rostro que la pena vuelve de piedra. 鈥淪oy pobre. En mi casa somos siete personas y nos tenemos que arreglar con una pensi贸n de 380 euros al mes. 驴Cree que es posible? Pues claro que no. He pedido el Ingreso M铆nimo Vital pero llevo dos meses sin respuesta. Y se lo digo con toda dignidad porque soy gitana y muy rica de aqu铆 鈥搚 se acaricia el coraz贸n con la palma de la mano鈥 por la gracia de Dios鈥, remacha con un tono imponente.

Cuando el Gobierno present贸 el Ingreso M铆nimo Vital (IMV), 鈥渆l mayor paso dado en la lucha contra la desigualdad en Espa帽a鈥, en palabras del vicepresidente segundo Pablo Iglesias, se dispararon las ilusiones de miles de personas atrapadas entre la miseria y la desesperanza. A Lourdes, por ejemplo, se le abri贸 el cielo. 鈥淣osotros lo vimos como un recurso vital, casi de supervivencia. Enti茅ndame, no nos va a sacar de los aprietos pero esos 461 euros o lo que me corresponda aliviar铆an nuestra situaci贸n鈥, a帽ade con prudencia. Gracias a la ayuda de la Asociaci贸n Apoyo del barrio madrile帽o de Moratalaz hizo acopio de la documentaci贸n requerida, firm贸 los impresos y tramit贸 la solicitud a trav茅s de la oficina virtual de la Seguridad Social. 鈥淧ara algunas personas resulta complicado reunir la acreditaci贸n que les exigen. Les ocurre a muchos usuarios. Tambi茅n creo que el IMV est谩 demasiado condicionado por la composici贸n de la unidad familiar, sobre todo monoparentales, y por los ingresos percibidos en el 煤ltimo a帽o. Olvidan que los potenciales beneficiarios son gente que, en muchos casos, viven en la precariedad y en el d铆a a d铆a, con lo que eso conlleva. Por 煤ltimo, la lentitud de la administraci贸n puede llegar a ser exasperante. Imagino que ser谩 por la falta de tramitadores鈥, se帽ala Roberto, el voluntario que ha ayudado a Lourdes con todo el papeleo.

La empresa Tragsatec acaba de anunciar a los 139 trabajadores que cubr铆an el servicio gratuito de atenci贸n telef贸nica que ser谩n despedidos

Han recurrido a conocidos para saber el estado del proceso, han enviado notas alertando de la urgencia. Nada. Siempre terminan chocando contra ese escudo que es el Leviat谩n burocr谩tico del Estado. Tambi茅n han descubierto que el IMV es una ayuda mucho m谩s restrictiva de lo que algunos creyeron ver cuando naci贸. Ah铆 est谩n los n煤meros para demostrarlo. De las 837.333 solicitudes presentadas entre junio y octubre, 12.789 ya han sido aprobadas y abonadas, 69.530 denegadas, 34.534 revisadas y 82.119 se encuentran 鈥渆n proceso de requerimiento de informaci贸n鈥, tarea desempe帽ada por la empresa Tragsatec que acaba de anunciar a los 139 trabajadores que cubr铆an el servicio gratuito de atenci贸n telef贸nica que ser谩n despedidos el pr贸ximo 9 de diciembre. De los 638.364 expedientes restantes, el 78% del total de solicitudes presentadas, nada se sabe. Entre ellas est谩 la de Lourdes. 鈥溌縎er谩 buena la demora? 驴Qu茅 sucede? 驴Usted qu茅 opina?鈥. Tantas cuestiones atropellan a esta mujer curtida y en茅rgica.

No son las 煤nicas. Las dudas acechan en cada esquina. Tambi茅n en la sala de m谩quinas de la Seguridad Social. All铆 donde cada ma帽ana personas con nombres y apellidos se dejan la piel entre peticiones y llamadas telef贸nicas de angustiados ciudadanos desde la puesta en marcha de la prestaci贸n el 15 de junio. Un centenar de consultas cada cinco horas de media al d铆a por asistente. Pero en la administraci贸n todo es lento y, a veces, tambi茅n ruinoso. Sobre todo cuando cunde la urgencia. Los 139 trabajadores de Tragsatec que el 9 de diciembre abandonar谩n sus puestos est谩n sorprendidos. 鈥溌縌ui茅n se encargar谩 a partir esa fecha de un servicio tan importante para el ciudadano?鈥. La pregunta que formula una trabajadora suena como una pesada losa a trav茅s del tel茅fono. 鈥溌縌ui茅n?鈥, repite con desaz贸n. Nadie lo sabe con seguridad. Ni siquiera en el Ministerio de Seguridad Social que dirige Jos茅 Luis Escriv谩. 鈥淟a partida presupuestaria para este subsidio es de 3.000 millones de euros, una cantidad insuficiente, casi rid铆cula, para combatir la pobreza extrema鈥, comentan de manera privada.

Saben que la pobreza, y a煤n m谩s en las actuales circunstancias, avanza como otra plaga imparable. Lo refleja el d茅cimo informe que acaba de presentar la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusi贸n Social (EAPN, por sus siglas en ingl茅s) con datos de 2019, es decir, anteriores a la pandemia: 鈥淓l 9,1% de los hogares espa帽oles, 1.695.000, se encuentran en situaci贸n de precariedad absoluta鈥. Si esta cifra es correcta, Espa帽a tiene un grave problema. El Ingreso M铆nimo Vital, por ejemplo, s贸lo alcanza a una de cada diez familias en pobreza extrema y a una de cada veinte en pobreza relativa. Para las que han quedado fuera de este cribado, el tiempo corre hacia atr谩s. Las necesidades se agravan y los d铆as se tachan del calendario. A pesar de los anuncios institucionales de 鈥渘o dejar a nadie atr谩s鈥, algo est谩 fallando. 鈥淗ay desajustes pero con el tiempo funcionar谩 porque hay voluntad de que as铆 sea. Pero debemos valorar que es una prestaci贸n hist贸rica en Espa帽a porque hasta ahora nunca se hab铆a dispensado un subsidio contra la pobreza de esta naturaleza a nivel nacional鈥, comenta un funcionario de la Seguridad Social. 

Aunque no lo gestione, el Ministerio de Derechos Sociales se ha involucrado directamente en mejorar su funcionamiento con la incorporaci贸n de varias modificaciones al decreto original. Por ejemplo, que se tengan en cuenta los ingresos del solicitante en 2020, en lugar de 2019, para acceder a la prestaci贸n. Algo l贸gico cuando el abismo que separa ambas fechas es una pandemia. Con esta medida se arremete contra la pobreza sobrevenida en los 煤ltimos siete meses y evita a los solicitantes pasar por el amargo trago de una espera prolongada para optar a la prestaci贸n. Tambi茅n han reducido de tres a dos a帽os la condici贸n inexcusable de vida independiente que se exige a los menores de 30 a帽os sin recursos. Otro de los cambios incluye a los servicios sociales, que son quienes mejor conocen los estragos sociales que provoca la pobreza. Ya pueden acreditar requisitos que hasta ahora estaban reservados a los tramitadores, a veces implacables, de la Seguridad Social. 鈥淎lgo ha mejorado, pero sigue siendo muy selectivo鈥, asegura un voluntario. 

A Teresa Garc铆a, 54 a帽os, casada y con dos hijos a su cargo, le han denegado la solicitud por un fallo t茅cnico. A todo el esmero que puso en hacerlo bien se le ha a帽adido tener la paciencia de un buda. 鈥淧resent茅 los papeles en septiembre con la fotocopia de mi DNI en blanco y negro y la quieren en color. As铆 funciona esto鈥, afirma con la mirada ensombrecida. Ha vivido tantas cosas complejas en los 煤ltimos meses que este rev茅s no le cambia el humor. Lo peor fue enfrentarse al opresivo trance de la covid-19 con las manos vac铆as. Ella y su familia. Cayeron en cadena, pero Teresa sufri贸 el diagn贸stico m谩s grave. Malestar, fiebres altas y hospitalizaci贸n en el Gregorio Mara帽贸n. Un mes sin poder caminar. Silencio en soledad. 鈥淪i no es por mi hijo no comemos鈥, sostiene. Hay d铆as, como esta ma帽ana en un barrio de Moratalaz alfombrado de hojas muertas, que parece salir a la calle con toda su casa a cuestas. Con su marido 脕ngel y con la lecci贸n bien aprendida de lo que le aguarda el futuro bajo el brazo. 鈥淰ienen malos tiempos pero he educado a mis hijos para que trabajen. Les digo que echen los curriculums, que no se conformen鈥, afirma. La vida nunca fue f谩cil para Teresa pero lo de hoy le resulta inexplicable. 鈥溌縎abe usted cu谩nto dinero ingresamos? La Renta M铆nima de Inserci贸n (RMI) de Madrid y otros 94 euros de la cooperativa de vendedores ambulantes a la que pertenece mi marido. Nada m谩s. 驴Cree que con eso se puede vivir? No鈥, responde con firmeza pero sin levantar la voz. 鈥淣os da para pagar la luz y los gastos fijos de la casa. Y hambre no pasamos gracias a nuestro hijo y a la ayuda de la gente del barrio鈥, concluye.

Un estudio del Ministerio de Derechos Sociales sobre las rentas m铆nimas de inserci贸n que ofrecen las comunidades aut贸nomas concluye que 煤nicamente el 8% de la poblaci贸n que vive bajo el umbral de la pobreza, alrededor de 700.000 personas, se benefici贸 el pasado a帽o de este subsidio. Un cifra muy baja para un pa铆s como Espa帽a que tiene en esta lacra a uno de sus caballos de Troya m谩s colosales. De las 17 autonom铆as s贸lo Euskadi y Navarra llegan con sus prestaciones al 70% de los ciudadanos m谩s desfavorecidos. En el resto es un erial. Siempre lo fue.

脷nicamente el 8% de la poblaci贸n que vive bajo el umbral de la pobreza, alrededor de 700.000 personas, se benefici贸 el pasado a帽o de rentas m铆nimas auton贸micas

鈥淨uiz谩 no sea ni original decirlo pero en Espa帽a sigue existiendo una aporofobia heredada del franquismo. Hay pol铆ticos que consideran que estas prestaciones son 鈥榰n subsidio para pobres鈥; otros se conforman con calificarlo de 鈥榟ito hist贸rico鈥 para renegar de la renta b谩sica universal, que la ven como algo casi malvado cuando en todos los sitios del mundo donde se ha aplicado es lo contrario. Reduce dr谩sticamente la pobreza, aporta seguridad al ciudadano e incrementa su motivaci贸n para buscar trabajo porque es incondicional y acumulativa a otras rentas. 隆Claro que pagar铆amos m谩s impuestos, pero tambi茅n ganar铆amos m谩s y, desde luego, mejorar铆a las condiciones laborales!鈥, explica Daniel Ravent贸s, profesor de Econom铆a y Empresa de la Universidad de Barcelona y miembro del comit茅 cient铆fico de ATTAC.

A juicio de este acad茅mico, que en junio intervino en la Comisi贸n de reconstrucci贸n econ贸mica y social del Congreso para defender los beneficios estructurales de la renta b谩sica universal (RBU) en una sociedad como la espa帽ola, se ha creado una cierta confusi贸n en torno al IMV. 鈥淓s un subsidio no contributivo y condicionado que, en ocasiones, presenta incompatibilidades con un trabajo remunerado. 驴Por qu茅? Por el famoso problema de la 鈥榯rampa de la pobreza鈥. Es decir, si una persona recibe una prestaci贸n de 500 euros y le ofrecen un empleo de 8 horas diarias por 700 euros al mes que vaya usted a saber cu谩nto dura, suele rechazarlo porque es una mierda. Eso es algo que no suceder铆a con la RBU鈥, asegura. 

Pese a que el IMV est谩 concebido como una base m谩s o menos s贸lida sobre la que apoyar otras subsidios que dispensan las comunidades aut贸nomas para erradicar la pobreza extrema, hay regiones que han comenzado a reducir los gastos al considerarlas ineficaces, excesivas o 鈥渃readoras de dependientes del Estado鈥, como las calific贸 Isabel D铆az Ayuso, presidenta de una comunidad donde hay 490.000 pobres oficiales, seg煤n el 煤ltimo informe FOESSA de 2019. Id茅ntico camino han tomado Murcia y Andaluc铆a pese a que en el decreto del gobierno central especifica que el IMV no excluye necesariamente los subsidios auton贸micos. En Madrid, m谩s de 4.000 familias ya han dejado de cobrar la RMI por este motivo. Y los 87.000 que a煤n siguen percibi茅ndola s贸lo lograr谩n mantenerla si no solicitan la IMV, o si la Seguridad Social rechaza su demanda o si se lo concede de manera limitada. Todo demasiado austero, excesivamente severo para familias como la de Lourdes y Teresa que no se amedrentan pero que perciben la vida con un realismo duro: 鈥淵a no resistimos m谩s鈥. Los rigores de la escasez. La pandemia. Ahora, un sustento. Las tinieblas de la pobreza en este oto帽o despiadado no se disipan.

Fuente




Fuente: Lahaine.org