June 20, 2021
De parte de Paco Salud
213 puntos de vista


 El pacto de Hitler y Stalin: la luna de miel
de dos dictadores

El pacto preve铆a un protocolo
secreto, que inclu铆a la partici贸n de Polonia entre ambos Estados y sellaba el
destino de los pa铆ses B谩lticos. En concreto, se declaraba a Finlandia,
Besarabia (nombre con que el imperio ruso identific贸 a la parte oriental de
Moldavia) y el norte de la regi贸n de Bucovina (parte central de Moldavia) como
zonas de inter茅s sovi茅tico.

Una semana despu茅s de la firma
del pacto por los ministros de Asuntos Exteriores, Joachim von Ribbentrop y
Vyacheslav Molotov, comenz贸 la Segunda Guerra Mundial con el ataque alem谩n a
Polonia. Dos semanas m谩s tarde, las tropas sovi茅ticas ocuparon territorios
polacos. La victoriosa campa帽a termin贸 con una hermandad de las unidades de la
Wehrmacht alemana y el Ej茅rcito Rojo, que se escenific贸 en un desfile conjunto
en la ciudad de Brest.

Intenciones de Stalin

Los historiadores se refieren,
un谩nimemente, al objetivo de Hitler con este pacto. Aunque no tienen tan claras
las intenciones de Stalin. 鈥淓n el verano de 1939, Stalin ten铆a el ej茅rcito con
la infanter铆a m谩s grande del mundo. Y en cuanto Hitler invadi贸 Polonia, pod铆a
haber enviado millones de soldados sovi茅ticos a la frontera polaca. No hubiera
habido guerra. Pero Stalin no quer铆a molestar a Hitler”, dice en una
entrevista a Deutsche Welle el periodista ruso Mark Solonin.

Stalin actu贸 de forma
estrat茅gica, afirma el historiador alem谩n J枚rg Ganzenm眉ller. “Sab铆a que,
m谩s tarde o m谩s temprano, Hitler atacar铆a la Uni贸n Sovi茅tica. Pero calcul贸 que,
mientras Alemania estuviera inmersa en una guerra con las potencias
occidentales, no se atrever铆a a abrir un segundo frente. La guerra fue la
garant铆a de seguridad para Stalin. No el propio pacto鈥.

En aquellos 22 meses, los ataques
a los nazis desaparecieron de la prensa sovi茅tica y en las salas de cine y
teatros se prohibieron las pel铆culas y obras antifascistas.

Beneficio para la polic铆a secreta
y la econom铆a

Para ambos reg铆menes, el pacto
supuso una ventaja pol铆tica y econ贸mica. Entre agosto de 1939 y junio de 1941,
Mosc煤 suministr贸 petr贸leo, cereales, n铆quel, manganeso, cromo, madera y otros
materiales a la Alemania nazi. El “Tercer Reich” surti贸 a los
combatientes sovi茅ticos de explosivos, emisoras de radio e, incluso el buque
“L眉tzow”. Tambi茅n recibieron un pr茅stamo de 200 millones de marcos.

Tambi茅n se produjo una
colaboraci贸n entre la polic铆a secreta sovi茅tica (NKVD) y la Gestapo alemana. El
pacto conten铆a una cl谩usula, que permit铆a extraditar a antiguos ciudadanos
alemanes y austriacos, que estaban en territorio sovi茅tico y que hab铆an luchado
contra Hitler. Varias docenas de ellos – incluido el conocido comunista alem谩n
Margarete Buber-Neumann- fueron entregados a la Gestapo. La mayor铆a de ellos
fueron asesinados.

“Stalin perdi贸”,
comenta Solonin, que a帽ade que calcul贸 mal la relaci贸n de fuerzas. A mediados
de 1940, Hitler controlaba la mayor parte de Europa. 鈥淗asta el 22 de junio de
1941, Stalin crey贸 que Alemania no abrir铆a un segundo frente”, explica
Ganzenm眉ller. El hecho de que esta estrategia no funcionara, fue una sorpresa y
decepci贸n para Stalin”.

Fuente: http://www.dw.com/es/el-pacto-de-hitler-y-stalin-la-luna-de-miel-de-dos-dictadores/a-17871285




Fuente: Pacosalud.blogspot.com