June 18, 2021
De parte de Briega
98 puntos de vista

16 de junio se ha presentado un informe que pone en contexto la extensi贸n de este tipo de armamento.

Los agentes de polic铆a comienzan a sacar sus escopetas Franchi SPS 350, unida a la escopeta va un reductor de energ铆a y una bocacha, una pieza de acero de forma cil铆ndrica en la que se aloja el proyectil antes de ser disparada. El proyectil, sin ning煤n tipo de identificador y fabricadas con caucho natural vulcanizado, salen disparados de la escopeta deformados por la propulsi贸n, con una parte m谩s puntiaguda. 

Son las balas de goma, un tipo de armas antes denominada como no letales pero que, tras los centenares de muertes que ha causado en todo el mundo 鈥攄esde 1976, 23 solo en Espa帽a鈥, han pasado a denominarse como 鈥渕enos letales鈥. Y su uso en Espa帽a viola todas las directrices marcadas por la ONU, seg煤n explica el informe Stop Balas de Goma, elaborado por Novact e Iridia presentado esta ma帽ana. 

En la mesa, una de las afectadas, Ester Quintana, explica c贸mo una de esas balas le cambi贸 la vida. Fue alcanzada por uno de esos proyectiles el 14 de noviembre de 2012. Perdi贸 el globo ocular izquierdo. Tras seis operaciones para reconstruir el da帽o f铆sico generado por aquella bala, hoy Quintana explica c贸mo aquel disparo trunc贸 su vida, 鈥渢uve que reconstruir todo a nivel laboral, social鈥. Hoy, durante la presentaci贸n del informe reconoce que su imagen 鈥渘o se corresponde con mi identidad鈥.

Armas incontrolables 

Seg煤n se帽ala el informe Stop Balas de Goma, la ONU, en su Gu铆a sobre armas menos letales, proh铆be que estos proyectiles sean disparados de forma indirecta, por su aleatoriedad, y establecen que solo deben usarse con disparos directos dirigidos a la parte inferior del abdomen o a las piernas. Y, sobre todo, solamente deben usarse frente a situaciones de amenaza inminente de lesiones o muerte.

Una de sus caracter铆sticas, ha se帽alado la abogada de Iridia Ana茂s Franquesa en la presentaci贸n del informe, es la imposibilidad de predecir la trayectoria de los proyectiles. 鈥淪on armas incontrolables鈥, ha subrayado. Con rebote previo, es decir, us谩ndolos de la forma menos lesiva, su bote es imposible de predecir pero incluso lanzadas directamente son inestables: 鈥淐uando se disparan o lanzan desde lejos estas armas resultan imprecisas, lo cual acarrea la posibilidad de impactar sobre partes m谩s vulnerables del cuerpo o de ocasionar lesiones no intencionados a terceros鈥, explicaba la Red Internacional de Organizaciones de Libertades Civiles en el informe Letalidad encubierta, de 2017.

Sin embargo, en Espa帽a, el uso de las balas de goma es una de las herramientas que los agentes antidisturbios de la Polic铆a Nacional y de otros cuerpos policiales, incluso municipales, tienen para disolver concentraciones de gente. Daniel Canales, de Amnist铆a Internacional, ha denunciado como 鈥渁ltamente peligroso鈥 su uso para dispersar una multitud. Esta organizaci贸n internacional recuerda que el uso de balas de goma en Espa帽a no cumple con los est谩ndares del derecho internacional, y recomienda la prohibici贸n de su uso.

Contexto internaciobal

La ONU subray贸 en 2007 que este tipo de armamento en ning煤n caso debe ser utilizado para dispersar manifestaciones. El Parlamento Europeo tambi茅n inst贸 a la prohibici贸n de este tipo de armamento ya en los a帽os 80, se帽alando que pod铆a ser mortal, y pa铆ses como Austria, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Noruega, Ruman铆a y Suecia, adem谩s de la Misi贸n de Administraci贸n Provisional de la ONU, han abolido su uso. En Reino Unido tambi茅n est谩n prohibidas y, en un paso m谩s all谩, hay 贸rganos especializados e independientes para probar y determinar qu茅 tipo de armas menos letales se puede emplear, desde el punto de vista del derecho internacional, en el contexto de demostraciones p煤blicas.

Iridia y Novact han explicado a El Salto que cuesta comparar la munici贸n que se usa en el contexto internacional- En la actualidad se ha documentado su uso por parte de los ‘pacos’ o carabineros chilenos, durante el ciclo de protestas iniciado en 2019. En ese caso, se usan perdigones de goma, que pueden lanzar hasta ocho proyectiles. En Estados Unidos, Black Lives Matter ha realizado sus propias investigaciones sobre el uso de este armamento. 

Uso extendido

Solo las polic铆as auton贸micas de Pa铆s Vasco, Catalunya y Navarra, y la Guardia Civil tienen prohibido su uso, a ra铆z de casos como el de 脥帽igo Cabacas, Ester Quintana, o El Tarajal, sustituy茅ndolas por balas de foam, que tambi茅n han ocasionado heridas de alta gravedad.

El resto de cuerpos los siguen usando y, adem谩s, lo hacen disparando de rebote, justo al contrario de lo marcado por la ONU, informaci贸n conocida por los autores del informe gracias a los procedimientos judiciales relacionados con las lesiones provocadas por este tipo de armamento, ya que los protocolos sobre su uso no son p煤blicos, m谩s all谩 de la Circular de 2013, en el que se establece que estas balas se podr谩n usar 鈥渃uando las circunstancias lo  requieran y en los t茅rminos recogidos en el protocolo de 鈥榚mpleo progresivo de medios鈥欌, aunque este 煤ltimo protocolo no existe, seg煤n admiti贸 la Direcci贸n General de la Polic铆a a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, en junio de 2014.

鈥淎l contrario de lo previsto en la normativa internacional, los protocolos de actuaci贸n de las FCSE del Estado espa帽ol expresan una concepci贸n de las manifestaciones en que las personas pierden su individualidad y pasan a formar parte de una masa鈥, se帽ala el informe, en el que se cita el Manual de Actualizaci贸n de Unidades de Intervenci贸n Policial (UIP), que marca que, en una manifestaci贸n, 鈥渓a identidad individual de cada uno de los asistentes se anula cre谩ndose una identidad colectiva con tendencia al exceso y que carece de freno moral鈥. 

Tampoco hay informaci贸n p煤blica sobre las especificaciones t茅cnicas de los fabricantes de las armas y los proyectiles. Seg煤n se帽ala el informe, cuando sus autores solicitaron informaci贸n sobre esto al Ministerio del Interior, se negaron a contestar alegando que 鈥渟e trata de documentos cuya divulgaci贸n puede acarrear un perjuicio grave tanto para la seguridad nacional como la seguridad p煤blica鈥.

23 personas muertas y 44 heridas graves

Desde 1976 hasta la actualidad la polic铆a ha matado a 23 personas con disparos de balas de goma y otras 44 han resultado heridas graves. 14 de las personas fallecidas murieron en El Tarajal en 2014, a causa de los disparos con este tipo de proyectil de la Guardia Civil cuando intentaban llegar a Ceuta. El caso est谩 ahora mismo pendiente de un recurso de casaci贸n en el Tribunal Supremo. Para Laura Medina, abogada de Iridia, refleja 鈥渆l clima de impunidad鈥 en el que se desarrolla el empleo de estas armas. 

Seg煤n detalla el informe, en lo que llevamos de siglo hay documentados 40 casos de personas afectadas por impactos de balas de goma. La mitad de ellos fue en El Tarajal, y el resto se reparten entre protestas o celebraciones futbol铆sticas. En m谩s de la mitad de los casos las personas afectadas necesitaron intervenci贸n m茅dica, y de ellos, la mayor铆a perdieron un ojo o sufrieron su inutilizaci贸n total o parcial. 

En m谩s de la mitad de los casos en los que est谩n documentadas las secuelas por el impacto de estas balas, el golpe fue en una zona de la cabeza. En 13 de estos 18 casos se afect贸 al per铆metro ocular. Siete veces, la violencia policial de estas caracter铆sticas deriv贸 en la mutilaci贸n del globo ocular, cuatro en la p茅rdida de visi贸n de un ojo y en dos casos no se pudo determinar el tipo de secuelas.

驴Y qu茅 ha pasado con el responsable? Nada. De estos 50 casos identificados, en ninguno ha sido condenado el autor del disparo. Solo en el caso de 脥帽igo Cabacas hubo condena al mando de la Ertzaintza responsable del operativo. 鈥淓s importante remarcar el papel de los juzgados de instrucci贸n: en los casos de violencia policial resulta habitual que los procesos sean archivados en la fase de instrucci贸n, imposibilitando la celebraci贸n del juicio, a pesar de la existencia de indicios s贸lidos de criminalidad鈥, explica el informe. Y, si lo hay, m谩s all谩 del caso de Cabacas, todos los dem谩s han acabado en absoluci贸n. 

Nadie fue condenado por la p茅rdida de un ojo que sufri贸 Ester Quintana por una bala de goma en la huelga general del 12 de noviembre de 2012. Como ella ha referido, en el juicio no se determin贸 qu茅 mosso la dispar贸 al rostro y con qu茅 arma. Al contrario de lo que sucede con las armas de fuego, los proyectiles lanzados por las Franchi SPS no tienen un identificador 煤nico o marcas que sirvan para determinar qui茅n hace uso de ellas.

Tampoco se dirimieron responsabilidades en el caso de Carles Guillot, que fue disparado cuando fue a ayudar enseres en el desalojo de la Casa de la Muntanya en 2001. Aunque en la instrucci贸n, un agente de la Polic铆a Nacional se present贸 como el 煤nico que pudo hacer el disparo, el Juzgado de Instrucci贸n n煤mero 21 de Barcelona sobresey贸 la causa por inexistencia de autor conocido.

En 2013 se presentaron en el Congreso varias proposiciones no de ley para abolir el uso de estos proyectiles pero ninguna fue aprobada. Organizaciones como Amnist铆a Internacional y en el nivel estatal Stop Balas de Goma u Ojo con tu Ojo llevan desde 2018 reclamando la prohibici贸n de este tipo de armas, hasta ahora sin 茅xito. 

En la actualidad, el Estado espa帽ol no tiene registros oficiales sobre personas muertas o heridas a causa de las balas de goma. Los 煤nicos registros conocidos son los elaborados por la prensa o por organizaciones de v铆ctimas, como Stop Bales de Goma.

Hasta el d铆a de hoy, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado ya 16 veces a Espa帽a por no investigar los malos tratos o torturas realizadas por los cuerpos de seguridad del Estado.

* M谩s informaci贸n:

El negocio millonario de reprimir protestas

Cronolog铆a de las balas de goma: 44 heridos graves y 23 fallecidos

Modelo policial, un problema de orden p煤blico

Contra las balas de goma

 




Fuente: Briega.org