May 13, 2021
De parte de Amor Y Rabia
236 puntos de vista


por David Leonhardt

Cuando los Centros para el Control y la Prevenci贸n de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) publicaron nuevas pautas el mes pasado para el uso de mascarillas, anunciaron (1) que “menos del 10%” de la transmisi贸n de Covid-19 ocurr铆a al aire libre. Los medios de comunicaci贸n repitieron la estad铆stica (2) y r谩pidamente se convirti贸 en una descripci贸n est谩ndar de la frecuencia de transmisi贸n al aire libre.

Pero ese n煤mero es casi seguro que induce a error.

UNA EXAGERACI脫N ENORME

Parece estar basado en parte en una clasificaci贸n err贸nea de alg煤n contagio de Covid que en realidad tuvo lugar en espacios cerrados (como explico a continuaci贸n). Un problema a煤n mayor es la extrema precauci贸n de los funcionarios de los CDC, que eligieron un 铆ndice de referencia (el 10%) tan alto que nadie podr铆a cuestionarlo de manera razonable.

Ese punto de referencia “parece ser una exageraci贸n enorme”, seg煤n el Dr. Muge Cevik, vir贸logo de la Universidad de St. Andrews. En verdad, la proporci贸n de transmisi贸n que ha ocurrido al aire libre parece estar por debajo del 1% y puede estar por debajo del 0,1% (3), seg煤n me han dicho varios epidemi贸logos. Casi todas las raras veces que ha tenido lugar transmisi贸n al aire libre del Covid parece haber sido en lugares concurridos o entre personas que estaban muy juntas conversando.

Decir que menos del 10% de la transmisi贸n de Covid ocurre al aire libre es similar a decir que los tiburones atacan a menos de 20.000 nadadores al a帽o (el n煤mero mundial real es de alrededor de 150 (4)). Es cierto y enga帽oso al mismo tiempo.

Esto no es solo un problema de matem谩ticas. Es un ejemplo de c贸mo los CDC est谩n luchando por comunicarse con la poblaci贸n de manera efectiva (5), sembrando la confusi贸n entre muchas personas sobre lo que es verdaderamente arriesgado. Los funcionarios de los CDC han dado tanta prioridad a la precauci贸n que muchos estadounidenses est谩n desconcertados por la larga lista de recomendaciones de dicha agencia. Zeynep Tufekci de la Universidad de Carolina del Norte, escribiendo en The Atlantic (6), calific贸 esas recomendaciones de “demasiado t铆midas y demasiado complicadas al mismo tiempo.

Los CDC siguen considerando la transmisi贸n al aire libre como un riesgo importante, y dicen (7) que las personas no vacunadas deben usar mascarillas en la mayor铆a de los entornos al aire libre, y que las personas vacunadas deben usarlas en “lugares p煤blicos grandes”; Los campamentos de verano (8) deben exigir que los ni帽os usen mascarillas pr谩cticamente “en todo momento”.

Estas recomendaciones estar铆an m谩s basadas en la ciencia si en alg煤n lugar cercano al 10% de la transmisi贸n de Covid ocurriera al aire libre. Pero no lo es. No hay una sola infecci贸n por Covid documentada en ning煤n lugar del mundo por interacciones casuales al aire libre (9), como pasar junto a alguien en la calle o comer en una mesa cercana.

El bolet铆n de hoy ser谩 un poco m谩s largo de lo habitual, as铆 que puedo explicar c贸mo los CDC terminaron promocionando un n煤mero enga帽oso.

EL MISTERIO DE SINGAPUR

Si lee la investigaci贸n acad茅mica que el CDC ha citado en defensa de usar el 10% como punto de referencia, notar谩 algo extra帽o. Una gran parte de los supuestos casos de transmisi贸n al aire libre se han producido en un solo entorno: obras de construcci贸n en Singapur.

En un estudio (10), 95 de 10,926 casos de transmisi贸n en todo el mundo se clasifican como al aire libre; los 95 son de obras de construcci贸n de Singapur. En otro estudio (11), cuatro de 103 casos se clasifican como al aire libre; nuevamente, los cuatro ocurrieron en obras de edificios en construcci贸n de Singapur.

Obviamente, esto no tiene mucho sentido. En cambio, parece ser un malentendido parecido al juego infantil del tel茅fono roto, en el que un mensaje se distorsiona a medida que se va transmitiendo de una persona a otra.

Los datos de Singapur provienen originalmente de una base de datos del gobierno de ese pa铆s. Esa base de datos no clasifica los casos de obras de la construcci贸n como transmisi贸n del Covid al aire libre, seg煤n le dijo Yap Wei Qiang, portavoz del Ministerio de Salud, a mi colega Shashank Bengali (12). “No lo clasificamos de acuerdo con el exterior o el interior”, dijo Yap. “Podr铆a haber sido una transmisi贸n en el lugar de trabajo que ocurre en la obra al aire libre, o podr铆a tambi茅n haber ocurrido en el interior del edificio en construcci贸n”.

Cuando Shashank sigui贸 investigando, descubri贸 razones para pensar que muchas de las infecciones pueden haber ocurrido en interiores. En algunas de las obras de edificios en construcci贸n individuales donde se extendi贸 el Covid, como un complejo para la empresa financiera UBS (13) y un proyecto de rascacielos llamado Project Glory, los techos de hormig贸n para los edificios ya se hab铆an completado en gran parte antes de que comenzara la pandemia (este video (14) del Project Glory fue filmado m谩s de cuatro meses antes de que se informase del primer caso de Covid en Singapur).

Debido a que Singapur es lugar caluroso todo el a帽o, los trabajadores habr铆an buscado la sombra de espacios cerrados para celebrar reuniones y almorzar juntos, seg煤n explic贸 a Shashank Alex Au, miembro de Transient Workers Count Too, un grupo de defensa de los derechos de los trabajadores. Los electricistas y fontaneros habr铆an estado trabajado manteniendo un contacto especialmente estrecho.

驴LAS ESCUELAS EST脕N AL AIRE LIBRE?

Entonces, 驴porqu茅 se clasificaron los casos de Singapur como si los contagios hubiesen tenido lugar al aire libre?

Cuando los investigadores acad茅micos comenzaron a recopilar datos de Covid de todo el mundo, muchos optaron por definir los espacios al aire libre de manera muy amplia. Consideraron que casi cualquier entorno que fuera una mezcla de exterior e interior era un espacio al aire libre.

“Tuvimos que conformarnos con establecer una clasificaci贸n 煤nica para los sitios de construcci贸n”, me dijo Quentin Leclerc, un investigador franc茅s y coautor de uno de los estudios (15) que analizaban Singapur, “y finalmente se decidi贸 por una definici贸n conservadora como espacios al aire libre”. Otro art铆culo, publicado en el Journal of Infection and Public Health (16), contaba solo dos entornos como espacios interiores: los “lugares de alojamiento masivo de personas y las instalaciones residenciales”. Defini贸 como al aire libre todos estos entornos: “lugares de trabajo, atenci贸n m茅dica, educaci贸n, eventos sociales, viajes, catering, ocio y compras”.

Entiendo por qu茅 los investigadores prefirieron una definici贸n amplia. Quer铆an evitar no tener en cuenta posibles casos de transmisi贸n al aire libre, y tampoco quer铆an sugerir err贸neamente que el aire libre es m谩s seguro de lo que realmente es. Pero este enfoque tuvo una gran desventaja. Signific贸 que los investigadores contaron muchos casos de transmisi贸n en espacios interiores como si hubieran tenido lugar al aire libre.

Y, sin embargo, incluso con este enfoque, encontraron que una parte min煤scula de la transmisi贸n total se hab铆a producido al aire libre. En el estudio con los 95 casos de contagio que supuestamente hab铆an tenido lugar al aire libre en Singapur, esos casos, no obstante, representaron menos del 1% del total. Un estudio de Irlanda, que parece haber sido m谩s preciso sobre la definici贸n de aire libre, situ贸 la proporci贸n de dicha transmisi贸n en un 0,1% (17). Un estudio de 7.324 casos de China (18) encontr贸 un solo caso de transmisi贸n al aire libre, que tuvo lugar entre dos personas que estaban conversando.

“Estoy seguro de que es posible que la transmisi贸n se produzca al aire libre en las circunstancias adecuadas”, me dijo el Dr. Aaron Richterman de la Universidad de Pensilvania, “pero si tuvi茅ramos que calcular una cifra, dir铆a que mucho menos del 1%”.

EL ENFOQUE CIENT脥FICO DE GRAN BRETA脩A

Le pregunt茅 a los CDC c贸mo justifican usar el 10% como punto de referencia, y un funcionario me envi贸 esta declaraci贸n:

Hay datos limitados sobre la transmisi贸n al aire libre. Los datos que tenemos respaldan la hip贸tesis de que el riesgo de transmisi贸n al aire libre es bajo. El 10% es una estimaci贸n conservadora de una revisi贸n sistem谩tica reciente de art铆culos revisados 鈥嬧媝or pares. Los CDC no pueden proporcionar el nivel de riesgo espec铆fico para cada actividad en cada comunidad y se equivocan en favor de la protecci贸n cuando se trata de recomendar medidas para proteger la salud. Es importante que las personas y las comunidades consideren sus propias situaciones y riesgos y tomen las medidas adecuadas para proteger su salud.

Equivocarse por el lado de la protecci贸n, exagerando los riesgos de la transmisi贸n al aire libre, puede parecer tener pocas desventajas. Pero ha contribuido a la confusi贸n p煤blica generalizada sobre lo que realmente importa. Algunos estadounidenses ignoran las elaboradas pautas de los CDC y se quitan sus m谩scaras (19), incluso en espacios interiores, mientras que otros contin煤an hostigando a personas (20) por caminar al aire libre sin llevar puesta una mascarilla.

Mientras tanto, las evidencias cient铆ficas apuntan a una conclusi贸n que es mucho m谩s simple que el mensaje de los CDC: usar mascarillas es mus importante en espacios interiores y rara vez importan en espacios al aire libre.

Las autoridades sanitarias de Gran Breta帽a, en particular, parecen haber descubierto esto. Han sido m谩s agresivos en cuanto a restringir el comportamiento en interiores, obligando a cerrar a muchas empresas nuevamente a fines del a帽o pasado y requiriendo el uso de mascarillas en espacios interiores incluso cuando la mayor parte del pa铆s est谩 vacunada. Al aire libre, sin embargo, el uso de mascarillas sigue siendo una excepci贸n (21).

Y esto no parece estar causando problemas. Desde enero, las muertes diarias de Covid en Gran Breta帽a han disminuido m谩s del 99% (22).

NOTAS

(12) Biograf铆a de Shashank Bengali en The New York Times: “Shashank Bengali es un editor senior de The New York Times, que se dedica a la cobertura de noticias en vivo. Se uni贸 a The New York Times en 2021 despu茅s de casi dos d茅cadas como corresponsal en el extranjero, corresponsal en Washington y editor de The Los Angeles Times y McClatchy Newspapers. Fue jefe de la oficina del sur de Asia para The Los Angeles Times de 2014 a 2018, con sede en Mumbai, India, y abri贸 la oficina de ese peri贸dico en Singapur en 2019. Ha informado desde m谩s de 60 pa铆ses de Asia, 脕frica y Oriente Medio, incluidos numerosas temporadas que cubren las guerras en Irak y Afganist谩n. En 2016, Bengali particip贸 en un premio Pulitzer por la cobertura de Los Angeles Times del ataque terrorista en San Bernardino, California. Tambi茅n recibi贸 un premio Sigma Delta Chi por correspondencia extranjera, un premio de la Asociaci贸n de Periodistas del Sur de Asia para empresas. Reportajes y un premio National Headliner Award. Comenz贸 su carrera en The Kansas City Star y tambi茅n ha escrito para las revistas Playboy y Monocle. Criado en el 谩rea de Los 脕ngeles, el Sr. Bengali estudi贸 en la Universidad del Sur de California y en la Universidad de Harvard, donde obtuvo una maestr铆a en pol铆ticas p煤blicas. Vive en Singapur con su esposa y sus gemelos extremadamente en茅rgicos”.

ANEXO: Hilo de tuits del 6 de mayo de 2021 de Monica Gandhi -doctora en medicina con un Master en medicina p煤blica, especialista en enfermedades infecciosas y VIH n la University of California, San Francisco (UCSF)- sobre lo que sabe la ciencia sobre contagios de Coronavirus al aire libre
Ok, estaba tratando de mantenerme fuera de Twitter hasta el s谩bado, pero la cuesti贸n de los ni帽os que llevan 谩smc谩arilla al aire libre (en campamentos, etc.) sigue surgiendo. Vamos a discutir sobre ello (#outdoortransmission). Las part铆culas virales se dispersan r谩pidamente en el aire exterior (ENLACE).

Un estudio en Wuhan, China, para el que se llev贸 a cabo un cuidadoso rastreo de contactos, descubri贸 que solo uno de los 7.324 casos de infecci贸n investigados estaba relacionado con la transmisi贸n al aire libre (ninguno de los brotes que se han identificado se inici贸 mediante transmisi贸n al aire libre) (ENLACE).

En un an谩lisis reciente de m谩s de 232.000 infecciones en Irlanda, solo un caso de COVID-19 de cada mil se atribuy贸 a la transmisi贸n al aire libre (ENLACE).

Y una amplia revisi贸n de la Universidad de Canterbury concluy贸 que la transmisi贸n al aire libre era rara, citando los costos de oportunidad de no alentar al p煤blico a congregarse al aire libre. Por tanto, podemos separar la cuesti贸n de la vacunaci贸n del llevar la mascarilla al aire libre (ENLACE).

Estos son los datos sobre la vacunaci贸n con Pfizer para personas con una edad entre 12 y 15 a帽os: parec铆a seguro y eficaz. Pero en pruebas a peque帽a escala: 1.131 recibieron vacuna (1.129 recibieron un placebo). Misma dosis que los adultos (30 mcg). Es probable que todos los padres decidan; la vacunaci贸n es generalmente obligatoria cuando causa una enfermedad grave en los ni帽os; sarampi贸n, paperas, difteria, rub茅ola, tos ferina.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com