December 13, 2022
De parte de CGT
193 puntos de vista

Los y las anarcosindicalistas se movilizan contra la situaci贸n de la clase trabajadora y responsabiliza a la organizaci贸n empresarial de influir en la precarizaci贸n del empleo de millones de personas en el Estado espa帽ol.

La Confederaci贸n General del Trabajo (CGT) se ha concentrado durante esta ma帽ana en las puertas de la Confederaci贸n Espa帽ola de Organizaciones Empresariales (CEOE) para protestar contra la situaci贸n de precariedad que padecen las personas trabajadoras del sector, y en general la clase obrera, en unos momentos donde el coste de la vida no deja de aumentar y los sueldos no alcanzan a miles de familias para salir adelante.

A pesar de la lluvia, trabajadoras del sector de diferentes territorios y provincias se han dado cita ante la sede de la patronal en Madrid en una acci贸n que inicia una etapa de movilizaciones descentralizadas, que se repetir谩n por todo el Estado, contra las condiciones laborales que se mantienen en este sector de la econom铆a espa帽ola.  En este sentido, desde los sindicatos del metal de la CGT (FESIM-CGT) se ha exigido la reducci贸n de la jornada laboral, que ayude a plantear otra distribuci贸n de la riqueza, y la reducci贸n de las jornadas laborales, para evitar enfermedades y accidentes. Tambi茅n se ha exigido la subida de los salarios, la modernizaci贸n del sector industrial 鈥搒in que esto repercuta en la p茅rdida de empleos ni en la estabilidad laboral de las plantillas, as铆 como en el empeoramiento de sus condiciones de trabajo-.

CGT considera que las trabajadoras y los trabajadores deben tomar conciencia de la situaci贸n que padecen como clase y salir a las calles, en defensa de sus derechos m谩s elementales, y en unos tiempos como los actuales, donde miles de personas no pueden mantener a sus familias ni llegar a final de mes a pesar de tener empleos. CGT, en este sentido, culpa a gobernantes y patronal, por olvidarse de la poblaci贸n m谩s vulnerable en unos momentos tan duros como los que actualmente vive la clase trabajadora.




Fuente: Cgt.org.es