September 25, 2021
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
203 puntos de vista


Queda menos de un mes para que comience la XXVI Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), el movimiento internacional por el clima se movilizó, para exigir a los mandatarios de los diferentes países que se ponga más interés en la lucha contra la emergencia climática.

En esta semana, la llamada Week for future, y ayer 24 de septiembre, han tenido lugar diferentes actos, acciones y protestas, en el Día de Acción Global por el Clima que culminó en España con una veintena de protestas convocadas por todo el Estado, entre ellas; Donostia, Bilbao y Pamplona.

En esta jornada se ha dedicado a exigir justicia frente a la emergencia climática y mostrar el apoyo al llamado Juicio por el Clima que cuenta con numerosos apoyos de organizaciones sociales y personales a la denuncia ante el Tribunal Supremo presentada por varias organizaciones contra el Gobierno por su falta de compromiso y ambición en la materia.

Se considera  necesario que los tribunales escuchen la voz de la sociedad civil más de cerca frente al deterioro y destrucción de la biosfera global y ante un uso tan desigual de recursos y bienes naturales, una responsabilidad y deuda ecológica que nuestro gobierno no puede seguir eludiendo.

El Gobierno prevé que España reduzca sus emisiones solo un 23% para 2030, frente a la recomendación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha dicho que el tiempo se acaba, que estamos ante una emergencia climática y que es necesario que los Estados reduzcan sus emisiones para el 2030 en un 55%, y España está muy lejos de esa cifra.

Los litigios climáticos como el existente contra el Gobierno español, así como otros similares acaecidos por todo el planeta, son uno de los instrumentos que el movimiento por el clima ha puesto en marcha para lograr sus objetivos. Las organizaciones litigantes: Ecologistas en Acción, Greenpeace y Oxfam Intermón, junto a otras organizaciones sociales, acusan al Gobierno de escasa ambición en Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 donde se definen los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Share



Fuente: Cgt-lkn.org