June 19, 2021
De parte de La Haine
164 puntos de vista


Un medio estadounidense de referencia difundi贸 audios de Luis Fernando L贸pez, ministro de Defensa de la golpista Jeanine 脕帽ez, con ciudadanos de ese pa铆s. Preparaban una gran convulsi贸n social para evitar el regreso de la democracia a Bolivia.

La revista digital de referencia The Intercept, de EEUU, filtr贸 varios audios de Luis Fernando L贸pez con personeros bien relacionados con el r茅gimen golpista  de ese pa铆s. Las conversaciones hab铆an transcurrido en noviembre de 2020, d铆as antes de la asunci贸n de Luis Arce Catacora como presidente de Bolivia.

Seg煤n los registros, preparaban la llegada de hasta 10.000 mercenarios estadounidenses para dar un nuevo golpe de Estado, aliados con la Polic铆a y las Fuerzas Armadas locales. The Intercept revis贸 grabaciones telef贸nicas y correos electr贸nicos intercambiados entre L贸pez y militares estadounidenses como Joe Pereira, exadministrador civil del Ej茅rcito de EEUU, y Luis Suarez, un exsargento estadounidense de origen boliviano.

Seg煤n la publicaci贸n, este 煤ltimo se hab铆a ganado el apodo de Cyber Rambo durante los d铆as del golpe de Estado, por su pericia en manipular las redes sociales en contra del entonces presidente Evo Morales (2006-2019).

Para justificar la convulsi贸n social que generar铆an, L贸pez pensaba valerse de frases de Morales pronunciadas desde su exilio en Buenos Aires, seg煤n las cuales el Movimiento Al Socialismo (MAS) ten铆a que conformar milicias armadas para proteger al proceso pol铆tico iniciado con su primera presidencia. Adem谩s, L贸pez dej贸 en claro que las Fuerzas Armadas apoyaban su descabellada idea: “El alto mando militar ya est谩 en conversaciones de apronte. El mensaje para convencerlos est谩 en que quieren reemplazar a las FFAA y a la Polic铆a por milicias cubanas y venezolanas. Esto va a permitir que Bolivia se levante nuevamente y no permita el Gobierno de Arce”, se escucha en los audios.

En ese momento, el comandante de las Fuerzas Armadas era Sergio Orellana, designado por la presidenta golpista Jeanine 脕帽ez (2019-2020), quien se encuentra presa desde hace tres meses, acusada de varios delitos en el marco del golpe contra Morales. Orellana est谩 pr贸fugo de la justicia. Huy贸 del pa铆s antes de la asunci贸n de Arce. Lo mismo L贸pez, quien el 5 de noviembre de 2020 huy贸 a Brasil, donde se perdi贸 su rastro.

Ofertas de mercenarios

En las conversaciones mantenidas con los norteamericanos, le indicaron a L贸pez que los sicarios estaban en una base de Miami, en EEUU. All铆 ten铆an que llegar los tres aviones H茅rcules C-130 que posee Bolivia, cargarlos y dejarlos en el aeropuerto de El Trompillo, en Santa Cruz de la Sierra, donde comenzar铆an su plan de diseminar el caos por el pa铆s, hasta profundizar la fractura en el orden democr谩tico.

Seg煤n se desprende de algunos e-mails, el plan de L贸pez era que lo nombraran a 茅l como nuevo presidente de facto, en vez de Arce, elegido democr谩ticamente con el 55,1% de los votos. Desde EEUU dijeron a L贸pez que los sicarios llegar铆an contratados como seguridad privada para varias empresas que funcionan en Bolivia: “La manera en que esto funciona, se帽or ministro, es que va a recogerlos como si fueran contratistas privados, bajo ninguna representaci贸n del Estado norteamericano”, le avisaron, a lo cual el ministro de 脕帽ez asinti贸.

“Los vamos a poner en contratos para compa帽铆as que ya est谩n trabajando en Bolivia, compa帽铆as que van a disfrazar el contrato con el personal militar”, afirmaron al otro lado de la l铆nea. En los audios, un hombre habla en Ingl茅s, mientras otro traduce a L贸pez al castellano. “Podemos conseguir hasta 10.000 hombres. Tambi茅n puedo traer alrededor de 350 de lo que llamamos LEP: Profesionales de la Aplicaci贸n de la Ley, para guiar a la polic铆a”, le dictaron, como si se tratara del men煤 de un restaurante.

En un tramo de la conversaci贸n, el traductor -que ser铆a “Cyber Rambo”- le pregunta “como boliviano” a L贸pez: “驴Cu谩n dispuestos est谩n ustedes a hacer que esto funcione? 驴Est谩n dispuestos a hacer operaciones psicol贸gicas? 驴Est谩n dispuestos a manipular la informaci贸n?”. A lo cual el entonces ministro le respondi贸: “Ciento por ciento”.

Esta denuncia viene a hundir pol铆ticamente un poco m谩s al arco derechista boliviano, seriamente afectado desde la detenci贸n de Arturo Murillo en Florida, EEUU, en mayo pasado. El exministro de Gobierno durante el mandato de la golpista 脕帽ez est谩 acusado de haber malversado 5,6 millones de d贸lares que le hab铆an dado para comprar materiales represivos para la Polic铆a. La justicia estadounidense lo acusa de lavado de dinero y participaci贸n en sobornos. Podr铆an condenarlo a 30 a帽os.

A帽ez prende el ventilador

Por su parte, 脕帽ez declar贸 ante la justicia e implic贸 a decenas de pol铆ticos, sacerdotes cat贸licos y otras figuras de la oposici贸n en los entretelones de su autoproclamaci贸n como presidenta golpista de Bolivia, el 12 de noviembre de 2019.

Uno de los mencionados fue el expresidente Carlos Mesa (2003-2005), tambi茅n l铆der del principal partido de derecha, Comunidad Ciudadana. Por este motivo fue llamado a declarar, pero se abstuvo de hacerlo porque -consider贸- sus palabras “podr铆an usarse en su contra”. Nadie lo duda.




Fuente: Lahaine.org