October 27, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
312 puntos de vista


P煤blico

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado una condena de dos a帽os y nueve meses de c谩rcel para un coronel del Hospital Militar Central de la Defensa G贸mez Ulla de Madrid por un delito de abuso sexual y de abuso de la autoridad a una teniente que trabajaba en el servicio de urgencias del centro.

El condenado, seg煤n la sentencia hecha p煤blica este mi茅rcoles, era jefe de la Farmacia Dep贸sito de la Inspecci贸n General de Sanidad de la Defensa del citado hospital en 2019, a帽o en el que sucedieron los hechos.

Tras ser condenado por el tribunal militar central por un delito consumado de abuso de autoridad, en su modalidad de realizar sobre un subordinado actos de abuso sexual, en concurso con otro de abuso sexual sin acceso carnal, el coronel recurri贸 al alto tribunal, que ha desestimado su recurso.

Adem谩s de la pena de prisi贸n, el coronel fue condenado a una condena accesoria de inhabilitaci贸n de suspensi贸n militar de empleo y de inhabilitaci贸n especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de duraci贸n de la prisi贸n, adem谩s del pago de una indemnizaci贸n de 5.000 euros por el da帽o moral causado a la v铆ctima.

El coronel la bes贸 en varias ocasiones realizando tambi茅n tocamientos pese a las reiteradas negativas de ella

Seg煤n el relato de hechos probados de la sentencia que ahora ha hecho firme el Supremo, el 24 de julio de 2019 el coronel, “repentina e inesperadamente”, bes贸 en los labios a la teniente cuando se encontraban en el s贸tano almac茅n de la farmacia, a donde 茅l le dijo que le acompa帽ara para darle unos tubos de protecci贸n solar. La teniente, “que en ning煤n momento hab铆a consentido, se desasi贸 y le dijo que no quer铆a nada con 茅l”, record谩ndole que 茅l ten铆a familia.

Pese a su negativa, el coronel volvi贸 a besarla y despu茅s, en el despacho, la bes贸 otra vez en la boca. Adem谩s de besarla dos veces en el s贸tano y una en el despacho, realiz贸 tocamientos primero en las nalgas, despu茅s en el pecho y por 煤ltimo en los genitales de la mujer.

El coronel envi贸 a la teniente un mensaje de WhatsApp donde le dec铆a que hab铆an sido unos “besos maravillosos”. La v铆ctima le contest贸: “Sus besos y manoseos forzados me dan asco. Lo peor que ha utilizado su graduaci贸n sabiendo que siempre voy a ser la perjudicada”.

El condenado le pidi贸 perd贸n a trav茅s de mensajes enviados desde la misma aplicaci贸n en distintas ocasiones. La teniente no respondi贸 a ninguno de ellos, seg煤n los hechos probados.

La Sala se帽ala en su sentencia que comparte el hilo argumental y la exposici贸n de la sentencia recurrida, que consider贸 que la versi贸n de la teniente sobre lo ocurrido, corroborado por los testimonios, periciales y mensajes, era cre铆ble y constitu铆a prueba de cargo suficiente para sustentar el relato de hechos probados frente a la versi贸n del coronel.

El Supremo no tiene duda de que “se ha producido un acto de abuso sexual del superior (un coronel) sobre una oficial inferior en empleo (una teniente), vulner谩ndose dos bienes jur铆dicos, la disciplina y la libertad o indemnidad sexual de la v铆ctima”.

“Y no est谩 de m谩s recordar”, han querido a帽adir los magistrados, “que el delito de abuso de autoridad abarca cualquier agresi贸n o violencia f铆sica de un superior a un inferior susceptible de causar una perturbaci贸n an铆mica o corporal, con o sin menoscabo de la integridad o salud f铆sica o moral de la v铆ctima, bastando para que el hecho sea antijur铆dico la concurrencia del dolo gen茅rico de acometer a un inferior”.

P煤blico




Fuente: Grupotortuga.com