January 28, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
211 puntos de vista


El miembro de la Asamblea General del PYD, Mihemed Emin, subrayó que la resistencia crecerá a medida que aumenten los ataques y que no hay otro camino que resistir para que el pueblo de Afrin regrese a su hogar en 2021.

El embargo del gobierno de Damasco sobre Shehba y los ataques del Estado turco contra el cantón de Shehba son crímenes contra la humanidad, ha declarado el miembro de la Asamblea General del Partido de la Unión Democrática (PYD) Mihemed Emin.

Un crimen de guerra

Recordando el reciente ataque con mortero del Estado turco contra el distrito de Til Rifat, en el que murieron 4 civiles, Emin declaró que el Estado turco ha cometido un crimen de guerra. Señaló que el gobierno de Damasco no permite la entrada en el cantón ni siquiera de productos alimentarios básicos.

Tras señalar que Rusia es responsable de los crímenes cometidos en la región y ha perdido su papel de observador, Emin dijo que Rusia hace la vista gorda ante los ataques del Estado turco y los crímenes cometidos por el gobierno de Damasco. “Es parte de los crímenes contra las personas, en su mayoría inmigrantes. No olvidaremos la aprobación de Rusia a la invasión de Afrin”.

“Embargo inmoral”

Tras señalar que la población de Afrin tiene dificultades debido al embargo, Emin continuó: “Las organizaciones sanitarias internacionales y las organizaciones de derechos humanos informan de la aparición de enfermedades epidémicas. El gobierno de Damasco ni siquiera permite que los medicamentos entren en Shehba. Incluso a los pacientes graves apenas se les permite llevarlos al hospital de Alepo. Por esta razón, el número de muertes ha aumentado en comparación con el año anterior. Las sanciones de la Ley del César impuestas por Estados Unidos en Siria afectaron a la situación económica de la población de Shehba. Sin embargo, el verdadero desafío para el pueblo de Shehba es el embargo inmoral impuesto por el gobierno de Damasco al cantón”.

“No se puede aceptar la colaboración con invasores”

Haciendo hincapié en que una posible colaboración entre el Estado turco y el gobierno de Damasco es inaceptable, Emin dijo: “No podemos aceptar ninguna colaboración con el Estado turco, ni secreta ni abierta. El gobierno de Damasco impone un embargo a su propio pueblo en lugar de intentar expulsar de su territorio al Estado turco ocupante. El gobierno de Damasco afirma que Siria se gobierna a sí misma. Si es así, deberían haberse opuesto a que el Estado turco ocupara Afrin”.

“La resistencia es la única salida”

Haciendo hincapié en que el pueblo de Afrin demostró su fuerte voluntad con su resistencia, el miembro del PYD subrayó que nadie puede romper esta voluntad que ha surgido. Subrayó que la resistencia crecerá a medida que aumenten los ataques y que no hay otro camino que resistir para que el pueblo de Afrin regrese a su hogar en 2021.

ANF

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org