March 3, 2022
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
2,576 puntos de vista

El anuncio del Gobierno de Espa帽a por el que se suma a enviar armas a Ucrania supone la comprobaci贸n, una vez m谩s, de que PSOE y PP comparten el mismo imaginario militarista.

Josemi Lorenzo Arribas

Asamblea Antimilitarista de Madrid

Si algo nos demuestra la experiencia es que cuantas m谩s armas hay disponibles m谩s violencia se genera. Que cuantas m谩s armas se pongan en circulaci贸n, m谩s muertes se provocan. Que cuanta m谩s armas se fabriquen, hay menos paz. Conviene recordar estas perogrulladas.

El anuncio del Gobierno de Espa帽a por el que se suma a enviar armas ofensivas a Ucrania, adem谩s de las que ya de por s铆 enviar谩 la Uni贸n Europea (450 millones de euros de material letal), es una p茅sima noticia o, en realidad, la comprobaci贸n, una vez m谩s, de que PSOE y PP comparten el mismo imaginario militarista. No es novedad, desde luego.

Aupados por la 茅pica de la guerra, las redes y los medios de comunicaci贸n comparten a trav茅s de titulares la misma idea: la perfidia de Putin y la heroica resistencia de la poblaci贸n ucraniana, incluso con formulaciones tan raras como esta. Escapar de la l贸gica de la guerra, de su absurda 茅pica, del esquema maniqueo del enemigo, es muy dif铆cil.

Dec铆a Joan Baldov铆 ayer que apoyaba el env铆o de armas (al menos expresaba que 鈥渃on muchas dudas鈥) porque 茅l tambi茅n tiene familia y se pon铆a en la situaci贸n de “esos padres y esos abuelos que han dejado a su familia en la frontera de Polonia para salvarla de la barbarie, de una agresi贸n salvaje e injustificada鈥. Tambi茅n tenemos familia quienes no estamos de acuerdo. Y porque tambi茅n nos ponemos en el lugar de 鈥渆sos padres y abuelos鈥 precisamente rechazamos un env铆o de armas que solo prolongar谩 una situaci贸n brutalmente asim茅trica y derivar谩 en m谩s hu茅rfanos, y m谩s padres y abuelos sin hijas o nietas, m谩s personas desplazadas. Es obvio que aunque se inunde Ucrania de armas, la guerra la perder谩. M谩s tarde (con m谩s destrucci贸n y m谩s sangre de ambos bandos), pero la perder谩. Pero son decenios de pel铆culas de guerra, de juguetes b茅licos, y siglos de literatura y arte, y esa 茅pica nos ha colonizado.

La Bolsa o la vida

Pedro S谩nchez, despu茅s de decir que no, cede, o simplemente concede, al ala m谩s derechista y belicista de su partido, con la ministra Robles a la cabeza. No olvidemos que la contribuci贸n de Espa帽a al armamentismo est谩 fuera de toda duda, pues es el s茅ptimo exportador mundial de armamento, triste posici贸n. Estas decisiones le hacen m谩s amable para la prensa conservadora y los grandes poderes f谩cticos. Es f谩cil vender ahora esta decisi贸n, por muy irresponsable que sea. Poco importar谩 que provoque m谩s muertos en Ucrania, eso s铆, con armamento espa帽ol en sus manos. Nuevamente, una triste contribuci贸n. Si Alemania ha anunciado ya un incremento de 100.000 millones de euros en gasto militar, Espa帽a ir谩 poco despu茅s. Nuestros jerarcas militares y los traficantes de armas patrios se frotan las manos y calladamente le agradecer谩n a Putin su contribuci贸n: no todo son malas noticias鈥 para algunos.

Maniobras militares del ejercito ucraniano previas al inicio del conflicto.

Los peri贸dicos env铆os de armas desde Espa帽a a Arabia Saud铆 (a trav茅s de la naviera Bahri) para que con ellas masacre a la poblaci贸n yemen铆 nos recuerdan que las verdaderas razones del prometido env铆o de armas a Ucrania poco tienen que ver con la ilegitimidad de la guerra que Putin ha provocado. Se trata de negocio, como negocio son las ferias armament铆sticas internacionales (FEINDEF) que bienalmente organiza el Ministerio de Defensa. Desconocemos si Rusia tambi茅n se ha surtido en esos negocios secretos que se producen al calor de estos festivales de tr谩fico de armas, pero obviamente no extra帽ar铆a. Lo que s铆 sabemos es la gran subida que est谩 teniendo en estos d铆as el valor de las acciones de empresas del sector armament铆stico en bolsa, incluidas las europeas. Esos 700.000 cartuchos de fusil y ametralladora que se enviar谩n desde Espa帽a, que caer谩n en muchos casos en manos de j贸venes sin experiencia, a quienes beneficiar谩n es a las empresas que desde ma帽ana se pondr谩n a reponerlos. Una compra inesperada. El negocio de la muerte gana, y de qu茅 manera. La Bolsa, o la vida.

Es dram谩tica la situaci贸n de la poblaci贸n ucraniana. En otro orden, es dif铆cil tambi茅n la situaci贸n de la poblaci贸n rusa que (驴heroicamente?) se manifiesta contra la intervenci贸n militar de su pa铆s, y est谩 siendo detenida a millares. 驴Ayudamos a esa poblaci贸n enviando armamento? Otras experiencias similares nos han ense帽ado que solo servir谩 para provocar m谩s bajas, m谩s muertes (en ambos bandos), m谩s destrucci贸n del ya precario equilibrio ecol贸gico (los ej茅rcitos quedan fuera de la monitorizaci贸n de las emisiones de gases de efecto invernadero) y, en el mejor de los casos, una posici贸n ventajista del donante cuando esto haya acabado.

Cada vez que estalla una guerra surgen las preguntas de qu茅 se puede hacer para aminorar los males, m谩s all谩 del necesario refuerzo de cualquier v铆a diplom谩tica para detener la agresi贸n. Apagar un incendio no es evitar el fuego, para lo cual hay que tomar medidas preventivas.

Propuestas que apenas hemos le铆do

No obstante, quienes nos consideramos antimilitaristas creemos que el Gobierno de Espa帽a debiera, en relaci贸n al conflicto ucraniano:

Dejar de exportar armamento (lo de Arabia Saud铆 es sangrante) como muestra de firme compromiso del Estado espa帽ol con la paz

Apoyar todo esfuerzo resistente noviolento de la poblaci贸n ucraniana para contener la invasi贸n

Apoyar todo esfuerzo resistente noviolento de la poblaci贸n rusa para denunciarla

Promover la deserci贸n entre las tropas de ambos contendientes y garantizar el estatuto inmediato de refugiado pol铆tico de tales desertores/as

Acoger a la poblaci贸n ucraniana que huye de la guerra con ese mismo estatuto

Conceder estatuto de refugiado a la poblaci贸n rusa represaliada por su oposici贸n a la guerra que lo solicite

Solicitar al gobierno ucraniano que respete a los varones que no quieran empu帽ar armas y que les permita la salida del pa铆s

Informar sobre la compraventa de armamento y tecnolog铆a de uso militar (o de doble uso, es decir, la que acaba finalmente solo con uso militar) del conglomerado de la TEDAE (Asociaci贸n Espa帽ola de Tecnolog铆as de Defensa, Seguridad, Aeron谩utica y Espacio) a la Federaci贸n Rusa en los 煤ltimos a帽os

Impedir el acceso a Espa帽a de cualquier ciudadano/a de Rusia implicado en el negocio armament铆stico, bloquear sus cuentas e intervenir sus propiedades

Instar a la prohibici贸n internacional de cualquier tipo de armamento. En este sentido, recordemos que ni siquiera nuestro pa铆s ha firmado el Tratado sobre la Prohibici贸n de las Armas Nucleares (TPAN)

Renunciar a cualquier acuerdo con la Federaci贸n Rusa mientras Putin y sus secuaces se mantengan en el poder si no se detiene la invasi贸n

Salirnos de la OTAN y denunciar p煤blicamente su (i)rresponsabilidad en los a帽os previos a este conflicto en la frontera occidental de la Federaci贸n Rusa

Apenas hemos escuchado en los miles de an谩lisis que se est谩n realizando del conflicto ninguna de estas propuestas.

Lo que se puede hacer para evitar la guerra tiene que ver con el futuro

Lo m谩s importante, no obstante, es trabajar para evitar el siguiente incendio, la pr贸xima guerra. Las guerras empiezan con su preparaci贸n sistem谩tica, que es a lo que se dedican los ahora llamados Ministerios de Defensa. Miles de millones de euros, miles de cabezas pensando, enormes recursos destinados justo, y solo, a eso. Curiosamente, no hay ning煤n Ministerio de Ataque en ning煤n pa铆s del mundo. Recordemos que es otro ministerio de Defensa, el ruso, el que est谩 atacando a la poblaci贸n civil, destruyendo un pa铆s.

Las guerras empiezan con su preparaci贸n sistem谩tica, que es a lo que se dedican los ahora llamados Ministerios de Defensa

La paz tambi茅n comienza con su preparaci贸n sistem谩tica. No hay un ministerio de la Paz. Ni lo queremos, pero nos parece un s铆ntoma que explica esta guerra, y las dem谩s.

Mientras nos dediquemos a preparar la guerra, las habr谩.

https://www.elsaltodiario.com/plane…




Fuente: Grupotortuga.com