January 5, 2022
De parte de Acracia
174 puntos de vista


Varios acontecimientos fortuitos producidos estos 煤ltimos d铆as me incitan a publicar el prefacio del libro, sobre el declive de la aspiraci贸n emancipadora, que estoy terminando. No solo por considerar necesario evidenciar el declive de esta aspiraci贸n sino tambi茅n para mostrar crudamente a lo que han quedado reducidas las reivindicaciones y luchas sociales鈥 Tan aplastante es hoy el peso y el poder del Capital sobre el Trabajo y lo alejado de la posibilidad para el Trabajo de emanciparse del Capital.

Uno de estos acontecimientos es el documental que la periodista Laura Aguirre de Carcer -hija de uno de mis m谩s pr贸ximos amigos, fallecido hace unos a帽os- est谩 rodando en los  EE UU sobre la huelga de los trabajadores asalariados de Kellogg鈥檚, por revalorizaciones de salarios y del retiro, y la movilizaci贸n de los trabajadores de Starbucks para poder constituir un sindicato. 

Otro de estos acontecimientos es el anuncio hecho por Yolanda Diaz -ministra de Trabajo del Gobierno 鈥榤谩s progresista de la historia鈥鈥 del Acuerdo firmado por este  Gobierno, la Patronal y los Sindicatos (mayoritarios), para revisar la Reforma de la Derecha de 2012. Pues este Acuerdo, que la ministra ha calificado de 鈥榟ist贸rico鈥, ni siquiera restituye los derechos de los trabajadores en vigor en 2012 y a煤n menos los de 2010鈥 

***************

Puesto que el progreso del pensamiento se ha producido por autocorrecciones sucesivas de los conceptos en contextos socio-hist贸ricos diferentes a lo largo de los siglos, deber铆amos tener motivos suficientes para no desesperar de la raz贸n y de lo que el hombre ha conseguido a trav茅s de ella: pensar el sentido de la libertad y desear la emancipaci贸n (de toda forma de explotaci贸n y de dominaci贸n) para alcanzar su plena dignidad como persona humana. 

Pero, mostr谩ndonos la historia que el hombre se encuentra siempre en una encrucijada de certidumbres, probabilidades y eventualidades, es de temer que la gran cadena de profundizaci贸n del conocimiento -sobre el hombre y su relaci贸n con el mundo- se interrumpa y nos veamos permanentemente obligados a encontrar nuevas maneras de pensar el porvenir.

He aqu铆 por qu茅 en estos tiempos de post-verdad y de represi贸n  ideol贸gica y pol铆tica, de graves peligros pand茅micos-dist贸picos-ecol贸gicos y de ausencia de proyectos pol铆ticos promovedores de igualdad, puede parecer irrisorio interesarse en el pasado de las luchas por la emancipaci贸n. Pero son precisamente estos peligros -sobre nuestra salud, nuestra libertad y nuestra vida- y el inquietante estado de resignaci贸n social -ante las desigualdades presentes y las que se anuncian- que convierten el inter茅s por esas luchas en una necesidad m谩s que nunca de gran actualidad. Tanto para comprender la complejidad de interacciones, de interrelaciones y de retroacciones que han llevado a los hombres a encontrarse en esta preocupante situaci贸n, como para tomar consciencia de la gravedad y urgencia de reaccionar contra estos peligros mort铆feros que amenazan nuestras vidas y el devenir de nuestra especie, como de otras. Pues ahora -m谩s que nuca- es evidente que las causas de estas amenazas son la alienaci贸n y la l贸gica del 鈥渃ada vez m谩s鈥 del sistema de dominaci贸n y de explotaci贸n capitalista, convertido en paradigma de la civilizaci贸n. Un paradigma civilizador que ha conducido y contin煤a conduciendo a la humanidad a agotar el planeta Tierra, nuestro habitat y nuestra fuente de vida. 

驴C贸mo no ser pues una necesidad y una urgencia remplazarlo por otro paradigma que d茅 prioridad a lo esencial para la vida de todos en un planeta vivible y durable? Sobre todo despu茅s de haber constatado el costo -en vidas humanas y en m煤ltiples sufrimientos- de la irracional y criminal gesti贸n de la COVID-19 en el mundo, por dar prioridad a la actividad econ贸mica sobre la vida de las gentes. 

De toda evidencia es una necesidad, una gran urgencia, cambiar este paradigma, hoy dominante sobre todo el planeta. Como tambi茅n que solo es posible desarrollando la consciencia de los peligros que amenazan a los seres humanos y reviviendo el deseo de emancipaci贸n de toda forma de dominaci贸n y de explotaci贸n del hombre sobre el hombre y el respeto de la Naturaleza; pues, adem谩s de ser esta consciencia y este deseo un verdadero ant铆doto a la servidumbre voluntaria que predomina hoy en nuestras sociedades, tambi茅n lo es a la quim茅rica ilusi贸n individualista de creer poder salvarse solo en un mundo en el que reina la ley del m谩s fuerte y la l贸gica del cada uno para s铆 mismo.  

Es pues esta convicci贸n -aunque relativizada por la duda cient铆fica- la que me ha incitado a hacer esta obra sobre la aspiraci贸n emancipadora hoy. No solo por haber sido esta aspiraci贸n el principal motor de la evoluci贸n de la consciencia humana a lo largo de la historia y continuar dando al hombre la dignidad y el coraje de luchar contra todas las formas de opresi贸n y de explotaci贸n, sino tambi茅n porque, sin esta aspiraci贸n a un mundo de igualdad -donde cada ser humano ve al otro como su igual y se considera deudor de su solidario- no me parecen posibles la supervivencia de los seres humanos y sus pr谩cticas de ayuda mutua y democracia directa.  

Adem谩s, tras constatar el fiasco humano y social al que ha conducido el renunciamiento a la aspiraci贸n de emanciparse, 驴c贸mo no esperar que ella vuelva a ser ma帽ana la principal motivaci贸n de los hombres para proseguir la historia con la esperanza de una real fraternidad y una cierta idea del progreso para todos? Y ello porque con todos los conocimientos etnogr谩ficos e hist贸ricos de que disponemos hoy sabemos que la desigualdad y la dominaci贸n no son una fatalidad. Que es posible reescribir la historia del mundo al contrario del romance hist贸rico tradicional, puesto que las investigaciones cient铆ficas de las 煤ltimas d茅cadas -en arqueolog铆a, antropolog铆a y disciplinas vecinas- nos ense帽an que la evoluci贸n de las sociedades humanas, en el curso de los treinta mil a帽os pasados, no ha sido una marcha irreversible hacia la desigualdad sino m谩s bien 芦un mundo de experimentaciones sociales audaciosas, mucho m谩s pr贸xima de un carnaval de las formas pol铆ticas que de las tristes abstracciones sugeridas por la teor铆a evolucionista (鈥) En realidad, en muchas de las comunidades que comenzaban a cultivar la tierra, las jerarqu铆as sociales eran casi inexistentes. En cuanto a las primeras villas, lejos de haber tallado en piedra las diferencias de clase, ellas eran sorprendentemente numerosas a funcionar seg煤n principios resueltamente igualitarios, sin recurrir a d茅spotas, politicastros-guerreros llenos de ambici贸n o a jefecillos autoritarios禄 (1). Adem谩s de que nunca los dominados han dejado de luchar contra la dominaci贸n de esta clase de tutores y que estas luchas han sido y siguen siendo el principal motor de la historia. 

Es pues esta convicci贸n -de la potencia movilizadora de la aspiraci贸n/deseo de emancipaci贸n y de la importancia de interesarnos a las luchas emancipadoras de ayer, como tambi茅n a las de hoy y de ma帽ana- que me ha incitado a componer esta obra. Aunque tambi茅n ha contado el hecho de disponer de un texto -mi Memoria presentada en 1981 (para el diploma de DEA) en la 脡cole des Hautes 脡tudes en Sciences Sociales (EHESS) de Par铆s sobre 芦Le d茅clin id茅ologique et r茅volutionnaire de l鈥檃narcho-syndicalisme espagnol ou 茅l茅ments pour une 茅tude sur le mouvement ouvrier et la r茅volution禄鈥 en el que abordo la tem谩tica del declive del ideal emancipador 脿 partir de la historia del anarcosindicalismo espa帽ol, por considerar que es a partir de ella que podemos aproximarnos m谩s a las causas (estructurales y coyunturales) y a los mecanismos que han conducido al Movimiento obrero a abandonar su objetivo m谩s fundamentalmente revolucionario: la emancipaci贸n de la clase obrera de toda forma de explotaci贸n y de dominaci贸n. Pues, adem谩s de haber sido y ser a煤n el 煤nico movimiento obrero que ha intentado hacer una revoluci贸n emancipadora y que sigue fiel a su ideal emancipador, me parece ser el campo de observaci贸n m谩s adecuado para el an谩lisis de este abandono, adem谩s de ser hoy el 煤nico movimiento anarcosindicalista de masas activo y significativo en el mundo. A lo que hay que agregar el hecho de disponer de la introducci贸n-presentaci贸n del sujeto de mi tesis de doctorado de 3er ciclo sobre 芦Les courants r茅formiste et r茅volutionnaire du mouvement ouvrier espagnol禄. Un texto/resumen de la aproximaci贸n contrastiva que me propon铆a hacer, en esta tesis, para meter en relieve las profundas afinidades y las irreductibles oposiciones entre estas dos corrientes, tanto en la manera de pensar como en la de hacer la revoluci贸n. 

Aunque tambi茅n ha contado el disponer de los materiales que hab铆a reunido para la tesis, adem谩s de las notas hechas y conservadas sobre las luchas obreras en el mundo, desde 1985 hasta hoy, y las notas y res煤menes de los talleres de econom铆a de l鈥橴PP (Universit茅 Populaire de Perpignan), en la que, de 2007 a 2014, particip茅 -con el economista marxista cr铆tico Henri Solans- en las reflexiones y debates sobre 芦la fin du capitalisme禄

Son pues todas estas circunstancias y la necesidad urgente de reaccionar a la aceleraci贸n de los peligros que amenazan nuestras vidas que me han incitado decisivamente a dedicar tiempo y energ铆as a terminar esta obra sobre el declive del ideal emancipador y el devenir de la emancipaci贸n. Un declive que pone de relieve el sentido de la dignidad, para quienes se resignan a 茅l, y al que yo no he cesado de reflexionar desde que comenc茅 a militar en M茅xico al final de los a帽os cuarenta del siglo pasado. Pues desde entonces me pareci贸 evidente que la humanidad no se habr铆a visto obligada a sufrir todos los horrores que ella ha sufrido a lo largo de la historia si la solidaridad hubiese primado sobre el ego铆smo individualista, si nosotros, los hombres, hubi茅semos sido conscientes de la importancia de la ayuda mutua y la cooperaci贸n para nuestra supervivencia y hubi茅semos decidido hacer prevalecer esta solidaridad sobre el cada uno para s铆 mismo desarrollado por el sistema capitalista. 

Una convicci贸n reforzada por todo lo que hemos vivido y lo que continuamos a vivir con las calamidades de la pandemia COVID-19. No solo por ser el individualismo y la primac铆a del dinero sobre la vida responsables de ello, sino tambi茅n por haber podido constatar el valor y la eficacia de la solidaridad para afrontar los peligros pand茅micos-dist贸picos-ecol贸gicos y tratar de poner fin a las desigualdades.
隆C贸mo pues no concluir diciendo que no solo no es irrisorio interesarse por el pasado y el devenir de las luchas por la emancipaci贸n sino una necesidad, un deber! No solo por estar en juego nuestra libertad y nuestra dignidad sino tambi茅n nuestra vida, 隆la vida!

**************

Pues bien, siendo el deseo de emancipaci贸n y las luchas emancipadoras -de ayer, de hoy y de ma帽ana- cuestiones primordiales para m铆 y habiendo recuperado casi todas mis notas de investigaci贸n y reflexi贸n sobre esta tem谩tica desde que comenc茅 a reflexionar met贸dicamente sobre ella, me ha parecido l贸gico estructurar esta obra en dos partes: una con mis reflexiones y trabajos en la EHESS, a finales de los a帽os 70, y la otra con mis reflexiones y trabajos posteriores hasta nuestros d铆as.

Esta obra est谩 constituida pues de una primera parte con la aproximaci贸n ya hecha en mi Memoria para la EHESS, sobre 芦Le d茅clin id茅ologique et r茅volutionnaire de l鈥檃narcho-syndicalisme espagnol ou 茅l茅ments pour une 茅tude sur le mouvement ouvrier et la r茅volution禄, y la Introducci贸n/presentaci贸n del sujeto de la tesis de doctorado de 3e ciclo sobre 芦Les courants r茅formiste et r茅volutionnaire du mouvement ouvrier espagnol禄. No solo por continuar pensando que es a trav茅s de la historia de estas dos corrientes que se pueden apercibir m谩s claramente las causas (estructurales y coyunturales) y los mecanismos que han llevado al movimiento obrero a abandonar su objetivo emancipador, sino tambi茅n por haber intentado las dos hacer la revoluci贸n siguiendo su ideolog铆a y encarnar fielmente las razones de ser de las corrientes reformista y revolucionaria del proletariado despu茅s de haberse dividido en la Primera Internacional obrera, v铆ctimas de la rivalidad entre marxistas y anarquistas. 

Y de una segunda parte, que me ha parecido juicioso comenzar por un cap铆tulo con mis reflexiones sobre las d茅cadas 80 y 90. No solo por haber sido cruciales para el movimiento obrero sino tambi茅n para acreditar la idea del final de las luchas ideol贸gicas y del triunfo definitivo del mercado y la democracia liberal despu茅s del derrumbe del Muro de Berl铆n y la dislocaci贸n del bloque del Este. Un triunfo que marcaba el 芦final de la historia禄, seg煤n la tesis desarrollada por el polit贸logo norteamericano Francis Fukuyama (2), entonces consejero en el Ministerio de Defensa en Washington. 

Y proseguirla con otro capitulo aportando mis reflexiones sobre la sociedad de consumo y la informaci贸n num茅rica, por considerar que la ideolog铆a consumerista y el desarrollo tecnol贸gico -que no han cesado de acelerarse despu茅s de la extensi贸n de Internet y la aparici贸n de la Red- han sido decisivos para que el capitalismo sea hegem贸nico en el mundo y el movimiento obrero se resigne a luchar 煤nicamente para tratar de hacer menos insoportable la explotaci贸n. Sobre todo por el uso pernicioso que el sistema capitalista hace de las t茅cnicas de la informaci贸n y la comunicaci贸n (los programas inform谩ticos para oficinas, la micro-inform谩tica, la telem谩tica, etc.) en las empresas y las administraciones para consolidar y extender su poder y el consumerismo. 

Como tambi茅n terminar con un cap铆tulo sobre las revueltas antiautoritarias de estos 煤ltimos a帽os, la crisis provocada por la COVID-19 y el porvenir de la emancipaci贸n. Pues, que se reconozca o no, todos estos acontecimientos y esta pandemia han puesto en evidencia la responsabilidad del sistema capitalista en los peligros pand茅micos-dist贸picos-ecol贸gicos que amenazan la supervivencia de nuestra especie y de otras especies, como tambi茅n en las terribles desigualdades del mundo actual. Una responsabilidad que va de la mano con su irresponsabilidad de aprendiz de brujo inepto a hacer frente a las cat谩strofes que causa. Una irresponsabilidad que nos advierte suficientemente de lo que puede advenir al g茅nero humano si no reaccionamos, si continuamos dejando hacer a los defensores y aprovechadores de este sistema. Un sistema predador, incapaz y poco dispuesto a parar su marcha destructora del medio ambiente.  

He aqu铆, pues, por qu茅 me parece tan importante y urgente pensar y  resentir el deseo de emancipaci贸n. No solo para hacer frente eficazmente a esos peligros sino tambi茅n para producir nuevos proyectos pol铆ticos que, adem谩s de ser sostenibles econ贸micamente, promuevan la igualdad y la dignidad del ser humano. Particularmente en este momento de degradaci贸n del debate p煤blico y de reconciliaciones ideol贸gicas dudosas, aceleradas por la desastrosa gesti贸n pol铆tica de la pandemia en un contexto sobremediatizado y confusionista. Un contexto en el que el campo pol铆tico y los espacios p煤blicos se extrema-derechizan en provecho de teor铆as complotistas reaccionarias, vehiculadoras de grandes peligros negacionistas y fascistas. Peligros disfrazados detr谩s de una pol铆tica nebulosa que contiene elementos te贸ricos y hechos, prop贸sitos y referencias que recuerdan ciertamente acontecimientos tr谩gicos ya vividos鈥 

He aqu铆 pues resumidas las razones de haber emprendido esta obra y de haberla estructurado tal que lo he hecho.

Octavio Alberola

Notas :
(1) Au commencement 茅tait鈥 Une nouvelle histor铆e de l鈥檋umanit茅, de David Graeber y David Wengrow.
(2) En su libro El final de la historia y el 煤ltimo hombre




Fuente: Acracia.org