February 4, 2021
De parte de Nodo50
129 puntos de vista

Por Valentina Portillo Fabi谩n. Resumen Latinoamericano, 4 de febrero de 2021.

El Salvador est谩 volviendo a sus peores tiempos. Esto se debe, en parte, a que lo gobiernan criminales del peor tipo: funcionarios en venta, sin seso y sin palabra, difusores de esa mal llamada 鈥渃ultura de masas鈥, empresarios, sicarios y narcodependientes corruptos y ladrones, amigos de los poderosos, narcotraficantes y terroristas de Estado, violadores de derechos humanos, manipuladores, negadores del pasado. Para variar, respaldados por una masa informe de gente desesperada.

La encrucijada de las y los pocos salvadore帽os conscientes se ve ahora colmada por un atentado reciente contra el protagonista de los Acuerdos de Paz de 1992, y ahora, el m谩s vilipendiado partido y el 煤nico instituto pol铆tico de izquierda que queda en El Salvador, aun capacitado para competir en las elecciones legislativas y municipales del 28 de febrero de 2021. A continuaci贸n, una breve cr贸nica de los sucesos del 31 de enero de 2021, y el detalle de la instigaci贸n al crimen y la impunidad por parte del actual presidente de la Rep煤blica.

Domingo 31 de enero de 2021, entre 6:20 p.m. y 6:50 p.m. En plena campa帽a electoral, militantes del Frente Farabundo Mart铆 para la Liberaci贸n Nacional (FMLN) vuelven de un mitin en caravana, y atraviesan el poniente del centro de San Salvador, entre la 11 Avenida Norte y la 1陋 Calle Poniente hacia la sede del partido pol铆tico conocida como 鈥229鈥, cuando son interceptados por un sed谩n color azul, desde donde supuestos fan谩ticos de f煤tbol les disparan, dejando como saldo dos heridos y dos v铆ctimas mortales. Estas 煤ltimos, son los excombatientes del conflicto armado de 1980, Gloria Rogel del Cid y Juan de Dios Tejada. Hab铆an sobrevivido la guerra de los ochenta, pero nada los preparaba para morir asesinados por el odio en democracia.

7:32 p.m. Media hora despu茅s, el presidente salvadore帽o tuitea afirmando que se trata de un autoatentado por parte del FMLN: 鈥淧arece que los partidos moribundos han puesto en marcha su 煤ltimo plan. Qu茅 desesperaci贸n por no perder sus privilegios y su corrupci贸n. Pens茅 que no pod铆an caer m谩s bajo, pero cayeron鈥. Error: privilegiado, corrupto, desesperado y muy bajo es el presidente de la rep煤blica, sus funcionarios y seguidores. El mensaje irradia el mismo veneno que viene escupiendo desde su campa帽a presidencial de dos a帽os previos a 2019, desde su expulsi贸n del partido en cuesti贸n. Pero ah铆 no termina su retah铆la de necedades.

7:43 p.m. Escribe hip贸critamente, en la misma postura de culpar al mismo FMLN del atentado: 鈥淓s incre铆ble el poco valor que le dan a la vida humana. El bien m谩s preciado que tenemos en este mundo. Este gobierno ha luchado por defender la vida, pero parece que hay quienes quieren aferrarse al pasado de muerte. Nuestro pueblo ya no quiere sufrir鈥. Al contrario, ni el presidente ni su gobierno han luchado por defender la vida. Tan solo la ma帽ana del 31 de enero, el vicepresidente salvadore帽o hab铆a aprovechado una reuni贸n con veteranos de guerra para afirmar como seguidor del presidente un nuevo mensaje que preced铆a el hecho sangriento de la noche: 鈥淩ecordemos que esta nueva guerra con nuevos actores ya empez贸 y la empezamos ganando el 3 de febrero de 2019 y la seguiremos ganando el pr贸ximo 28 de febrero鈥.

7:52 p.m. El presidente asegura que la Polic铆a Nacional Civil ya est谩 investigando y que caer谩 sobre los responsables todo 鈥渆l peso de la ley鈥 (las leyes que el presidente desprecia). Este mensaje intenta amortiguar la contraproducente recepci贸n de sus comentarios anteriores.

10:10 p.m. Publica que uno de los criminales es agente de Protecci贸n a Personalidades Importantes (PPI) en el Ministerio de Salud, sumando un nuevo factor, el de sus funcionarios ideologizados ejecutando la mala obra de sus tuits represivos: 鈥淓l atacante al parecer es un PPI asignado al MINSAL, que ven铆a del partido en el Cuscatl谩n. Est谩 tambi茅n siendo operado de gravedad por heridas de bala. Todos los responsables pagar谩n por sus actos鈥. Se tratar铆a de un elemento de confianza en el actual gobierno (con la pleites铆a de la Polic铆a Nacional Civil a su supremo l铆der, se hace dif铆cil una investigaci贸n seria del delito); aparentemente este tercer sujeto fue herido en lo que para el pelele parece no un ataque, sino un tiroteo donde hubo fuego cruzado que provoc贸 una v铆ctima entre los agresores. Todo lo cual parece un enredo narrativo del mediocre presidente, quien no se ve铆a a esa hora tan dispuesto a sostener su inicial y belicosa forma de referirse a los militantes. El 煤ltimo tuit acusando a uno de sus seguidores PPI, es casi una autoacusaci贸n.

10:33 p.m. A帽ade: 鈥淟a @PNCSV tambi茅n ha capturado a dos militantes del FMLN sospechosos de disparar contra el PPI que est谩 siendo operado por heridas de bala en el abdomen. Todos los responsables pagar谩n por sus actos, sean quienes sean.鈥 Con este comentario, no solo se anticipa a datos no proporcionados por Fiscal铆a, sino que revictimiza y criminaliza a los militantes heridos y fallecidos en el hecho. Adelantar informaci贸n sin confirmar, sin ser director de la Polic铆a Nacional Civil o fiscal, es una irresponsabilidad ya usual por parte del primer funcionario p煤blico.

12:48 a.m. Operativo policial en las afueras del Hospital Rosales en la capital, que dura hasta mediod铆a, para detener a uno de los militantes heridos del FMLN.

Transcurridas varias horas del crimen, se sabe que los tres atacantes son empleados de seguridad en el Ministerio de Salud, dos de ellos polic铆as PPI, seg煤n lo confirma el Ministro de Salud, Francis Alab铆. Esto hace pensar que hay detr谩s del doble homicidio algo m谩s que un simple incidente de tres locos que disparan estimulados porla victoria de su equipo en una final de f煤tbol. Tambi茅n sabemos que el supuesto veh铆culo sed谩n azul en que se transportaban, fue hallado en un parqueo del MINSAL, y retirado inmediatamente por la PNC sin que se haya completado un aut茅ntico peritaje; que varios funcionarios, entre ellos un ministro, se pronunciaron en Twitter para apoyar la tesis del supuesto autoatentado; que el FMLN ha recibido condolencias y solidaridad por parte de varios organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales, as铆 como de otros gobiernos; que el Tribunal Supremo Electoral, despu茅s de deso铆r la petici贸n de uno de sus magistrados de solicitar cuanto antes la llegada de observadores internacionales para prevenir nuevas acciones violentas, antes del evento electoral del 28 de febrero, por fin han formalizado esta petici贸n.

No debemos acostumbrarnos a la intimidaci贸n que empez贸 con la bravuconada del presidente, quien abusando de su cargo orden贸 hace casi un a帽o, el 9 de febrero de 2020, la incursi贸n militar a la Asamblea Legislativa. A 27 d铆as de celebrarse elecciones legislativas, en El Salvador el pasado vuelve en una espiral de violencia pol铆tica. Esto no es noticia nueva, claro; en los 1990 y en los 2000, intelectuales, escritores, poetas y docentes que advirtieron la debacle, pero a quienes nadie, como a nuevas Casandras, inclin贸 o铆dos. Esta vez la represi贸n pol铆tica no solo es policial y militar; los nuevos instrumentos de represi贸n son ahora fan谩ticos y pandillas. V茅ase los hallazgos macabros y ataques armados cada vez m谩s numerosos desde las dos 煤ltimas semanas de enero 2021, incluyendo el ataque por pandillas contra un equipo de M茅dicos Sin Fronteras la ma帽ana del 31 de enero.

El pueblo sigue entregando poder a animales rabiosos -con el perd贸n de nuestro reino animal- que no se detendr谩n media vez los han desatado; dirigidos por 茅lites que planificaron este grave retroceso, y azuzados por el soci贸pata de Casa Presidencial. El presidente no puede decir que su gobierno fomenta otra cosa que odio. Sobre 茅l recae gran parte de lo que ha ocurrido desde que asumi贸 como el principal delincuente de El Salvador, pues siendo el primer obligado a defender el Estado de Derecho, ha optado por ser un terrorista que preside un gobierno violador de derechos humanos, incluyendo su instigaci贸n constante que result贸 en el asesinato de Juan de Dios Tejada y Gloria Rogel del Cid, quienes, leales a sus principios, no abandonaron hasta el final una lucha que no es la de un partido pol铆tico, sino la de un pueblo una vez valeroso con ganas de libertad y justicia social. El 28 de febrero debemos decidir en las urnas si queremos que el ba帽o de sangre contin煤e y recrudezca, o si queremos defender la pluralidad de una Asamblea Legislativa que, le guste o no al dictadorzuelo, no tiene por qu茅 seguir al presidente.

Por ahora, los ciudadanos contra el totalitarismo actual hacemos responsables de cualquier crimen por intolerancia pol铆tica contra cualquiera de nosotros y nosotras, al presidente de la Rep煤blica de El Salvador y a sus secuaces funcionarios, por prevalerse de su cargo para hacer apolog铆a del delito, incitar al odio, fomentar la intolerancia en nuestras comunidades, invisibilizar a las v铆ctimas, y otras violaciones a los derechos humanos, aclarando a sus descontrolados simpatizantes y titiriteros: no nos obligar谩n a pensar como ustedes y no nos obligar谩n a escondernos.

Fuente: Rebeli贸n




Fuente: Resumenlatinoamericano.org