February 28, 2021
De parte de ANRed
322 puntos de vista


A pesar de que las plataformas digitales de trabajo se quintuplicaron en la 煤ltima d茅cada, un nuevo informe de la OIT se帽ala que sus beneficios son geogr谩ficamente desiguales. 驴C贸mo se expande por nuestras latitudes esta modalidad y cu谩l es su impacto en las condiciones de trabajo?. Por Jeremias Herrera (El Grito del Sur)


Te descargas una app, abr铆s una cuenta y ya pod茅s comprar lo que quieras y cu谩ndo quieras, con env铆o directo a tu casa. As铆, pedir un Uber o recibir comida a domicilio por Rappi se volvieron h谩bitos desde hace apenas unos a帽os. 驴Qu茅 hay detr谩s de estas econom铆as de plataformas? 驴Desde qu茅 enfoque se pueden analizar los discursos que pregonan? 驴En qu茅 se basa su 茅xito y su expansi贸n a nivel planetario? 驴Cu谩l es el impacto de esta modalidad de empleo en las condiciones de trabajo?

Un exhaustivo informe publicado el martes pasado por la Organizaci贸n Internacional del trabajo (OIT) se帽ala que durante los 煤ltimos diez a帽os el n煤mero de plataformas digitales de trabajo se quintuplic贸 a escala planetaria. Aumentaron de 142 en el a帽o 2010 a m谩s de 777 en 2020, con un r谩pido crecimiento de empresas como Uber, Gojek, Deliveroo, Rappi, Upwork y Topcoder. Por su parte, en Am茅rica Latina aumentaron de 14 a 56 en el 煤ltimo decenio.

El informe del organismo que integran representantes de empresas, sindicatos y gobiernos pretende echar luz sobre c贸mo las plataformas digitales est谩n transformando el mundo del trabajo. Para ello, el estudio se basa en las conclusiones de las encuestas realizadas a 12 mil trabajadores y trabajadoras de distintos pa铆ses que se desempe帽an en diversas tareas: desde programaci贸n y desarrollo de software hasta servicios de taxi y delivery. No obstante, el estudio hace alusi贸n a la precariedad laboral y los bajos salarios que ofrecen las plataformas digitales, especialmente las de servicios de delivery. Asimismo, insta a los Estados a implementar pol铆ticas p煤blicas que regulen la actividad en pos de garantizar el pleno goce de los derechos laborales.

驴C贸mo y cu谩ndo surgen? 鈥淧ara entender el negocio hay que situar el punto de inflexi贸n durante la crisis financiera de 2008, con el colapso de Lehman Brothers, momento en que se reconfigur贸 el modo de producci贸n capitalista de la mano de las econom铆as de plataformas. A partir de entonces este nuevo modelo de negocios comienza a expandirse por el mundo鈥, explica a El Grito del Sur Hern谩n Palermo, Doctor en Ciencias Antropol贸gicas e investigador del CONICET.

El aumento del desempleo y la falta de oportunidades debido al coletazo de la crisis en distintos pa铆ses convirtieron tambi茅n a las plataformas digitales en un sector atractivo para la gran mayor铆a de j贸venes, principalmente debido a las laxas barreras de ingreso para desempe帽arse como repartidor/a. Palermo sostiene que 鈥渆ste fen贸meno transform贸 radicalmente la concepci贸n del trabajo, su forma de organizaci贸n e incluso la forma de pensar el tiempo de ocio鈥. En la actualidad no podr铆amos siquiera imaginarnos c贸mo desarrollar ciertas actividades que requieren necesariamente de la mediaci贸n digital, sobre todo en un contexto de pandemia en el que la presencialidad f铆sica pareciera volverse, cada vez m谩s, algo del pasado.

Refiri茅ndose a las caracter铆sticas de la relaci贸n entre el trabajo y las tecnolog铆as digitales, el investigador del CONICET se帽ala que hay 鈥渄os procesos que se dan a partir de las econom铆as de plataformas. Uno es la 篓informacionalizaci贸n篓 del trabajo, esto es cada vez m谩s trabajadores y trabajadoras vinculados con tecnolog铆as para manejar datos o informaci贸n, por ejemplo programadores o dise帽adores de software. Y el otro proceso es la 篓plataformizaci贸n篓, que son los trabajadores vinculados con apps que brindan servicios a los usuarios. Es el caso de Uber, Rappi, etc鈥. Y agrega: 鈥渆l teletrabajo vuelve borrosa la distancia entre tiempo productivo y tiempo de descanso, sobre todo cuando se da al interior del hogar. Pero tambi茅n lo que hay que entender, para no exagerar, es que en Argentina estas nuevas modalidades de empleo representan el 1% en relaci贸n al universo laboral vinculado a otras actividades. Aun as铆, no deja de ser una tendencia en crecimiento鈥.

Por otro lado, el informe de la OIT demuestra en cifras c贸mo la distribuci贸n mundial de la inversi贸n en plataformas digitales de trabajo y de las ganancias recaudadas con ellas son geogr谩ficamente desiguales. Alrededor del 96% de la inversi贸n en plataformas se concentra s贸lo en tres regiones: Asia (56.000 millones de d贸lares), Am茅rica del Norte (46.000 millones de d贸lares) y Europa (12.000 millones de d贸lares). Esto frente al 4% de la inversi贸n distribuida en Am茅rica Latina, 脕frica y los Estados 脕rabes (4000 millones). Si bien en 2019 las plataformas digitales obtuvieron, a nivel mundial, ingresos por 52.000 millones de d贸lares, alrededor del 70% de esas ganancias se concentraron en dos pa铆ses: Estados Unidos (49%) y China (22%). El porcentaje fue inferior en Europa (11%) y en otras regiones (18%).

Discurso meritocr谩tico, precarizaci贸n y desigualdad de g茅nero

El informe de la OIT reconoce que si bien las plataformas brindan oportunidades laborales en los pa铆ses en que operan, tambi茅n exacerbaron problem谩ticas relacionadas a las condiciones de trabajo, especialmente en la actividad de servicios de taxi y de delivery: precarizaci贸n laboral, baja remuneraci贸n, falta de protecci贸n social, cercenamiento de la libertad sindical y del derecho a la negociaci贸n colectiva. En definitiva, en el mercado de plataformas los derechos laborales parecieran no existir. Mas a煤n, las consecuencias de la pandemia pusieron de manifiesto los riesgos a los que se exponen los repartidores y repartidoras en la v铆a p煤blica, quienes tienen que realizar las entregas lo m谩s r谩pido posible con el objetivo de acortar los 鈥渢iempos muertos鈥 y obtener as铆 un ingreso medianamente aceptable. Durante 2020, en Argentina al menos diez repartidores perdieron la vida durante su jornada laboral.

El discurso que pregonan las empresas -basado en el emprendedurismo- pretende enmascarar que existe una relaci贸n laboral, con el fin de evadir los convenios colectivos y las leyes laborales del territorio en que operan. El investigador Hern谩n Palermo se帽ala que 鈥渆s una actividad que intenta presentarse como aut贸noma bajo cierto ideario del emprendedor o emprendedora, pero en realidad lo que se est谩 haciendo es encubrir una relaci贸n contractual con una empresa. Se supone un ideal de 篓manejo mis propios tiempos篓; 篓gestiono mi propia jornada laboral篓, pero sin embargo existe una gesti贸n algor铆tmica que es la que configura la relaci贸n de control entre la plataforma y lxs trabajadores鈥.

A partir de 2015, con la llegada al gobierno de la alianza Cambiemos, hubo una revalorizaci贸n del discurso del emprendedor meritocr谩tico, que se present贸 como una reedici贸n edulcorada del paradigma liberal basado en el individuo que se realiza a s铆 mismo en base al esfuerzo y el sacrificio propio. En este sentido, Palermo agrega: 鈥溌縀n d贸nde surgieron Silicon Valley, Facebook, Google, Apple? En un garaje. No importa que haya sido cierto o no. El mito intenta transmitir que un grupo de personas (varones) se juntaron en un 谩mbito privado y a partir de sus ideas brillantes, de su actitud emprendedora y de sus m茅ritos individuales lograron construir una mega empresa. El mito del garaje es por antonomasia el mito de la idea del emprendedurismo y la meritocracia. As铆 el sujeto ser铆a empresario de s铆 mismo. Estos discursos fueron fortalecidos y dinamizados durante los cuatro a帽os de gobierno de Macri鈥. Sin embargo, aclara en un tono optimista: 鈥淓se gobierno perdi贸 las elecciones, con lo cual esos sentidos acerca de la vida y el trabajo tienen anclaje pero en Argentina no terminan de cuajar en un proyecto pol铆tico de largo alcance debido, en parte, a nuestras tradiciones pol铆ticas y organizativas鈥.

Por otra parte, los resultados de las encuestas de la OIT muestran que la mayor铆a de los trabajadores y las trabajadoras de estas plataformas son menores de 35 a帽os con un alto nivel de estudios, en particular en los pa铆ses en desarrollo. A nivel global, las mujeres s贸lo representan cuatro de cada diez trabajadorxs en las plataformas basadas en la web (servicios de traducci贸n, financieros, programaci贸n, desarrollo de software) y una de cada diez en las plataformas basadas en la ubicaci贸n (servicios de taxi, delivery, reparaciones a domicilio).





Fuente: Anred.org