January 24, 2022
De parte de ANRed
216 puntos de vista

Trabajadores de Garbarino cortan el Puente Pueyrredón en reclamo por los salarios adeudados y en defensa de los puestos de trabajo. «El día que nos recibió Alberto, echaron a 600 laburantes», denuncian. Por Yair Cybel (El Grito del Sur).


Esta mañana, trabajadores y trabajadores de la cadena de electrodomésticos Garbarino organizaron cortes simultáneos en distintos puntos del país para visibilizar la grave situación que viven desde el año pasado, cuando en abril de 2021 dejaron de percibir sus sueldos y perdieron todo tipo de cobertura social y de salud. Este lunes, cansados de promesas y dilaciones, un grupo importante de trabajadores se organizó para cortar la subida y la bajada del Puente Pueyrredón, en el acceso a la Ciudad de Buenos Aires.

«Esta lucha viene desde hace dos años cuando Carlos Rosales compró la empresa. En abril nos dejaron de pagar el sueldo y en diciembre nos despidieron», señala en diálogo con este medio Vanesa, trabajadora de Garbarino que se desempeñaba en la sucursal de Lanús. «Garbarino no es solamente los locales de electrodomésticos, sino que es un grupo que incluye otras empresas como CompuMundo, Garbarino viajes, entre otras».

En diciembre pasado, el Ministerio de Trabajo de la Nación y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) firmaron un acuerdo «para proteger a 1800 trabajadores despedidos de Garbarino». Pero nada de esto se concretó.

«Nos recibió Alberto (Fernández), nos dijo que no nos íbamos a quedar solos, que se iban a conservar las fuentes de trabajo y a conseguir inversores. Pero el día que estábamos reunidos con el Presidente echaron a 600 compañeros. El mes siguiente, el 13 de noviembre, nos reunimos con (el ministro de Desarrollo Productivo, Matías) Kulfas y en ese mismo momento llegaron 2 mil telegramas más de despido», explica desde el corte del Puente Pueyrredón Luis, empleado de la sucursal Escobar de Garbarino.

«El sindicato de Comercio siempre acompañó a la empresa, jamás a nosotros», agrega Luis en relación al accionar del gremio que conduce Armando Cavalieri. «Primero echaron a 50 personas, no pasó nada. Después echaron a 600 trabajadores, no pasó nada. Finalmente echaron a 2 mil personas pero el sindicato tampoco hizo nada».

«Nostros en principio queríamos conservar nuestras fuentes de trabajo. Pero ahora buscamos el pago de los sueldos adeudados y que nos reciba alguien del Gobierno. En diciembre nos recibieron los secretarios de los secretarios y nos dijeron que no nos podían dar ninguna respuesta porque no eran los que tomaban las decisiones», agrega Luis.

La situación de los trabajadores es grave y se vuelve más preocupante a medida que pasa el tiempo. Sin sueldo, sin indemnización y sin cobertura médica, los representantes señalan que hubo casos de trabajadores que cursaban tratamientos oncológicos y perdieron la vida al quedarse sin obra social y sin capacidad de afrontar los cuidados médicos.

Fuente: https://elgritodelsur.com.ar/2022/01/sindicato-comercio-laburantes-garbarino.html





Fuente: Anred.org