October 23, 2021
De parte de Acracia
345 puntos de vista


Recientemente, el inicuo expresidente de este bendito pa铆s, Felipe Gonz谩lez, hizo las siguientes declaraciones: 芦El neoliberalismo ha sido una deformaci贸n que ha generado mucha desigualdad en la redistribuci贸n del ingreso禄. 驴Se puede ser m谩s caradura? A prop贸sito de esto, conviene recordar lo que es la historia reciente de este indescriptible pa铆s, por un lado, as铆 como por otro la del propio liberalismo (no especialmente f谩cil de trazar). Sobre esta 煤ltima, resulta especialmente irritante que los 芦liberales禄 patrios rechacen el uso del prefijo 鈥榥eo鈥 ya que, claro, pretenden trazar una historia del liberalismo desde los cl谩sicos, como Locke y Adam Smith, pasando por Hayek y llegando hasta lo que ellos digan. Como se supone que los que sostienen este discurso no son abiertamente idiotas, hay que deducir que hablamos de simples canallas, con poca o ninguna verg眉enza, que sencillamente quieren justificar un capitalismo sin barreras, que sume a gran parte de la poblaci贸n en la indigencia. No daremos nombres, de momento, aunque uno de ellos es un prestigioso literato de dudosa 茅tica personal. Sobre la historia del liberalismo, en el polo opuesto, hay quien se ha esforzado en se帽alar que el origen de esta filosof铆a se encuentra principalmente, no en el individualismo y en el lucro personal, sino en la b煤squeda de la tolerancia, la pluralidad e, incluso, lo que har铆a torcer el gesto a ciertos liberales, en la virtud y el sentido comunitario.

Personalmente, y como ocurre tambi茅n con el anarquismo, uno piensa que quieren cargarse demasiadas cosas sobre las espaldas del liberalismo. Por supuesto, uno apuesta firmemente por las ideas 谩cratas, ya que estas propician la solidaridad y el apoyo mutuo frente a la sociedad del 芦s谩lvese el que pueda禄. Pero, vayamos ahora con el neoliberalismo. Hay que aclarar que, a finales del siglo XIX, y vistos los desastres ocasionados por el industrialismo y los monopolios econ贸micos, es cuando se bifurca la concepci贸n del liberalismo para tratar de compensar algo esos desmanes. Por supuesto, siempre sin cuestionar radicalmente el capitalismo y defendiendo el poder pol铆tico, son los inicios de eso que se acab贸 descubriendo tambi茅n fraudulento como es el Estado del bienestar. Es a mediados del siglo XX, cuando Hayek hace una defensa del liberalismo cl谩sico, que quiere ver como econom铆a de mercado, negando cualquier concepci贸n social de esta filosof铆a. En su obra Camino de servidumbre, se opone a cualquier asomo de socialismo, que identifica con el control estatal y con la anulaci贸n del libre mercado, que conduce para 茅l inevitablemente al totalitarismo. Hayek, junto a otros, realiz贸 un conocido manifiesto en el que abogaba por lo que consideraban los valores centrales de la civilizacion, dignidad y libertad individual, reduciendo el Estado a simple garante de ello. Aunque aquel grupo se defin铆a simplemente como 鈥榣iberal鈥, se sit煤a el inicio ah铆 del neoliberalismo, lo cual es de una l贸gica aplastante, por mucho que se opongan lumbreras medi谩ticos en la actualidad. Antes de repasar, someramente, la praxis neoliberal, hay que se帽alar que no hay excesiva coherencia con las premisas, ya que se produce en la pr谩ctica la necesidad de un Estado fuerte y a veces represivo para defender la propiedad privada y los intereses empresariales.

En principio, un rasgo primordial del pensamiento neoliberal es que las libertades individuales se garantizan por un mercado y un comercio libres; en la pr谩ctica, las potencias que quieren aplicar el neoliberalismo han impuesto un aparato estatal que refleja los intereses de los propietarios, las grandes empresas y multinacionales, as铆 como del capitalismo financiero. El perfecto ejemplo del abismo entre teor铆a y pr谩ctica es el primer experimento neoliberal, que fue nada menos que la dictadura de Pinochet respaldada por la CIA y por las grandes compa帽铆as estadounidenses. A partir de entonces, ya a finales de la d茅cada de los 70, las formas estatales neoliberales proliferar谩n a lo largo del mundo encabezadas por los Estados Unidos de Ronald Reagan y el Reino Unido de Margaret Thatcher. 驴En Espa帽a, con las legislaturas encabezadas por Felipe Gonz谩lez, hubo una situaci贸n diferente? Hay que contextualizar el momento en que el Partido Socialista llega al poder, saliendo de una dictadura que ya hab铆a realizado las reformas adecuadas para proteger el capitalismo. Para tomar las medidas m谩s duras, era necesario un poder de apariencia progresista para apaciguar a la poblaci贸n: entrada en la OTAN, apoyo de toda actividad externa de los USA (incluidas, las b茅licas), flexibilizaci贸n del mercado laboral, defensa de las 茅lites econ贸micas鈥 Menciono lo que ata帽e al llamado neoliberalismo, para otro espacio dejaremos las cabronadas relacionadas con las circunstancias espec铆ficamente locales, como fueron el mantenimiento del terorrismo de Estado o el apoyo y protecci贸n econ贸mica de la Iglesia cat贸lica. En un sistema basado en la alternancia, con las dos caras de la misma moneda, tarde o temprano llegar铆a la derecha oficial al poder para corrobar todo lo que hab铆a iniciado un partido supuestamente progresista. Pues s铆, Felipe Gonz谩lez es un sinverg眉enza que se r铆e de todos.

Juan C谩spar




Fuente: Acracia.org