July 30, 2021
De parte de Portal Libertario OACA
392 puntos de vista


Detr谩s de Primo de Rivera aparece la sombra del Negre Lloma, popular personaje alicantino que acab贸 enterrado al lado del c茅lebre falangista al comienzo de la guerra.

Entre la leyenda y la historia, trataremos de ordenar los datos en torno a este personaje, marcando los l铆mites entre la realidad hist贸rica y la ficci贸n popular.

Jhon Moore [1890 / Alicante, 31-10-1936] fue la primera persona negra de la ciudad de Alicante que obtuvo estatus de ciudadan铆a, siendo bautizado civilmente con el nombre de Negre Lloma y convertido en un elemento identificativo de la cultura local. Como cuentan las cr贸nicas de la 茅poca, en su honor se acu帽贸 la expresi贸n ..ser un Lloma, usada para aludir a la pereza legendaria del personaje.

Jhon es inofensivo, no se mete con nadie, pide limosna, dicen que duerme en la playa debajo de una barca, a la belle etoile, se emborracha diariamente con el producto de las caridades de las gentes y cuando ya esta como una cuba, se va a la Esplanada a bailar aires negritos ante las orquestas de los caf茅s..鈥1.Impresionante foto del buque incendiado en sus primeros momentos. Foto de la pagina web Alicante Vivo

De probable origen caribe帽o y con nacionalidad americana, se le ubica como n谩ufrago de alg煤n buque que fue torpedeado o saboteado en aguas del litoral alicantino, durante los a帽os de la I Guerra Mundial.

Aunque ha resultado imposible concretar la fecha de su llegada, siguiendo la tradici贸n oral, quiz谩s fuera acogido tras el incendio s煤bito que sufri贸 el vapor belga Tiflis en marzo de 1915, mientras estaba anclado en el puerto alicantino. Sin embargo, nada se dijo en la prensa sobre rasgos raciales significativos entre los miembros de aquella tripulaci贸n.

鈥se pobre ser ex贸tico que desde a帽os vemos casi constantemente por las calles de la poblaci贸n. El negro de las botas, le llaman unos; el negre Lloma, le denominan otros..鈥2.

Aunque ya llevaba un tiempo por tierras peninsulares, la primera vez que se cit贸 al Negro Jhon en la prensa local fue en el oto帽o de 1914, cuando se detuvo al negro Chou Mar茅 por cometer actos inmorales; por lo cual, casi podemos confirmar que su llegada a Alicante estuvo relacionada con la contienda b茅lica. Recalando peri贸dicamente en nuestro puerto, volvemos a localizarle de nuevo en el verano de 1916, cuando fue detenido un hombre negro por haber lanzado a un ni帽o al agua en el puerto; pr谩ctica que us贸 en otras ocasiones frente a las burlas de los ni帽os, o el acoso de las autoridades.

En la inspecci贸n urbana han comparecido los soldados de este regimiento [..] manifestando que en la calle de Pizarro, varios individuos de raza negra, les hab铆an ofendido y escupido en la cara. Personado el Sr. Andujar vio que uno de ellos dorm铆a y el otro tom贸 las de villadiego..鈥3.

00_NegreLlomaCual pierrot que iba y ven铆a de Alicante, resulta l贸gico que lo encontremos tambi茅n en otras plazas portuarias sobreviviendo gracias a sus habilidades como marinero y cocinero. As铆 hemos podido constatarlo en el caso de Tenerife, y de una manera m谩s clara en Cartagena o la gran Barcelona, donde el anarquista Emili Salut cit贸 en sus memorias a un negro descalzo, alto como un roble, y que era objeto de las burlas xen贸fobas de los chicos del distrito V.

Desde hace d铆as se encuentra en esta capital un pobre negro, que iba seguido por una numerosa turba de chiquillos que no le dejaban un momento en su peregrinaci贸n por las calles. Como anoche se sintiera enfermo, el se帽or gobernador orden贸 su ingreso en el hospital..鈥4

A falta de nuevos datos de su estancia en otras capitales, la pista de Jhon en Alicante se perder铆a hasta el verano de 1923, cuando reaparece embarcado en un barco sueco; encadenando a partir de entonces, una espiral de detenciones y procesamientos por sus enfrentamientos con los guardia municipales, o por supuestos acosos a mujeres.

Sin entrar a valorar estos incidentes y delitos, lo que s铆 que est谩 confirmado es que a partir de la instauraci贸n de la dictadura de Miguel Primo de Rivera [1923-1930], el negro Jhon fue el alicantino m谩s perseguido y detenido en estos a帽os, hasta el punto que incluso los periodistas locales aprendieron a escribir correctamente su nombre.

Es un ciudadano distinguid铆simo: su figura se destaca entre todas las que pululan por la ciudad. Jhon Moore es negro como la endrina. La cara se la limpia como nosotros nos limpiamos las botas, se da bet煤n y se saca luego lustre con un cepillo..鈥5.

Tirando del hilo de su v铆nculo con la ciudad de Alicante, podemos confirmar que el negro Jhon y el H茅rcules Club de F煤tbol est谩n 铆ntimamente relacionados desde sus or铆genes, ya que el nombre civil con que le llegaron a conocer en la ciudad, Negre Lloma, puede asociarse f谩cilmente con el denominado Club-Lloma, equipo de futbol fundado en abril de 1921 y que eran los suplentes del Club Nataci贸n Alicante, antecedente deportivo del H茅rcules C.F. Con este dato, se confirmar铆a que el Negre Lloma es quien sigue apareciendo en el escudo del H茅rcules.

Incidentalmente hemos podido ver el pergamino que Francisco Armengot ha compuesto por encargo del H茅rcules [..] Tambi茅n en este documento se ha hecho un poco de literatura de buen gusto, pues las alegor铆as -medalla de la ciudad, insignia del H茅rcules y Deporte- son finas, sin caer en chabacaner铆as ni alusiones de mal gusto..6

El curioso origen de su apodo resulta un fant谩stico indicador de la popularidad que lleg贸 a alcanzar el personaje, ya que incluso su Ninot pas贸 a ser una pieza art铆stica habitual de los monumentos Foguerers en aquellos a帽os, los cuales siempre iban impregnados de carga pol铆tica -por ejemplo en 1929, representado en la Foguera de la calle Mayor y en la de la calle Altamira-.

Conociendo a los alicantinos es f谩cil imaginarse los comentarios jocosos que circularon en la ciudad, asociando al negre Lloma con Primo de Rivera; en especial tras la constituci贸n del monopolio de CAMPSA en julio de 1927. Hemos de considerar que para dar forma a este monopolio estatal, fueron comprados por el estado todos los petroleros espa帽oles, entre ellos el Tiflis perteneciente a la naviera Vasco-Valenciana; el cual, fue el barco en que se supone lleg贸 Jhon a Alicante en los a帽os de la guerra europea.

El espect谩culo del negro corrido por la chiquiller铆a me ha sugerido el otro espect谩culo de Abisinia corrida por las ambiciones imperialistas de Italia..鈥7.

Atendiendo a los hechos, podemos decir que las persecuciones policiales que sufri贸 el Negre Lloma cesaron totalmente en los primeros meses del periodo republicano, pero se retomar铆an con fuerza desde diciembre de 1933, cuando fue detenido tras agredir a quien parece ser un traficante o vendedor ambulante que hab铆a mantenido buenos contactos con el r茅gimen de Primo de Rivera, Juan Bautista Segu铆.

A partir de aqu铆 las cosas no hicieron sino empeorar, arreciando en los meses siguientes las cr铆ticas en la prensa local por su presencia molesta en las calles, o acus谩ndole de ser un foco infeccioso. Una persecuci贸n de signo racista que culminar铆a en septiembre de 1935, cuando recibi贸 una brutal paliza de la polic铆a por armar esc谩ndalo.

00_Negre Lloma_TioCuc

Solo su fortaleza f铆sica y quiz谩s la ayuda de alguno de los alicantinos que siempre le apreciaron, podr铆a explicar que se mantuviera vivo unos meses m谩s, cuando a consecuencia de aquellas heridas, de una pulmon铆a fulminante y de su alcoholismo cr贸nico, muri贸 en el Hospital Provincial el 31 de octubre de 1936; siendo enterrado en una fosa com煤n del cementerio en fecha indeterminada.

..Habi茅ndose inscrito en este registro civil del Juzgado Municipal del Distrito Sur de esta ciudad, la defunci贸n de Juan Mallol natural de Norteam茅rica de 46 a帽os de edad, que se halla domiciliado en Alicante, en el Hospital Civil, ocurrida ayer a las catorce horas a consecuencia de alcoholismo cr贸nico, seg煤n certificaci贸n facultativa, se proceder谩 a dar sepultura a su cad谩ver en este cementerio, transcurridas que sean las veinticuatro horas del fallecimiento. Alicante 1潞 de noviembre de 1936..鈥8.

Una vez hemos recuperado la trayectoria -y la dignidad- de este popular personaje alicantino, trataremos a comprobar la veracidad de las noticias que circularon alrededor del falso enterramiento de Jos茅 Antonio Primo de Rivera [JAPR], fusilado el 20 de noviembre de 1936; as铆 como la posible confusi贸n generada durante su primera exhumaci贸n.

Lo primero a tener en cuenta es que la falsa identificaci贸n de los restos de JAPR fue tema de conversaci贸n entre los presos que trabajaron en los preparativos de la comitiva que trasladar铆a sus huesos hasta Segovia, en noviembre de 1939. As铆 lo suscribir铆a en su obra The Jail, el periodista republicano Jaime Men茅ndez, El Chato, por entonces encarcelado en Alicante.

00_Traslados de los presuntos restos mortales del Negre Lloma desde Alicante hasta El Escorial en 1939En la misma l铆nea, la prensa del exilio tambi茅n se hizo eco de los rumores surgidos al paso de la sangrienta comitiva fascista por las calles de la ciudad, camino de Madrid con los supuestos restos mortales de JAPR, ya que la gente comentaba por lo bajini鈥 隆Ah铆 va el Negre Lloma!

Franco [..] est谩 que no cabe en su estirado pellejo. Se inaugur贸 con el traslado de los huesos 鈥 o lo que sean- del hijo de Primo de Rivera, 鈥 o quien sea- que se extrajeron de Alicante, y que los falangistas aseguran que son los del Jefe del Fascio Espa帽ol. All谩 ellos si as铆 lo creen..鈥9

Suscitada la duda razonable a partir de la leyenda urbana, o de las alusiones sat铆ricas en la prensa, pasaremos a comprobar la teor铆a del falso enterramiento de JAPR, analizando las contradicciones e irregularidades detectadas durante el fusilamiento y sucesivas exhumaciones posteriores.

En l铆neas generales, si algo marc贸 el juicio sumar铆simo a JAPR fue su car谩cter extraordinario, e incluso cierta urgencia en la instrucci贸n del proceso o en el acortamiento de los plazos entre la celebraci贸n del juicio y la ejecuci贸n de la sentencia.

mundo-obrero-21-11-1936

Anormal fue, por ejemplo, que JAPR y las 4 personas que le acompa帽aron fueran fusilados en el mismo recinto de la prisi贸n -al contrario de lo que era la pauta habitual-; as铆 como la cantidad de milicianos -unos 15- que formaron parte del piquete de ejecuci贸n.

Buena parte de ellos pertenec铆an de la Confederaci贸n Nacional del Trabajo [CNT] y eran originarios de Huelva; adem谩s de haber sido integrantes de la Columna Maroto durante un tiempo. Teniendo en cuenta que hab铆a sido asignados desde mediados de septiembre al Reformatorio de Adultos de Alicante, todo indica que fueron reclutados personalmente por el director de la prisi贸n, Adolfo Crespo Orrios [驴1883?-1946]; ya que entre 1934 y mayo de 1936 茅ste hab铆a desempe帽ado el mismo cargo en Huelva, siendo muy apreciado all铆 por el trato humanitario dispensado a los reclusos, especialmente a los presos pol铆ticos.

Totalmente comprometido con la causa republicana, el socialista Crespo hab铆a sido destinado en mayo de 1936 de nuevo a Alicante, donde hab铆a sido ya subdirector de la prisi贸n entre 1925 y 1933.

Su objetivo ahora era garantizar la vigilancia de JAPR y la del resto de falangistas all铆 encarcelados; y vaya si cumpli贸 con su cometido. As铆, el 13 de noviembre habr铆a abortado un mot铆n de presos que pretendieron lincharle, y antes, un par de intentos de asaltar la prisi贸n con el mismo objetivo.

Por disposici贸n del gobernador rojo de Alicante, tanto e testamento aut贸grafo de Jos茅 Antonio como esta carta a Fern谩ndez Cuesta y Serrano Su帽er, quedaron detenidas y bajo la custodia de don Adolfo Crespo鈥︹10

Lo que tambi茅n sabemos es que el pelot贸n de ejecuci贸n hab铆a contado a su vez con comunistas provenientes del V Regimiento de Madrid, y con un n煤mero indeterminado de Guardias de Asalto que al parecer tuvieron la misi贸n de controlar los accesos a la c谩rcel y el cementerio, atestados de gente tratando de confirmar la noticia de muerte del jefe falangista. As铆 mismo, se habl贸 de unas 40 personas ajenas al personal de la prisi贸n que asistieron a la ejecuci贸n, y hasta un fot贸grafo que realiz贸 algunas tomas del momento.

A las circunstancias extraordinarias de la ejecuci贸n, deben a帽adirse las serias irregularidades cometidas durante la certificaci贸n de su muerte, que llev贸 a cabo el m茅dico forense del juzgado de instrucci贸n, Jos茅 Aznar Esteruelas, que presid铆a el Sindicato M茅dico y era afiliado de la CNT.

Sin poder ver el cad谩ver de JAPR por estar tapado con una s谩bana,  Aznar solo pudo tomarle el pulso; pero ni certific贸 la defunci贸n como era pertinente, ni por supuesto hubo autopsia. Es m谩s, cuando en el verano de 1937, el ministerio de Justicia con sede en Valencia inici贸 el pertinente procedimiento para completar el sumario y certificar el fallecimiento de JAPR, no consigui贸 ninguna prueba documental, y la 煤nica confirmaci贸n de su muerte fue el comunicado emitido por el propio director de la prisi贸n. De hecho, el certificado de defunci贸n de JAPR fue emitido a posteriori en Alicante, el 7 de julio de 1940.

..Adolfo Crespo ofici贸 la ejecuci贸n de la pena al Juzgado de instrucci贸n n潞 9 de Madrid, a cuya disposici贸n se encontraba Jos茅 Antonio por la causa n煤mero 178/36..鈥11

Aunque su papel resultaba clave para conocer las circunstancias del fusilamiento de JAPR, Crespo se neg贸 a declarar delante del juez al ser detenido en Valencia al final de la guerra, dejando abiertos numerosos interrogantes que aun hoy d铆a son motivo de controversia.

Si bien su expediente se encuentra perdido, se dice que al final de la guerra fue condenado a muerte y al poco indultado -seg煤n los negacionistas del holocausto franquista- gracias a la intermediaci贸n de algunos familiares de Primo de Rivera.

Pero la realidad hist贸rica es muy distinta, ya que lo 煤nico que consiguieron esas cartas que hablan de la profesionalidad y del trato humano de Adolfo Crespo con todos y cada uno de los presos, es que le liberaran a finales de diciembre de 1943; pero en tal mal estado de salud por el trato recibido en el temible Penal del Dueso que acab贸 muriendo a comienzos de 1946. Parece que no hubo tiempo ni para juzgarle nuevamente por el tribunal de responsabilidades pol铆ticas, que inici贸 una nueva causa contra 茅l en junio de 1945. Eso s铆, las autoridades franquistas le concedieron a su mujer Dominica de la Herr谩n, que tanto hab铆a bregado por la libertad de su marido, una paga como viuda de funcionadrio de prisiones, y eso que Crespo hab铆a sido debidamente depurado.

Visto el expediente instruido al Director del Cuerpo de Prisiones don Adolfo Crespo Orrios, este Ministerio, de conformidad con la propuesta del instructor y con arreglo al apartado b) y d) del articulo noveno en relaci贸n con el d茅cimo de la Ley de 10 de febrero 煤ltimo, acuerda, la separaci贸ri. Definitiva del servicio, del expresado funcionario..鈥11bis.

Respecto al tema de la identificaci贸n de los restos de JAPR, cabe a帽adir que de todos los fusilados de ese d铆a, fue el que se llev贸 el mayor n煤mero de impactos, efectuados a una distancia de unos 3 metros y con fusiles Mauser que ten铆an un alcance medio de 2 mil metros. A lo que habr铆a que sumar uno o varios tiros de gracia en la cabeza efectuados por parte del anarquista onubense Guillermo Toscano.

Dejando a un lado las anomal铆as que rodearon esta ejecuci贸n, las contradicciones se extienden al momento en que los cad谩veres llegaron al cementerio, ya que en este punto entra en escena otro de los personajes de la trama, el conserje Tom谩s Santonja Ruiz, encargado de enterrar los 5 cuerpos, entre los que reconoci贸 ..el rostro desfigurado de JAPR.

Cuando Santonja vio llegar el convoy de veh铆culos encabezado por la ambulancia y el cami贸n del H茅rcules, lleno de guardias de asalto y milicianos, lo primero que pens贸 es en su hermano Rigoberto. Simpatizante falangista desde 1934, Rigoberto se encontraba detenido en Madrid desde hac铆a varias semanas, acusado de desafecci贸n al r茅gimen republicano y de ser un agente de enlace -quintacolumnista-.

Iba en cabeza un coche-ambulancia con el cuerpo de Jos茅 Antonio [..] Tras 茅l, un cami贸n con el piquete de ejecuci贸n, constituido por Guardias de Asalto y milicianos, y tres turismos con responsables de la CNT-AIT y el partido Comunista..鈥12

M谩s all谩 de la importancia de las vivencias personales del conserje, o de las anotaciones en clave que ten铆a en su libro de registro que permitieron localizar el lugar exacto del enterramiento, en el cuadro 5 de la fila n潞 9, lo que result贸 determinante para la identificaci贸n de los restos de JAPR fue el asunto de la ropa y los objetos personales hallados junto al cad谩ver. El m茅todo habitual en estos casos, y m谩s siendo un personaje tan conocido, es que hubiera sido despojado de todas sus prendas antes de ser enterrado.

En este sentido, resultan bastante confusas y poco cre铆bles las declaraciones del encargado de la necr贸polis, que afirm贸 haber impuesto su autoridad frente a varias docenas de milicianos exaltados que quisieron retirarle todo elemento de identificaci贸n personal al cad谩ver de JAPR. Seg煤n cuenta la leyenda franquista, que convertir铆a a Santonja en una especie de perro Cerbero, 茅l fue quien habr铆a guardado los escapularios, el crucifijo y el jersey que luego depositar铆a sobre los restos de JAPR, todo ello siguiendo las indicaciones que hab铆a recibido de Crespo desde la prisi贸n. 

Del pecho de Jos茅 Antonio se desprendi贸 un crucifijo que llevaba sujeto con una cinta con los colores rojo y negro. El miliciano Brujillos lo recogi贸 del suelo y se lo guard贸 en un bolsillo, pero Santonja le recrimin贸 con dureza, jug谩ndose en aquellas circunstancias la vida鈥13.

Lo que hab铆a pasado es que Santonja fue inmediatamente interrogado por los mandos falangistas cuando pisaron Alicante el 1 de abril de 1939 y, bajo amenaza de su propia vida, no dud贸 en delatar a los que encabezaron los fusilamientos. Seg煤n se cuenta, gracias a su prodigiosa memoria se帽al贸 el lugar preciso del enterramiento, present谩ndose como quien hab铆a evitado la profanaci贸n del cad谩ver cambiando las anotaciones del libro de registros, lo cual le vali贸 salvar el pellejo.

Si aun no queda claro si le quitaron o no las prendas al cad谩ver de JAPR, o si fue enterrado boca arriba o boca abajo, al menos s铆 podemos asegurar que aquella primera fosa fue abierta y manipulada en m谩s de una ocasi贸n, en principio con la 煤nica intenci贸n de a帽adir m谩s cuerpos, en alg煤n caso llegados desde el Hospital provincial.

..sobre 茅l fueron alineados los otros cuatro cad谩veres. En la misma fosa recibieron sepultura otros nueve cuerpos, entre ellos el del delegado gubernativo en tiempos de la dictadura, don Rafael Flaquer, un m茅dico y otras personas conocidas de Alicante..鈥14.

Quiz谩s la misteriosa huella en la tierra de unos 20-30 cent铆metros que se encontr贸 debajo del cuerpo de JAPR, y que no puede atribuirse a peso de los cad谩veres que ten铆a encima, pudiera aportar luz sobre el tipo de manipulaci贸n que sufri贸 el nicho despu茅s del 20 de noviembre de 1936 y antes del 2 de abril de 1939. Fue entonces cuando se produjo la primera exhumaci贸n de los restos de JAPR, que por cierto presenciaron algo m谩s de una decena de personas y se hizo con muchas prisas, ya que no se preocuparon de buscar un m茅dico forense que certificara la identidad del cad谩ver.

Si nadie puede dudar de que JAPR fuera fusilado el 20 de noviembre de 1936 en uno de los patios de la prisi贸n de Alicante, no debemos tomarnos a la ligera la hip贸tesis de la identificaci贸n err贸nea de su cad谩ver, tanto m谩s si -como hemos visto- no fue realizado por personal cualificado ni en el momento de la primera exhumaci贸n, el 2 de abril de 1939, ni al ser desenterrado el 23 de noviembre siguiente para ser trasladado a El Escorial, ni por supuesto cuando fue llevado en 1959 hasta Cuelgamuros con honores de tirano.

A falta de nuevos datos, se puede dotar de base hist贸rica a aquella leyenda que dice que cuando recuperaron los restos 贸seos de JAPR, a falta de pruebas forenses adecuadas y urgidos por la necrofilia propia de los falangistas, eligieron aquellos huesos que resultaban m谩s lustrosos y grandes.

驴Te imaginas que cuando abran el hoyo de Cuelgamuros para sacar al Primo, se encuentran al Negre Lloma?

脕lvaro G. Marhuenda

Fuente: https://alacantobrera.com/

NOTAS:




Fuente: Portaloaca.com