October 25, 2020
De parte de Acracia
150 puntos de vista


Recuerdo una parodia de Joaqu铆n Reyes, en la secci贸n Celebrities de aquel gran programa de humor Muchachada Nui, dedicada al indescriptible juntador de palabras Arturo P茅rez Reverte, donde de manera efectiva, m谩s sutil de lo que puede parecer, pon铆a en su sitio al egoc茅ntrico fulano. Disfrutadla, seguro que puede encontrarse f谩cilmente en Youtube o en la web de RTVE. Sin embargo, el cuestionable creador de best-sellers, como tantos otros personajes inefables de este bendito pa铆s, supera con creces a cualquier caricatura que nos esforcemos en realizar. As铆, me entero hoy que en la promoci贸n de su 煤ltimo libro situado en la Guerra Civil Espa帽ola, y ah铆 debe estar la clave de sus mezquinos comentarios, se ha despachado a gusto contra la llamada Ley de Memoria Democr谩tica, y no precisamente denunciando sus carencias para impartir de una vez por todas justicia hist贸rica. Lo m谩s grave e insultante, ha llegado a calificar de resentidos a las v铆ctimas del fascismo. Creo que m谩s iniquidad y mala baba, muy probablemente perfectamente estudiadas, no caben en las manifestaciones de este ser.

Hace muchos a帽os que dej茅 de prestar la m铆nima atenci贸n a la obra escrita de semejante personaje, que causa un furor medi谩tico en cierto p煤blico, que me es totalmente ajeno. Ya hace tiempo, public贸 un libro de intenci贸n did谩ctica, pero plagado de clich茅s y simplificaciones, tal y como indica su inconfundible t铆tulo: La Guerra Civil contada a los j贸venes. Cuando alguien se describe como neutral o equidistante, especialmente en la lucha contra el fascismo, hay que echarse a temblar. Y, por supuesto, el conflicto espa帽ol fue de una complejidad extrema, tal y como han mostrado infinidad de libros publicados, tal vez la guerra que m谩s literatura ha generado y, tambi茅n, que m谩s distorsiones y basura literaria ha producido. A pesar de ello, se帽or P茅rez Reverte, no le quepa ninguna duda de en qu茅 lado de la barricada nos encontramos la gente decente. Sus lamentables argumentaciones, sobre manique铆smo y sandeces habituales, no se aplican a una guerra contra la tiran铆a, tal y como fue tambi茅n la Segunda Guerra Mundial. Dejemos tambi茅n a un lado los usuales t贸picos anticomunistas.

Otra argumento habitual de este tipo, as铆 como de tantos otros personajes de este indescriptible pa铆s, es que la guerra espa帽ola fue un conflicto 芦entre hermanos禄. La supuesta 芦objetividad禄, o 芦neutralidad禄, que rezuma P茅rez Reverte, ya resulta muy sospechosa en el caso que nos ocupa, pero es que dichas intenciones no son m谩s que una mistificaci贸n que oculta demasiadas verdades y distorsiona otras. La GCE no fue simplemente un conflicto fraticida, como tampoco una especie de terrible fen贸meno natural inevitable, existen complejas causas sociales y pol铆ticas que explican una guerra, no olvidemos, provocada por generales golpistas en lo que se llam贸 el 芦bando nacional禄. Nadie niega las terribles acciones que desencadena un conflicto b茅lico, siempre condenables vengan de donde vengan, pero no olvidemos qui茅nes lo provocaron, matarifes profesionales uniformados. Estos asesinos, mediante un plan perfectamente calculado, dirigieron una represi贸n iniciada en un golpe de Estado y exendida luego a cuatro d茅cadas de cruel dictadura. Despu茅s, de una u otra manera, el general铆simo dictador lo dej贸 todo 芦atado y bien atado禄. Cuesta mucho, demasiado, mostrar una y otra vez lo evidente. Aterra que alguien como P茅rez Reverte pase por un intelectual e, incluso, una persona honesta.

Juan C谩spar




Fuente: Acracia.org