June 1, 2021
De parte de Amor Y Rabia
2,588 puntos de vista

por Misi贸n Verdad

4 de noviembre de 2015

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) empezaron a expandirse en el contexto de la Guerra Fr铆a y la globalizaci贸n del neoliberalismo, acostumbradas a disparar como partidos pol铆ticos pero resguardadas bajo el manto jur铆dico y supuestamente imparcial que ostentan. No son actores inocentes y en Venezuela cumplen funciones espec铆ficas, determinadas por intereses y tareas de acuerdo a la agenda imperial.

Las ONGs cumplen funciones dentro de los recursos asim茅tricos (guerra econ贸mica, agresiones financieras, intoxicaci贸n medi谩tica, asedios perceptivos) de la guerra contra Venezuela. Las enfocadas en derechos humanos, libertad de expresi贸n o acceso pol铆tico a bienes y servicios que reciben promoci贸n, visibilizaci贸n medi谩tica y participaci贸n en cuanto foro o convocatoria multilateral exista, aqu铆 o en el exterior, podr谩n predicarlo todo, pero no pasan de ser otros operadores m谩s dentro de la agenda de guerra h铆brida contra Venezuela Bolivariana.

Si bien aqu铆 las ONGs se autoproclaman como los representantes de la 鈥渟ociedad civil鈥, en 鈥渄efensa de los derechos ciudadanos鈥, estas organizaciones no son m谩s que 鈥渋nstrumentos de la pol铆tica exterior norteamericana鈥. Desde la toma del poder por parte de la Revoluci贸n Bolivariana, las ONGs han sido fachadas para el recibimiento de financiamiento extranjero; se han erigido como elementos 鈥渃iudadanistas鈥 que desaf铆an la soberan铆a nacional, toda vez que muchas de ellas no son m谩s que canales para distribuir recursos log铆sticos y financieros, con otros prop贸sitos muy lejos del catecismo humanitario, ambiental, pol铆tico o laboral que predican.

EL PAPEL DE LA NED

La NED, esa 鈥渆norme operaci贸n global鈥, fue fundada en 1983 bajo el gobierno de Ronald Reagan, corre en paralelo con la expansi贸n neoliberal de ese presidente gringo y Tatcher (fue en el marco de una serie de privatizaciones dentro de la CIA), y como declar贸 su creador, el acad茅mico Allen Weinstein, en 1991, 鈥渕ucho de lo que estamos haciendo ahora -con la NED- la CIA lo hac铆a de forma encubierta hace 25 a帽os鈥. Su presupuesto proviene principalmente del Congreso norteamericano, pero tambi茅n recibe financiamiento de otras 鈥渆ntidades鈥 amistosas como la Open Society Foundations del especulador financiero George Soros. Su pr谩ctica es la de la 鈥減romoci贸n democr谩tica鈥 versi贸n gringa (derechos humanos artillados), como recuerda Engdahl, se帽alando que 鈥渓a NED ha estado en el centro de todas las 鈥榬evoluciones de colores鈥 norteamericanas desde el derrocamiento de Slobodan Milosevic en el a帽o 2000鈥 hasta la fecha.

Desde las ONGs que exitosamente lograron que el proceso de denuncias y 鈥減rotestas鈥 derivaran en golpes de Estado y la instalaci贸n de gobiernos de corte neoliberal duro, en su participaci贸n en el golpe de 2002 al Gobierno Bolivariano, pasando por la 鈥減rimavera 谩rabe鈥 y llegando hasta Hong Kong, la actividad vinculante de la NED no s贸lo es constatable, sino decisiva. En tanto que las ONGs que financia son otro brazo instrumental de la pol铆tica exterior norteamericana.

Otros centros de financiamiento aparte de la CIA en forma encubierta y de la NED de manera expl铆cita, son la mencionada Open Society de Soros, as铆 como la Usaid (la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), el IRI (el Instituto Republicano Internacional, su presidente John McCain) y el NDI (el Instituto Nacional Dem贸crata para los Asuntos Internacionales, su presidenta Madeleine Albright), el Cipe (el Centro para la Empresa Privada Internacional, que es el ala internacional de la C谩mara de Comercio de EEUU), y el Acils (el Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional, que es el operador de pol铆tica internacional de la Federaci贸n Estadounidense de Trabajo y del Congreso de Organizaciones Industriales, AFL-CIO sus siglas en ingl茅s). El abanico de instituciones norteamericanas para el aporte de d贸lares a organizaciones desestabilizadoras, o que sencillamente defienden los intereses de grandes corporaciones en las distintas regiones del mundo, es variopinto en lo nominal, pero en el fondo el inter茅s imperial prevalece y no diferencia una de otra.

Si la NED funciona como un centro coordinador, Freedom House (que tambi茅n recibe financiamiento de la NED) funge como centro de adiestramiento de estas ONG, 鈥渙bservatorios鈥 o fundaciones. No son pocas las organizaciones en Venezuela que han requerido de los servicios de uno y otro centro. Asimismo, la Usaid ha fungido como un canal privilegiado.

D脫LARES PARA UNA POL脥TICA DE DOBLE RASERO

El rosario de ONGs que reciben financiamiento y apoyo de la NED en Venezuela es ancho y ajeno, como lo demuestra tambi茅n la cantidad de 鈥溍eas de financiaci贸n鈥 que declaran que fueron invertidos en 2014 en Venezuela (sin especificar las organizaciones que perciben esos d贸lares). Y en este caso se trata de lo p煤blico y formal, porque seg煤n Eva Golinger la NED ha filtrado, en los a帽os 2013 y 2014, 14 millones de d贸lares entre organizaciones y campa帽as pol铆ticas para partidos de oposici贸n.

脡stas, en muchos casos, no se diferencian demasiado. Atacan como partidos pol铆ticos y se defienden con una supuesta neutralidad que les confiere su vestido jur铆dico. ONGs como S煤mate, nacida en 2002 y presidida por Mar铆a Corina Machado hasta hace poco, la cual orient贸 su rango de acci贸n al intento de desprestigiar al Consejo Nacional Electoral (CNE), y que recib铆a financiamiento de la NED, demostrado por el entonces fiscal de la Rep煤blica Isa铆as Rodr铆guez, as铆 como Humano y Libre, fundada en mayo de 2002, cuyo director fue Gustavo Arroyo Tovar, que sirvi贸 de canal financiero para grupos guarimberos en 2007, son organizaciones que hoy d铆a est谩n registradas en EEUU como corporaciones. 脡stas, adem谩s de ser reconocidas por su af谩n golpista sin verg眉enza, inauguraron el papel desestabilizador como ONGs en Venezuela.

Hoy las m谩s sonadas por la mediocracia local son el Foro Penal Venezolano, Control Ciudadano, Provea y el Observatorio Venezolano de Violencia. Cada una tiene un fin medi谩tico espec铆fico y maneja amplios recursos para hacer el trabajo sucio con maquillaje incluido.

Foro Penal Venezolano es financiada y fue amasada por Freedom House. Tiene un amplio prontuario de apoyo a los agentes de las guarimbas en 2014 y a los terroristas de las secuelas luego del fracaso. Esta ONG, que se maneja con un amplio pool de abogados, no s贸lo busc贸 sabotear el di谩logo de paz entre sectores de la oposici贸n y el Gobierno Bolivariano en 2014, sino que hasta la misma MUD no soport贸 retratarse m谩s al lado de sus directivos: Alfredo Romero y Gonzalo Himiob. No es sorpresivo que seguir谩 en su papel de Superman venido a menos rumbo a las parlamentarias del 6D.

Asociaci贸n Civil Control Ciudadano no parece tener un canal de financiamiento muy claro, ya que no declara en su p谩gina de qui茅n recibe dinero para poder funcionar. Son dos mujeres las que presiden y activan esta ONG, algo poco usual pero efectivo para el objetivo primordial de la organizaci贸n: socavar las Fuerzas Armadas Bolivarianas y las diversas instituciones de inteligencia y defensa del pa铆s. No son pocas las veces en que Roc铆o San Miguel ha manejado y lanzado a las redes y medios de propaganda, informaciones clasificadas y sobre todo rumores en nombre de la 鈥渃ontralor铆a ciudadan鈥 y los derechos humanos. La misma San Miguel, sin embargo, no pudo esconderse de lo obvio: durante la VII Cumbre de Las Am茅ricas tuvo la oportunidad de reunirse con Barack Obama sin haber dicho p铆o sobre aquella antes y despu茅s del encuentro.

Provea, financiada por Open Society y otras instituciones como la Fundaci贸n Ford y la embajada brit谩nica, es una de las m谩s activas en lo que va de Revoluci贸n Bolivariana. Ha sido determinante para la medi谩tica local e internacional con sus informes sobre derechos humanos en Venezuela, sobre todo durante la reciente 茅poca guarimbera de 2014. Las denuncias que maneja Provea nunca se extienden a la violencia transnacional que desarrolla el paramilitarismo en el pa铆s ni los atentados terroristas que grupos de la ultra financian y promueven, como los pupilos de Leopoldo L贸pez. Al igual que el Foro Penal Venezolano, defienden necesariamente la sedicia de la extrema derecha para golpear con el relato del Estado ultrapolicial, cuento sobredimensionado por los mismos de siempre con un medio y las ansias de poder.

Observatorio Venezolano de Violencia es la principal ONG que se encarga de crear informes y rese帽as sobre la violencia criminal en el pa铆s con el m铆nimo (a veces inexistente) rigor. Hacen b谩sicamente la misma chamba de los periodistas de sucesos, cuyo criterio se basa en contar los cad谩veres de la morgue de Bello Monte y generalizarlos como decesos bajo la mano del hampa. Desde 2005, bajo la direcci贸n del Laboratorio de Ciencias Sociales, ha impulsado la mediocridad perceptiva por encima del estudio de la violencia criminal en el pa铆s. Esta organizaci贸n, que no anuncia de d贸nde recibe financiamiento, ha sido la propulsora del relato de los linchamientos 鈥渃iudadanos鈥 como expresi贸n de la 鈥渋ndignaci贸n popular鈥 por el aumento del hampa. Desde Misi贸n Verdad hemos hecho un an谩lisis a fondo al respecto, y ya sabemos por d贸nde viene a ser factor importante esta ONG hoy.

En funciones de 鈥渁gentes no-estatales鈥, las ONGs tienen un doble trabajo que han aprendido a aceitar con el tiempo, con el chavismo de enemigo: construir y fomentar el relato del Estado fallido en Venezuela, as铆 sea bajo la ret贸rica de la propaganda sucia y la guerra perceptiva, y servir de canal de financiamiento a otros actores la ultra criolla.

Debido a que en Venezuela, desde 2010, cualquier tipo de ONG o ente privado tiene prohibido recibir financiamiento extranjero con fines pol铆ticos, como bien se establece en la Ley de Defensa de la Soberan铆a Pol铆tica y Autodeterminaci贸n Nacional, los corredores de dinero se hacen efectivos a trav茅s de la figura jur铆dica de la ONG. Pero las asociaciones p煤blicas y privadas de los operadores de estas 鈥渁gencias no-estatales鈥 con partidos pol铆ticos y sectores antipol铆ticos de la oposici贸n venezolana evidencian sus papeles en esta guerra. Queda de nosotros no vacilar ante estos recursos de la guerra asim茅trica.

Este art铆culo ha sido publicado en el n煤mero 5 del Bolet铆n de Amor y Rabia, que puede descargarse gratuitamente aqu铆.



Fuente: Noticiasayr.blogspot.com