February 28, 2022
De parte de SAS Madrid
2,600 puntos de vista

El nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim谩tico (IPCC, siglas en ingl茅s), el trabajo m谩s exhaustivo y respetado del mundo sobre el fen贸meno, pide una adaptaci贸n “ambiciosa y urgente” ante unos efectos del calentamiento global que ya se est谩n produciendo y que es pr谩cticamente inevitable que empeoren en las pr贸ximas d茅cadas. Los cambios para un desarrollo “resiliente ante el clima” deben afectar a nuestro “modo de vida” y la manera de organizar las sociedades; con especial atenci贸n al estr茅s h铆drico en el sur de Europa y en una Espa帽a que ya mira de frente a las consecuencias de la sequ铆a.

Las circunstancias en las que se ha emitido este lunes el informe del II Grupo de Trabajo del Sexto Informe de Evaluaci贸n del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim谩tico (IPCC), dependiente de Naciones Unidas, son extraordinarias. Los cient铆ficos ucranianos, por razones obvias, pidieron ausentarse del plenario, que durante los 煤ltimos d铆as ha estado discutiendo y cerrando los 煤ltimos flecos del documento. Pero m谩s all谩 de la invasi贸n rusa, las presiones del poder se han hecho notar m谩s que nunca. El informe del IPCC dej贸 de ser hace tiempo un compilado de datos as茅pticos: y en este nuevo trabajo la pol铆tica est谩 m谩s presente que nunca, porque no pod铆a ser de otra manera. Una salida justa de la crisis clim谩tica necesita de decisiones pol铆ticas que cambien las prioridades y las estructuras de la sociedad y del sistema econ贸mico.

As铆 lo explica el propio resumen del trabajo: “Para garantizar un planeta sano y habitable para todos, tenemos que transformar nuestro modo de vida, especialmente elementos clave como nuestra industria y nuestro sector energ茅tico, as铆 como la forma de planificar y construir las ciudades y las infraestructuras. Actuar ahora nos da la mejor oportunidad de 茅xito”.

El centenar de investigadores que han participado en el nuevo informe del grupo de la ONU se han centrado en esta ocasi贸n en los impactos del cambio clim谩tico, muchos de ellos ya presentes y otros tantos que vendr谩n en los pr贸ximos 20 a帽os, y en c贸mo adaptarnos a ellos. La primera parte de la sexta evaluaci贸n, publicada este agosto, se centraba en la mitigaci贸n: la reducci贸n de gases de efecto invernadero necesaria para evitar el caos clim谩tico, las peores consecuencias para la resistencia de la civilizaci贸n humana. En esta ocasi贸n, los cient铆ficos pretenden arrojar luz sobre c贸mo hacer que los efectos irreversibles del fen贸meno impliquen el menor sufrimiento posible para los ecosistemas y para las sociedades.

“A trav茅s de diversas acciones de adaptaci贸n podemos asegurar la productividad de la pesca, la agricultura y las empresas, fomentar la innovaci贸n, la salud y el bienestar, fortalecer la seguridad alimentaria y los medios de vida de las personas, y reconstruir y fortalecer la naturaleza, al tiempo que se reducen los riesgos y da帽os clim谩ticos”, resume el IPCC. No es cuesti贸n 煤nicamente de renunciar a determinados h谩bitos de consumo: sino de encontrar oportunidades para el progreso, otro progreso, ante la emergencia.

El IPCC eval煤a que los avances en la adaptaci贸n ante los efectos del cambio clim谩tico “est谩n distribuidos de forma desigual y se observan lagunas”. “Muchas iniciativas dan prioridad a la reducci贸n de los riesgos clim谩ticos inmediatos y a corto plazo, lo que reduce las posibilidades de una adaptaci贸n transformadora”. El informe del Grupo de Trabajo II realiza una serie de recomendaciones sobre lo que podemos hacer para afrontar el golpe clim谩tico que viene, en todos los sectores. Desde las soluciones m谩s conocidas 鈥揳postar por la agricultura sostenible, por la eficiencia en el riego, por la restauraci贸n activa de ecosistemas鈥 hasta las m谩s propias de la gesti贸n del desastre, como los sistemas de alerta temprana, o las menos intuitivas: restaurando los humedales y otros h谩bitats naturales para evitar los riesgos de inundaci贸n.

“Las ciudades y los asentamientos costeros desempe帽an un papel especialmente importante en el avance del desarrollo resiliente al clima”, explica el informe. Para mediados de siglo se espera que el 75% de la poblaci贸n mundial se aglutine en zonas urbanas. Muchos, en periferias empobrecidas, como mano de obra barata, con servicios escasos y vulnerables a todo tipo de impactos. No solo se trata de apostar por la movilidad sostenible y la creaci贸n de zonas verdes para evitar el asfalto recalentado: la lucha contra la desigualdad y la pobreza en estos espacios tambi茅n es acci贸n clim谩tica.

El IPCC, adem谩s, advierte contra la “mala adaptaci贸n”: como las estrategias de supresi贸n del fuego en ecosistemas que necesitan de los incendios para regenerarse, o la construcci贸n de diques, que permitan a los habitantes arremolinarse en torno a una infraestructura que puede colapsar si el escenario empeora.

El grupo de expertos de la ONU ha puesto tanta insistencia en la adaptaci贸n porque, en su evaluaci贸n de impactos, deja claro que hay consecuencias del cambio clim谩tico que est谩n ya o que van a empeorar en los pr贸ximos 20 a帽os. Afectar谩 a nuestros hijos, pero tambi茅n a la calidad de vida de los adultos, sobre todo en los pa铆ses m谩s vulnerables. Si el mundo logra evitar que se alcancen los 1,5 grados de calentamiento antes de 2040, muchos de los peores efectos ser谩n evitados. Otros ya no. Est谩 en juego la extinci贸n de muchas especies (hasta el 18% de las terrestres est谩n en peligro a final de siglo con un aumento del mercurio de 2潞), y la subsistencia de poblaciones en base a recursos tan b谩sicos como el agua.

El informe del IPCC vuelve a poner en el foco a la regi贸n mediterr谩nea y al sur de Europa por la posibilidad de sufrir estr茅s h铆drico, que haga dif铆cil la pervivencia del sector primario y su uso intensivo de agua y que incluso pueda amenazar el suministro de la poblaci贸n, lo m谩s esencial para garantizar el m铆nimo bienestar. En estas zonas, entre las que se incluye Espa帽a, “m谩s de un tercio de la poblaci贸n podr铆a estar expuesto a escasez de agua” en un escenario de 2 grados de calentamiento, la meta del Acuerdo de Par铆s. Por lo que si no se cumple el pacto de 2015 a finales de siglo, el escenario ser谩 peor. Los investigadores proponen un conjunto de medidas para tomar “hoy” y acelerar la adaptaci贸n: mejoras en la eficiencia, reutilizaci贸n del agua y “cambios del uso de la tierra” para evitar el consumo excesivo, causante de graves distorsiones en el Levante espa帽ol y en ecosistemas heridos de muerte como Do帽ana o el Mar Menor.

Por nosotros y por nuestros hijos

Eso, en el futuro cercano. Ahora: “El alcance y la magnitud de los impactos del cambio clim谩tico son mayores que los estimados en evaluaciones anteriores. Est谩n causando trastornos graves y generalizados en la naturaleza y en la sociedad reduciendo nuestra capacidad de cultivar alimentos nutritivos o de suministrar suficiente agua potable; lo que afecta a la salud y el bienestar de las personas y perjudica sus medios de vida”, resumen los investigadores.

Aun as铆, el escenario a medio y largo plazo no pinta bien para los que ahora son ni帽os si no se toman medidas urgentes y ambiciosas tanto en adaptaci贸n como en mitigaci贸n. “Se prev茅 que los ni帽os de diez a帽os o menos en el a帽o 2020 experimenten un aumento de casi cuatro veces en la probabilidad de sufrir eventos extremos”, en el escenario m谩s benigno, de 1,5 grados de calentamiento. “Una persona de 55 a帽os en el a帽o 2020 no experimentar铆a tales aumentos de exposici贸n en el resto de su vida bajo ning煤n escenario de calentamiento”, explican los cient铆ficos del IPCC.

En todo caso, ninguna de las medidas de adaptaci贸n tendr谩 sentido si no se acompa帽an de una reducci贸n r谩pida, como muy tarde a partir de 2025, de las emisiones; y si no se acompa帽an del mejor conocimiento cient铆fico para que las actuaciones no sean contraproducentes, aseguran los investigadores.

“El objetivo de un mundo sostenible y resistente al clima implica cambios fundamentales en el funcionamiento de la sociedad, incluidos cambios en valores subyacentes, las visiones del mundo, las ideolog铆as, las estructuras sociales, los sistemas pol铆ticos y econ贸micos y las relaciones de poder. Esto puede parecer abrumador al principio, pero el mundo est谩 cambiando de todos modos y seguir谩 cambiando”, con nuestra intervenci贸n o sin ella, concluye el informe. La interpretaci贸n del IPCC es pura pol铆tica, pero es que ya no queda tiempo para presentar los datos sin contexto. Eso es lo que hay que hacer, consideran decenas de los m谩s respetados investigadores del mundo en la materia. La urgencia b茅lica de la actualidad se lleva, con motivos, todas las miradas: pero el cambio clim谩tico es importante y tambi茅n tiene el poder de empeorar nuestras vidas. Tambi茅n podemos hacer que la respuesta aporte m谩s justicia y equidad.

Enlace relacionado InfoLibre.es (28/02/2022).




Fuente: Sasmadrid.org