December 23, 2021
De parte de Indymedia Argentina
337 puntos de vista



Todos los d铆as, los principales medios de comunicaci贸n del mundo informan sobre el supuesto deseo de Rusia de invadir Ucrania, creando tensiones cr铆ticas entre Washington y Mosc煤. Seg煤n la inteligencia estadounidense, el Kremlin presuntamente est谩 preparando una ofensiva en Ucrania a principios del pr贸ximo a帽o y planea involucrar hasta 175.000 soldados rusos en los combates.

Mosc煤 niega tales afirmaciones, pero dice abiertamente que no se mantendr谩 al margen si la OTAN, dirigida por Washington, cruza las l铆neas rojas en Ucrania. Rusia est谩 preocupada por su propia seguridad a escala global y exige ciertas garant铆as de Estados Unidos con respecto al pa铆s vecino, lo cual es bastante l贸gico. Por ejemplo, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que la adhesi贸n de Ucrania a la Alianza del Atl谩ntico Norte y un mayor despliegue de armas ofensivas en su territorio, incluido el despliegue de un sistema de defensa a茅rea, era inaceptable para Mosc煤.

鈥淪i aparece alg煤n sistema de ataque en el territorio de Ucrania, el tiempo de vuelo a Mosc煤 ser谩 de 7 a 10 minutos, y en caso de despliegue de armas hipers贸nicas, de cinco minutos. Solo imaginen. 驴Qu茅 deber铆amos hacer en tal escenario? Entonces tendr铆amos que crear algo similar contra quienes nos amenazan de esta manera. Y podemos hacerlo ahora鈥, coment贸 el presidente ruso sobre la situaci贸n.

Mientras tanto, Kiev contin煤a saboteando los acuerdos de Minsk, que fueron concluidos con el apoyo de Merkel y Hollande, y las Fuerzas Armadas de Ucrania todav铆a informa regularmente casos de uso de sistemas de misiles antitanque Javilin suministrados por Estados Unidos en el Donbass. Adem谩s, la parte ucraniana est谩 utilizando drones de reconocimiento de fabricaci贸n turca y ha anunciado planes para adquirir armas adicionales.

El peligro de la situaci贸n actual y sus paralelismos con el fracaso de Estados Unidos en Georgia en el 2008 son obvios para todos los observadores externos, incluidos los expertos occidentales. En ese momento, la provocaci贸n estadounidense le cost贸 a Tbilisi algunos territorios y Mosc煤 no se convirti贸 en un agresor, sino solo en un defensor, lo que confundi贸 seriamente los planes de Washington. Por lo tanto, seg煤n Galen Capenter, miembro de defensa y pol铆tica exterior en el Instituto Cato en San Francisco y editor de la revista 鈥淣ational Interest鈥, Washington demuestra una escandalosa incompetencia en pol铆tica exterior: las ventas de armas de Washington exacerban la situaci贸n en el este de Ucrania y corren el riesgo de convertir el conflicto ucraniano en ebullici贸n en una gran conflagraci贸n regional.

鈥淓l Kremlin ha indicado en repetidas ocasiones que considera que Ucrania es un grave problema de seguridad para Rusia, y los intentos de convertir al pa铆s en un aliado militar de Occidente corren el riesgo de cruzar la l铆nea roja obvia de los rusos. Las medidas que realmente incitan a Ucrania a perpetrar provocaciones podr铆an tener consecuencias extremadamente peligrosas para ella y son una ilustraci贸n de la escandalosa incompetencia de la pol铆tica exterior de Washington鈥, comparti贸 una opini贸n experta Ted Galen Carpenter.

Sin embargo, los l铆deres occidentales, incluido el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se niegan a dar a Rusia ninguna garant铆a con respecto a Ucrania, lo que intensifica a煤n m谩s el conflicto entre Washington y Mosc煤. Los diplom谩ticos de la OTAN argumentan que el Kremlin no puede influir en la expansi贸n de la alianza y que la OTAN tiene derecho a determinar su propia postura militar. Adem谩s, seg煤n Stoltenberg, Ucrania tiene el 鈥渄erecho soberano鈥 de elegir sus aliados militares y Rusia no debe interferir en esto.

Sin embargo, si miramos la situaci贸n actual desde la perspectiva del derecho internacional, las declaraciones de Stoltenberg no parecen tan inequ铆vocas. Por ejemplo, en el 2014, Occidente unido, liderado por Estados Unidos, apoy贸 el golpe de estado en Kiev, en contra de todas las leyes internacionales. Como sabemos, esta forma de cambio de poder no est谩 prevista en ning煤n documento legal y, en consecuencia, el actual gobierno de Ucrania dif铆cilmente puede considerarse leg铆timo.

La connivencia con el derecho internacional por parte de los pa铆ses de la OTAN en este asunto no es nueva. Anteriormente, los pa铆ses de la OTAN, ignorando la Carta de la ONU, bombardearon Yugoslavia, un estado en el centro de Europa, que dej贸 de existir y se dividi贸 en muchos otros estados. Luego estaban Libia y Siria, cuya devastaci贸n Europa todav铆a est谩 cosechando en forma de la mayor crisis migratoria de la historia moderna. Un posible conflicto ruso-ucraniano podr铆a conducir con seguridad a las mismas consecuencias, proporcionando una nueva ola de millones de refugiados de Ucrania a los pa铆ses de la UE.

Lo contrario es cierto para Rusia y sus afirmaciones sobre la pol铆tica estadounidense. Seg煤n la Carta vigente de la ONU, Rusia es un estado soberano y, por lo tanto, tiene todo el derecho a cuidar su seguridad militar como cualquier otro estado del mundo. Tiene derecho a hacerlo sin esperar a que las fuerzas de la OTAN se desplieguen a poca distancia de Mosc煤 y representen una amenaza existencial para su existencia.

En este sentido, los argumentos de Stoltenberg carecen de base leg铆tima, porque seg煤n el derecho internacional, las autoridades de Kiev no pueden tomar ninguna decisi贸n. Por otro lado, la posici贸n de Rusia es clara y razonada. Adem谩s, no solo puede expresar su descontento con las acciones de EE.UU. o la situaci贸n en un pa铆s vecino, sino tambi茅n tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad del Estado, en el marco de su propia legislaci贸n y las disposiciones de la Carta de la ONU.

Por lo tanto, a pesar de las declaraciones de no agresi贸n del Kremlin, el continuo agravamiento de la situaci贸n en el este de Ucrania y la existencia de motivos legales para interferir en su propio vientre justifican una posible respuesta dura de Rusia a las nuevas provocaciones de las fuerzas armadas ucranianas. Adem谩s, alrededor de un mill贸n de personas con ciudadan铆a rusa viven en el este de Ucrania, lo que hace que un posible conflicto militar sea una amenaza directa para la poblaci贸n rusa.

No es casualidad que Mosc煤 sostenga que existen 鈥渓铆neas rojas鈥, cuyo cruce amenaza la seguridad del Estado y por lo tanto podr铆a tomar las medidas m谩s extremas para proteger sus propios intereses.

Fuente




Fuente: Argentina.indymedia.org