October 12, 2021
De parte de La Haine
361 puntos de vista


El salario m铆nimo y el precio de la vida

El pasado 28 de septiembre el Consejo de Ministros (a.k.a. los cabecillas del gobierno m谩s progresista de la historia del universo) aprob贸 subir el salario m铆nimo interprofesional (SMI) a 965 euros brutos al mes, catorce veces al a帽o (un umbral salarial por encima del que se sit煤an el 25% de mujeres y el 11% de hombres empleados en Espa帽a) y con car谩cter retroactivo desde el 1 de septiembre.

Una subida irrisoria del SMI

Quince euros, de 950 a 965, es lo que sube el SMI. Este incremento en un 1,6% no compensa ni de lejos una inflaci贸n que ya supera el 3,3% y supondr谩 una p茅rdida de poder adquisitivo para el mill贸n y medio de trabajadoras que cobran el SMI, aquellas que no est谩n cubiertas por un convenio colectivo. El encarecimiento de los productos b谩sicos, como ciertos alimentos 鈥攃uyos precios crecieron entre el 2% y el 5%鈥 revela que para las currelas que cobran el SMI esta medida es insuficiente y, adem谩s, llega tarde. M谩xime en un contexto de colapso socioecon贸mico generado por la pandemia. Y esta subida de precios se nota con mayor intensidad en el encarecimiento del combustible 鈥攓ue creci贸 el 20% en un a帽o鈥, la burbuja de la vivienda o del recibo de la luz, que lleg贸 a suponer 38 euros m谩s que en 2020.

Es cierto que el SMI ha crecido 219 euros desde 2018 (una cifra que contrasta con la subida acumulada de 79 euros en las dos legislaturas de Mariano Rajoy), pero no deja de ser una medida cosm茅tica, muy alejada de los 1.200 euros que fij贸 como objetivo el acuerdo de investidura de Unidas Podemos y el PSOE y que nos consolida como un pa铆s con un mercado laboral caracterizado por la precariedad y los salarios bajos.

La ministra de trabajo, Yolanda D铆az (Unidas Podemos), junto a Unai Sordo (CCOO), Pepe 脕lvarez (UGT), Enrique Santiago (PCE) y Marga Sanz (PCE) en las Fiestas del PCE

Una decisi贸n que no ha gustado a la patronal

El acuerdo se alcanz贸 en exclusiva entre el gobierno y los grandes sindicatos (CCOO y UGT), despu茅s de que la patronal (la CEOE) se apartara de las negociaciones, por encontrarse diametralmente en contra de cualquier tipo de subida. Y, 隆sorpresa!, pese a no encontrarse la patronal en la mesa de negociaci贸n, se pudo alcanzar un acuerdo sin ella. Este hecho no pas贸 desapercibido a todo tipo de activistas inmersas en distintas luchas sociales, que dijeron que ya basta de no hacer nada con la excusa del mal llamado 鈥渄i谩logo social鈥. Si se ha podido sacar adelante una subida del SMI (m谩s simb贸lica que otra cosa, pero subida al fin y al cabo) sin la CEOE, tambi茅n se puede aprobar una nueva Ley de Vivienda, el fin de la Ley Mordaza o la derogaci贸n de la reforma laboral sin contar con la patronal. Cuando se quiere, se puede.

La CEOE, el fraude y el C贸digo Penal

Antonio Garamendi, el portavoz de la CEOE, por su parte, anunci贸 que la subida en 15 euros del SMI generar铆a una hecatombe econ贸mica (como ya predijo con el 煤ltimo aumento y no sucedi贸 nada). Y tambi茅n explic贸 que 鈥aumentar谩 el fraude y la econom铆a sumergida鈥. Eso s铆, lo dijo con un sujeto impersonal, no vaya a ser que nos di茅semos cuenta de que quienes incurrir铆an en ese fraude son los propios empresarios. Puestos a ser claros, Garamendi realmente deber铆a haber dicho 鈥cometeremos m谩s fraude y potenciaremos la econom铆a sumergida鈥.

Resulta hasta enternecedor imaginarse a un pobre empresario empujado a tener que pagar a sus empleadas en B y no darlas de alta en la seguridad social porque le ha dicho el malvado gobierno socialcomunista que tiene que pagarles 15 euros m谩s al mes. Est谩 muy bien que pretendan que empaticemos con 茅l, forzado a cometer ilegalidades por culpa de circunstancias ajenas a su control鈥

鈥asta que nos acordamos de todas las veces que la CEOE ha reclamado que se endurezca el C贸digo Penal contra quienes, atrapadas en situaciones de verdadera pobreza, se ven obligadas a cometer delitos. Por ejemplo, en noviembre de 2019, la CEOE reclam贸 un endurecimiento de las penas por delitos leves de hurtos multirreincidentes en comercios. 驴D贸nde estaba su empat铆a y caridad entonces?

En definitiva, el gobierno y los grandes sindicatos lograron una p铆rrica victoria frente a un rival que ni se present贸 al partido, ahora sacan pecho y nos lo presentan como un gran logro. Y, por su parte, la CEOE anuncia la llegada del apocalipsis econ贸mico y justifica preventivamente la fraudulenta no aplicaci贸n de derechos laborales. Y, mientras tanto, las asalariadas no notamos ninguna diferencia, seguimos subastando nuestra fuerza de trabajo, sepultadas bajo la subida de precios y el encarecimiento de la vida, pagando viviendas y recibos de la luz que no nos podemos permitir.

https://www.todoporhacer.org/salario-minimo/




Fuente: Lahaine.org