January 24, 2022
De parte de SAS Madrid
13 puntos de vista

Desde que a principios de marzo de 2020 empezamos a o铆r hablar del coronavirus no s贸lo se han disparado los contagios, las hospitalizaciones y las defunciones. Tambi茅n los precios. El 83% de los art铆culos que componen la cesta de la compra son ahora m谩s caros y apenas el 15% est谩n m谩s baratos que entonces.

La tensi贸n inflacionista que ha causado la pandemia se ha visto agravada en los 煤ltimos meses por los aumentos de precios de la electricidad y, en menor medida, por las gasolinas. Unas subidas de precios que se han trasladado al resto de integrantes de la cesta de la compra, con especial incidencia en los del supermercado.

El 脥ndice de Precios de Consumo (IPC) cerr贸 el mes de febrero de 2020 en 104,08 puntos. En diciembre de 2021 alcanz贸 los 111,52 puntos. Supone una subida acumulada del 7,2% que, si se analiza con detalle, refleja una tendencia alcista en la mayor铆a de productos. En concreto, han subido los precios en 183 de las 221 subclases (o agrupaciones de art铆culos) del IPC.

Luz, alimentos, vestido y calzado, muy al alza  

La electricidad es la principal protagonista de esta escalada. Desde que comenz贸 la pandemia el precio de la luz ha subido un 82%, aunque la mayor parte de este aumento se ha producido en los meses posteriores al verano de 2021.

Junto a la electricidad, un total de 25 art铆culos del IPC han experimentado un alza de precios superior al 10% desde que empezamos a convivir con la Covid-19. Es decir, uno de cada 10 productos de la cesta de la compra.

Entre ellos destacan algunos tan habituales en nuestras cocinas como el aceite de oliva (que ha subido un 25%), otros aceites (un 38%), la carne de ovino y caprino (un 30%), la pasta (un 17%), la fruta (un 11%) la margarina (un 11%) o los refrescos (un 10%).

Tambi茅n llaman la atenci贸n las subidas de precios en las prendas de vestir de hombre (un 25%), de mujer (un 24%), de ni帽o (un 21%). As铆 como los incrementos en otros art铆culos de vestir como paraguas o guantes (un 37%) o el calzado de ni帽o (un 21%), de mujer (un 17%) y de hombre (un 15%).

En la evoluci贸n de estos art铆culos hay que tener en cuenta que estamos comparando un periodo de plena temporada (como diciembre) con uno intermedio entre rebajas y nueva temporada (febrero).

Altibajos en los combustibles

Las gasolinas tambi茅n se han visto muy afectadas por el virus, aunque en un doble sentido. Durante el confinamiento sus precios cayeron debido a la escasa demanda de combustibles. Pero una vez que se retorn贸 a la 鈥渘ueva normalidad鈥 comenzaron a subir, tendencia que se hizo mucho m谩s patente a partir de mediados del a帽o pasado.

Desde febrero de 2020 el precio de la gasolina ha subido un 13% y el del gas贸leo un 11%.

Dado que muchas personas optaron por comprarse una bicicleta para poder transitar al aire libre sin mascarilla, esta gran demanda provoc贸 un aumento de precios de este medio de transporte, que posteriormente se ha ido suavizando. Desde que comenz贸 la pandemia las bicis son un 11% m谩s caras.

Hidrocarburos licuados como el butano o el propano tampoco han sido ajenos a la tendencia al alza de los precios. Han subido un 27% desde el inicio de la pandemia. Tambi茅n han aumentado notablemente los precios de la joyer铆a y bisuter铆a (un 14%),  de los paquetes tur铆sticos nacionales y de las comisiones bancarias (casi un 11% en ambos casos).

Precios congelados

En cuatro art铆culos del IPC el precio no ha cambiado respecto a febrero de 2020. Han mantenido oscilaciones de un mes a otro. Pero en el acumulado de todos estos meses la variaci贸n de sus precios es cero.

Se trata del transporte de pasajeros en tren, los juegos de azar, las tasas administrativas y los servicios jur铆dicos y contables.

Desaparici贸n de peajes y vuelos

Aunque la gran mayor铆a de art铆culos de la cesta de la compra son ahora m谩s caros que antes de la pandemia, algunos (pocos) han bajado de precio.

Entre ellos, la subclase del IPC que recoge peajes, aparcamientos p煤blicos y parqu铆metros. Ha bajado un 22% despu茅s de que varios tramos de autopistas pasaran a ser gratuitas desde que comenz贸 a circular por Espa帽a el virus.

Los vuelos internacionales han reducido precios un 13% tras verse afectados por el cierre de fronteras y las limitaciones durante muchos meses de pandemia. Los nacionales tambi茅n son ahora m谩s baratos, pero s贸lo un 5%.

M贸viles e inform谩tica, a la baja

En el ranking de lo que m谩s ha ca铆do de precio figuran varios productos relacionados con los m贸viles, como los equipos (que han bajado casi un 13%) o los servicios de telefon铆a (un 8%).

Otros productos inform谩ticos tambi茅n han bajado precios debido a su mayor demanda, como los ordenadores o los soportes pregrabados.

Por 煤ltimo, la ca铆da de las ventas de coches nuevos ha dinamizado el mercado de segundo mano, lo que ha provocado que sus precios sean ahora un 7% m谩s bajos que en febrero de 2020.

Poder adquisitivo a la baja

Las perspectivas para los pr贸ximos meses no son esperanzadoras, sobre todo si no se moderan los precios de la electricidad y los llamados 鈥渆fectos de segunda ronda鈥 tensan m谩s al alza lo que pagamos por alimentos y otros bienes y servicios. El posible traslado a salarios tambi茅n puede tener un efecto de retroalimentaci贸n y generar nuevas presiones.

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, ya ha reconocido que la alta inflaci贸n “quiz谩s no sea tan transitoria” como se hab铆a previsto hace unos meses. El gobernador del Banco de Espa帽a, Pablo Hern谩ndez de Cos, tambi茅n espera que se mantenga 鈥渞elativamente alta鈥 en el primer trimestre de 2022.

Los empresarios tambi茅n apuestan porque sigue alta. El 30% prev茅 subir sus precios este trimestre.

La escalada de la inflaci贸n va a penalizar, sobre todo, a los que no pueden aumentar sus ingresos al mismo ritmo que el IPC. Y ello provocar谩 una p茅rdida de su nivel adquisitivo si la situaci贸n se prolonga. Por ello, esperemos que en unos meses el virus sea no s贸lo menos mortal, sino tambi茅n menos inflacionista.

Enlace relacionado NiusDiario.es (24/01/2022).




Fuente: Sasmadrid.org