November 22, 2020
De parte de Tejiendo Historia
2,352 puntos de vista
El 鈥楰atiuska鈥 ten铆a una autonom铆a de 1.450 kil贸metros. El trayecto de Mah贸n a Roma y vuelta era de 1.436.

De todos los planes de la Rep煤blica por ganar la guerra, posiblemente el m谩s disparatado fue el de bombardear Roma y el Vaticano. Un plan que apenas aparece en los libros de Historia. La idea era despegar desde Menorca una escuadrilla de Tupolev SB-2 鈥搇lamados Katiuskas鈥, volar hasta Roma, soltar la carga y volver. Todo para dar un buen susto al Papa y a la Italia fascista.

El teniente coronel Leocadio Mendiola, uno de los pilotos m谩s laureados de la Rep煤blica, confes贸 poco antes de morir que la propuesta fue suya: 鈥Aquella idea parti贸 de m铆 y se la hice saber a Hidalgo de Cisneros. No pens茅 en bombardear los lugares sagrados, sino en lanzar una pancarta que dijera que como los obispos bendec铆an a los aviones italianos que ven铆an a matar espa帽oles, nosotros podr铆amos corresponder a tan indigno proceder. El Katiuska ten铆a autonom铆a suficiente para volar hasta Roma y regresar a Menorca. Me denegaron totalmente el proyecto. Dec铆an los pol铆ticos que la Rep煤blica no pod铆a incrementar la espiral de guerra鈥. Por esa raz贸n le rechazaron tambi茅n la idea de bombardear la f谩brica de aviones de Tur铆n.

El tanquista republicano 脕lvaro Cort茅s Roa dice en sus memorias que tambi茅n hubo un plan para bombardear de verdad Roma. Afirma que estaba preparada una escuadrilla de Katiuskas 鈥渃on las bombas colocadas en sus lugares鈥 y 鈥todo lo necesario para ir, bombardear y volver a la base鈥. Sin embargo, 鈥渦na contraorden lleg贸 justo a tiempo para evitar que la escuadrilla emprendiera el vuelo鈥. Aquello cre贸 un gran debate en el Ej茅rcito Popular, con unos a favor y otros en contra. S贸lo se pod铆a hacer desde Menorca, as铆 que Baleares quedar铆a en medio del foll贸n.

El bombardero ruso Tupolev SB-2, alias 鈥楰atiuska鈥.

La Rep煤blica estaba desesperada por la ayuda inglesa y francesa. Algunos propon铆an atacar a Alemania o Italia para que declarasen oficialmente la guerra y as铆 remover el avispero europeo. El estallido de la II Guerra Mundial pod铆a salvar a la Rep煤blica Espa帽ola. El coronel Vicente Rojo propuso hundir barcos alemanes en el Canal de la Mancha pero Negr铆n y Aza帽a se negaron.

Rojo ten铆a sus razones. La marina nazi hab铆a bombardeado Almer铆a como respuesta a un ataque en Ibiza al acorazado Deutschland y los italianos de Mallorca devastaban Barcelona sin rendir cuentas a nadie, salvo a Mussolini. Incluso llegaron a atacar la capital catalana despegando directamente desde Roma, como explica Gaspar Salom Ferragut en su libro Mallorca, el teatre decisiu (Purpurina, Manacor, 2019). Aquello eran agresiones extranjeras en toda regla pero las democracias europeas no reaccionaron. El ministro de Defensa, Indalecio Prieto (PSOE), lleg贸 a ofrecer los puertos de Mah贸n y Cartagena al Reino Unido a cambio de su apoyo. Tampoco hubo respuesta. Este abandono condicion贸 el resultado de la guerra.

(Columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 25 de septiembre de 2020. Sale cada 15 d铆as en papel).




Fuente: Manuelaguilerapovedano.wordpress.com