July 5, 2021
De parte de Lobo Suelto
243 puntos de vista


Gonz谩lez es nuestro Horacio: el que llev贸 el ensayo a las cumbres del lenguaje, como el poeta.

Y siendo argentino, no pod铆an sino estar presentes, en un ensayista de su talla, los dos emblemas fundamentales del enigma nacional: me refiero a Per贸n y Evita, claro, aunque una Eva y un General atravesados por el rayo gonzaliano, enhebrados por las agujas que entretejen los hilos de la metamorfosis y de la dial茅ctica, del latinoamericanismo y la gran tradici贸n occidental, lo propio de las luchas de este suelo y la lejan铆a del exilio (del pa铆s, a fines de los a帽os setenta, y un poco del peronismo tambi茅n, desde los ochenta). Una Eva fantasmag贸rica 鈥淟a militante en el camar铆n鈥 de Gonz谩lez, narrada en portugu茅s, publicada en Brasil en 1983, reci茅n recuperada en castellano en 2019 cuando fue publicada por la editorial de la Facultad de Filosof铆a y Humanidades de la Universidad Nacional de C贸rdoba. 隆Y qu茅 decir de su Per贸n! M谩s de 400 p谩ginas de una elocuencia fenomenal, cuando parec铆a que ya nada se pod铆a decir o escribir sobre el 鈥減rimer trabajador鈥.

驴Y el kirchnerismo? Su abordaje como 鈥渃ontroversia cultural鈥 lo llev贸 a repasar, en un ejercicio que en 茅l nunca fue mera acumulaci贸n de datos, las pol茅micas e interpelaciones m谩s diversas que gener贸 el 鈥渕eteoro kirchneriano鈥 鈥揷omo lo caracteriz贸鈥: de Verbitsky a Sarlo; de Vi帽as a Forster; de Caparr贸s a Laclau; de Galasso a Altamira; de Feinmann a Rozitchner; de Casullo a Tom谩s Abraham, pasando por Carta abierta, Vargas Llosa y 678, sin dejar de tener en cuenta que todo el an谩lisis parte de una pregunta fundamental: 驴fue el kirchnerismo un modo creativo de respuesta a la crisis abierta por diciembre de 2001, donde emergen formas de habitar las instituciones del Estado con pol铆ticas porosas a aquella ebullici贸n creativa que emerg铆a de una pr谩ctica social que resignificaba antiguos m茅todos de lucha y formas de organizaci贸n de las y los de abajo, como piquetes y asambleas, o por el contrario, N茅stor y Cristina ven铆an a 鈥減oner orden鈥, a bloquear el ciclo de luchas populares anteriores a su llegada a la Casa Rosada? Preguntas fundamentales que Horacio no dej贸 nunca de mantener un poco abiertas.

Gonz谩lez escribi贸 y habl贸 las mil y una noches鈥 y tardes; y vaya a saber uno cuantas ma帽anas tambi茅n. Se meti贸 con la tradici贸n de las izquierdas y de los movimientos nacional-populares; con la filosof铆a y con el lenguaje; con la narrativa y tambi茅n con la sociolog铆a, desde su modo espec铆fico de entenderla. Tambi茅n su modo peculiar de leer el periodismo a煤n da que hablar; un periodismo lejano a las ense帽anzas de comunicaci贸n social, pero tambi茅n, de las escuelas de periodismo, donde la serie  nacional entra en co-relaci贸n con la internacional y la Latinoamericana, en un entrecruce permanente entre narrativas y pensamientos de izquierda y nacional-populares, donde fluyen los nombres emblem谩ticos de tradiciones que pasan a ser simples legados. 驴Simples? Marx, Lenin y Gramsci 鈥搕ambi茅n Mari谩tegui鈥; Jos茅 Hern谩ndez y Roberto Arlt o Rodolfo Walsh, sin dejar de tener en cuenta los fen贸menos que se encuentran 鈥渄el otro lado鈥 de los modos de contar e informar que cultivamos o que Horacio nos interpela a cultivar: Clar铆n o La naci贸n, o el nombre que sea, lo importantes no olvidar la importancia de que es preciso develar la trama de poder, problematizar la realidad, asumir esas complejidades como parte de nuestras desdichas nacionales.

La lista de sus libros y charlas se cuentan por decenas. Los temas abordados, tambi茅n.

Aunque la bajada de 鈥渃iencia, ensayo y pol铆tica en la cultura argentina del siglo XX鈥 que acompa帽a al t铆tulo del quiz谩s su libro m谩s emblem谩tico, Restos Pampeanos, da cuenta de la complejidad del pensamiento-Gonz谩lez, m谩quina de producci贸n intelectual donde el debate en torno al 鈥渟er nacional鈥 no puede estar ausente.

Revisar/ revisitar/ analizar/ recuperar su obra implicar谩 de todos modos una labor colectiva, intergeneracional, que no puede sino ser a su vez un programa de estudio transdisciplinario que haga honor al modo rizom谩tico con el que Horacio sostuvo esa tarea que tantas y tantos ya hab铆an emprendido antes: la de soldar con el ejercicio de una cr铆tica pol铆tica de la cultura aquellos elementos de la vida social que la l贸gica liberal tiende a disociar.

En ese camino seguramente encontraremos nuestras propias tesis para el porvenir. Como insist铆a Gonz谩lez en su libro La cris谩lida: al fin y al cabo lo importante no es la tesis en s铆, sino el derecho a construir una propia lo que vale. Sabiendo que lo m谩s propio es, parad贸jicamente, lo impropio, lo com煤n, lo de un todxs que seamos capaces de construir.

Horacio como legado, entonces. O m谩s bien: legado Gonz谩lez como desaf铆o para el siglo XXI.

Si quer茅s escuchar el programa completo, con testimonios de Diego Sztulwark, Mar铆a P铆a L贸pez, Esteban Rodr铆guez Alzuelta y un recorte de archivos con la propia voz de Horacio Gonz谩lez, pod茅s hacerlo en en el Canal de Spotify de La Parte Maldita:

https://open.spotify.com/episode/5PMq4PJgGWfpUxljwNVkzK?si=_ha1BCeoToepQjCKC-gUsA&utm_source=whatsapp&dl_branch=1

* Escritor, militante, investigador popular. Director del Instituto Generosa Frattasi.  Conductor de 鈥淟a parte maldita鈥 (filosof铆a y rock) en Radio Gr谩fica.




Fuente: Lobosuelto.com