June 19, 2021
De parte de La Haine
166 puntos de vista


Los sindicatos griegos convocaron este pasado 10 de junio una nueva jornada de huelga general con paros en los transportes p煤blicos y el cierre de buena parte de la administraci贸n, en una jornada de protesta contra la nueva reforma laboral. La indignaci贸n por el proyecto de ley es generalizada y toda la oposici贸n se ha unido para exigir su retirada.

Las manifestaciones de protesta han sido multitudinarias en muchas ciudades del pa铆s y tan solo en Atenas cerca de 50.000 personas, entre ellas la plana mayor de los movimientos sociales, organizaciones estudiantiles y sindicatos, marcharon por el centro para protestar contra una ley que socava los derechos laborales y sindicales conquistados a lo largo de m谩s de un siglo.

Uno de los puntos que mas ampollas ha levantado es la flexibilizaci贸n (para trabajar m谩s horas con el mismo sueldo) de las ocho horas de trabajo diario y la ampliaci贸n de las horas extraordinarias anuales.

Aunque el Gobierno asegura que la flexibilizaci贸n del horario solo se aplica a petici贸n del empleado, sindicatos y movimientos sociales aseguran que en la pr谩ctica solo cimenta legalmente una situaci贸n que ya existe en la vida cotidiana de cada empleado: el exceso de horas no remuneradas. El proyecto de ley extiende adem谩s las horas extraordinarias anuales permitidas, actualmente entre 90 y 120 (dependiendo del sector) a 150.

En un pa铆s como Grecia, regida por el principio de 鈥榟echa la ley, hecha la trampa鈥, este tipo de herramientas no consiguen asustar a ning煤n empleador. Lo viven en carne propia muchos trabajadores cuando llega la Navidad y el patr贸n les obliga a devolverles la paga extraordinaria que les acaba de desembolsar, con el argumento de que de lo contrario la empresa se hundir铆a.

Otro de los puntos de conflicto es la eliminaci贸n de facto de los convenios colectivos en pro de acuerdos entre el empresario y el empleado, que ya abolieron los conservadores cuando Grecia viv铆a al dictado de los acreedores y que el Gobierno centrista de Syriza volvi贸 a restablecer.

El nuevo proyecto de ley, que previsiblemente se votar谩 el pr贸ximo 17 de junio (el r茅gimen conservador tiene la mayor铆a absoluta en el Parlamento), tambi茅n limita la posibilidad de convocar huelgas, y entre otras cuestiones, proh铆be que un paro, cuya celebraci贸n ha sido declarada ilegal pueda ser convocado por otro sindicato en t茅rminos similares.




Fuente: Lahaine.org