February 9, 2021
De parte de La Haine
2,441 puntos de vista

En un escenario abierto, el movimiento ind铆gena quiere aprovechar el impulso de la revuelta de 2019 que puso contra las cuerdas al r茅gimen de Len铆n Moreno

Aunque sus divisiones internas no garantizan un apoyo cerrado a un aspirante a la presidencia.

El escrutinio parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE) ecuatoriano apunta a una segunda vuelta en la que, sin embargo, resta definir qui茅n acompa帽ar谩 en esa instancia al economista y candidato del corre铆smo, Andr茅s Arauz. Esta noche el segundo lugar se disputa voto a voto entre el empresario Guillermo Lasso y el sorprendente candidato de Pachakutik, Yaku P茅rez. Aunque casi ninguna encuestadora lo vio venir, el exgobernador de la provincia de Azuay lleg贸 a meterse en la pelea por la presidencia de Ecuador coqueteando con las organizaciones ecologistas e intentando superar la “grieta” entre Arauz y Lasso. 

En un escenario abierto, el movimiento ind铆gena quiere aprovechar el impulso de la revuelta de 2019 que puso contra las cuerdas al presidente Len铆n Moreno, aunque sus divisiones internas no garantizan un apoyo cerrado hacia ninguno de los aspirantes a la presidencia.

Los 14 pueblos aut贸ctonos de Ecuador representan solo al 7,4 por ciento de la poblaci贸n de acuerdo al censo de 2010. “Sin embargo, el movimiento ind铆gena es el mejor organizado y el m谩s potente entre los movimientos sociales, pues el movimiento de los trabajadores sigue en una larga crisis”, asegur贸 el historiador Juan Paz y Mi帽o. En la misma l铆nea, el polit贸logo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Franklin Ram铆rez, sostuvo que se trata de “un actor fundamental de nuestra democracia que puede moverse al mismo tiempo en la esfera institucional y en la contienda social”.

La declaraci贸n durante el gobierno de Rafael Correa del Estado Plurinacional en la Constituci贸n del 2008 signific贸 un importante logro para los ind铆genas: con el establecimiento de un nuevo modelo de Estado se consagr贸 la legalidad de sus reclamos y se instaur贸 una pr谩ctica jur铆dica que persigue la verdadera igualdad entre las distintas comunidades del pa铆s. Pero el permiso que otorg贸 el expresidente ecuatoriano al extractivismo en territorios ind铆genas gener贸 un quiebre en la relaci贸n.

Los a帽os pasaron y en octubre de 2019 el movimiento ind铆gena se puso al frente de una marea de manifestantes que jaquearon al gobierno de Lenin Moreno logrando la suspensi贸n de la eliminaci贸n de subsidios a los combustibles. Aquellas movilizaciones contaron con el protagonismo indiscutible de la Confederaci贸n de Nacionalidades Ind铆genas del Ecuador (Conaie), la organizaci贸n ind铆gena m谩s grande de Ecuador, formada en 1986. 

“El movimiento sali贸 a la calle y mostr贸 al pa铆s que hay un relevo generacional. Recuper贸 la dimensi贸n m谩s radical y plebeya que no lleg贸 a tener en los diez a帽os de corre铆smo”, plante贸 Ram铆rez. “De todos modos, la in茅dita represi贸n que sufrieron los ind铆genas y despu茅s la persecuci贸n judicial sobre varios de sus dirigentes han sido golpes que afectaron al movimiento. Se sum贸, de inmediato, la pandemia del coronavirus en 2020”, agreg贸 Paz y Mi帽o.

La apuesta por Yaku P茅rez

La Conaie aglutina a 14 nacionalidades y cerca de 15 mil pueblos originarios. Desde su creaci贸n tuvo un papel central en la pol铆tica ecuatoriana formando parte de movimientos que llegaron incluso a derrocar presidentes. El Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik se cre贸 en 1995 como el brazo pol铆tico de ese colectivo ind铆gena. Ese partido eligi贸 como candidato presidencial a Yaku P茅rez, que en palabras de Ram铆rez represent贸 el “desarrollo acelerado de un ecologismo quiz谩s algo liberal, muy conectado con ONGs del primer mundo”.

Pero la elecci贸n de P茅rez tambi茅n evidenci贸 las fracturas internas del movimiento. “Los ind铆genas no estaban alineados detr谩s de un solo candidato ni tampoco votaron todos por candidatos ind铆genas. Conocer Ecuador significa que estamos hablando de muchos pueblos que no comparten una misma ideolog铆a”, explic贸 el analista pol铆tico Guillermo Holzmann.

驴Qu茅 pasar谩 en la segunda vuelta?

Las especulaciones son varias de cara al proyectado ballottage del pr贸ximo 11 de abril. “Creo que el de Yaku P茅rez no ser谩 el voto decisor”, plante贸 Paz y Mi帽o. Para el doctor en Historia Contempor谩nea, frente a una segunda vuelta entre Arauz y Lasso, lo m谩s previsible es que el candidato del corre铆smo tenga un apoyo masivo de las bases ind铆genas. “Pero si el ballotage enfrenta a P茅rez y Arauz, no es posible definir lo que podr铆a pasar. Buena parte de las derechas del pa铆s apoyar铆an a P茅rez a fin de evitar el triunfo del corre铆smo”, agreg贸.

En cambio Ram铆rez cree que cualquier escenario de ballotage podr铆a no ser del todo favorable para el corre铆smo. “El gran l铆mite del corre铆smo es que no tiene mucho margen de maniobra pol铆tica para ampliar sus alianzas”, explic贸 el soci贸logo e investigador ecuatoriano, aunque alert贸 que el movimiento ind铆gena “puede tener un papel muy relevante frente a esa situaci贸n”.

Para Holzmann es muy importante considerar la mencionada divisi贸n del movimiento ind铆gena. “Tenemos un sector radical ideol贸gicamente identificado con las propuestas de izquierda, donde la pluralidad es un elemento esencial”, advirti贸 el analista pol铆tico. All铆 se encuentra la Conaie, que con un gobierno progresista representado por Arauz tendr铆a mayores posibilidades de obtener una cuota de poder pol铆tico.

“Pero tambi茅n hay un sector indigenista pragm谩tico que concuerda con la recuperaci贸n de los recursos naturales y apuesta por mejores condiciones de vida, pero est谩 dispuesto a obtener mayores logros con un gobierno de derecha que con uno de izquierda. Se visualizan como mucho m谩s proclives a una negociaci贸n pol铆tica permanente, y votando por la visi贸n empresarial que representa Lasso en una hipot茅tica segunda vuelta tendr铆an mayores posibilidades”, agreg贸 Holzmann.




Fuente: Lahaine.org