January 20, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
508 puntos de vista

Toda esta indignaci贸n que nace de los sistemas no sostenibles e injustos se puede convertir en el fertilizante para hacer una actividad org谩nica y creativa. Hay que utilizar la ira como un compost.

Creo que no indignarse por un sistema medioambiental destructivo es formar parte de ello.

Pero esta indignaci贸n se puede utilizar para crear alternativas.

Vandana Shiva

1. Capitalismo y cambio clim谩tico

Si bien la preocupaci贸n por los cambios que, a causa de la acci贸n humana, est谩 experimentando el clima del planeta Tierra, y las devastadoras consecuencias que ello acarrea, no es algo reciente, s铆 es cierto que es una cuesti贸n que ha cobrado gran relevancia social en los 煤ltimos tiempos. A medida que las temperaturas medias suben m谩s y m谩s debido a las emisiones de gases de efecto invernadero, al tiempo que se multiplica la acci贸n depredadora de gobiernos, empresas y particulares sobre los recursos naturales, tambi茅n crece la atenci贸n social y medi谩tica, la inquietud y la p煤blica indignaci贸n ante estas din谩micas y la falta de intenci贸n por parte de los poderes gobernantes para detenerlas y contrarrestarlas.

La acci贸n destructora a gran escala que el capitalismo neoliberal ejerce sobre su propio h谩bitat no es algo actual sino que se remonta a los or铆genes del propio sistema. El proceso de desarrollo tecnol贸gico del capitalismo ha incrementado la capacidad de depredaci贸n de los recursos naturales que conlleva, no solo la destrucci贸n de la naturaleza, sino el exterminio progresivo de los pueblos originarios que tratan de resistirse a su avance. Un sistema que se basa en el incremento sistem谩tico tanto de la producci贸n como del consumo, por su propia naturaleza, no es sostenible dado que los recursos son limitados.

Quienes dirigen estos sistemas pol铆ticos y econ贸micos del Norte Global hasta ahora plantean, como 煤nica soluci贸n para afrontar los posibles problemas sociales derivados de la crisis clim谩tica y el posible colapso, medidas de control social basadas en la militarizaci贸n y securitizaci贸n.

Ante la previsible escasez de determinados recursos fundamentales, como puede ser el agua, las grandes corporaciones y los estados del Norte Global, 煤nicamente se han planteado garantizarse el acceso a esos recursos por medio de la violencia. Violencia que se ejerce tanto a trav茅s de los ej茅rcitos como de estructuras de seguridad privada a cargo de mercenarios como Xe, la antigua Black Water.

En ning煤n momento se ha planteado la opci贸n de iniciar una din谩mica de reducci贸n del consumo y por tanto de la dependencia de estos recursos.

Este proceso de apropiaci贸n de los recursos desencadena movimientos de personas a las que se est谩 empezando a llamar 鈥渞efugiadas clim谩ticas鈥. De nuevo la respuesta desde el Norte Global es la exclusi贸n militarizada: se califica de amenaza a las personas refugiadas y el 煤nico discurso es una apelaci贸n a la seguridad y asociado a 茅l, naturalmente, al imprescindible control de las fronteras. La industria de la seguridad tiene un particular y gran inter茅s en la intensificaci贸n y la expansi贸n de la securitizaci贸n de las fronteras. Como ejemplo tenemos el FRONTEX. Cuando nace en octubre de 2005, Frontex (Agencia Europea de Fronteras y Costas), destinada al control de los flujos migratorios, contaba con un primer presupuesto anual modesto de 19,2 millones de euros. En la actualidad, su sede se encuentra en Varsovia, recibe fondos comunitarios por un valor de 333 millones de euros y tiene una plantilla de casi 700 trabajadores. En el 煤ltimo discurso de Jean-Claude Juncker sobre el estado de la Uni贸n Europea el todav铆a comisario europeo propuso casi triplicar el gasto 鈥渆n la gesti贸n de la migraci贸n y de la fronteras鈥 durante el periodo 2021-2027 hasta los 33.000 millones de euros. Otra de las novedades inclu铆a desplegar 10.000 agentes de Frontex en las principales fronteras en 2027(1).

Otros actores fundamentales para mantener a raya tanto a las personas desplazadas por motivos clim谩ticos, de guerra, o de hambre como al enemigo interno disidente son el ej茅rcito y las fuerzas y cuerpos de seguridad de los estados.

(continuar谩鈥)

Nota

1- https://www.publico.es/sociedad/pre…




Fuente: Grupotortuga.com