February 23, 2023
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
533 puntos de vista

Enrique Quintanilla Alboreca

Josemi Lorenzo Arribas

Desarma Madrid

El Teatro del Barrio abarrotado, en el barrio madrile帽o de Lavapi茅s, asisti贸 anteayer, 21 de febrero, a la denuncia de la guerra en Ucrania en el primer aniversario de su (no) declaraci贸n. Las guerras llevamos tiempo que ya no se declaran: simplemente se hacen, se ejecutan. Sean las oficialmente consideradas como tales, sean otras, silenciosas, como las de la frontera sur.

Desarma Madrid organiz贸 una charla-coloquio bajo el t铆tulo sencillo y contundente de 鈥淣o a las guerras鈥 con cuatro ponentes, que no decimos 鈥渄e excepci贸n鈥 porque es expresi贸n manida: La periodista y polit贸loga Irene Zugasti, la activista e investigadora de NOVACT Serlinda Vigara, la profesora de la Universidad Aut贸noma de Madrid Itziar-Ruiz Gim茅nez y la periodista Olga Rodr铆guez, que se sum贸 con un v铆deo al no poder estar presencialmente en el acto. El cierre lo ofreci贸 el coro Malvaloca, con su repertorio militante. Es decir, Desarma Madrid junt贸 a un buen conjunto de mujeres, incluida Mar R. Gimena, que moder贸 la mesa como representante de esta plataforma antimilitarista de colectivos variados madrile帽os. Las m谩s de cien personas que acudieron al coloquio eran todas 鈥減acifistas melifluas鈥, 鈥渋ngenuas鈥, 鈥渄e sal贸n鈥, 鈥渄e chiquipark鈥, por no emplear insultos m谩s gruesos con los que continuamente se tilda por parte de las bater铆as medi谩ticas habituales a quienes pensamos que las guerras se hacen con armas, y m谩s armas implica m谩s guerra.

No fue casualidad que se escogiera a estas ponentes. En un mundo ensombrecido por los Se帽ores de la Guerra (Margarita Robles incluido) ya sea el hom贸fobo Vlad铆mir Putin, el h茅roe civil Volod铆mir Zelenski, el bur贸crata Jens Stoltenberg o los geront贸cratas Joe Biden y Josep Borrell, es m谩s f谩cil que la voz del sentido com煤n emerja de personas no ahormadas a imperativos androc茅ntricos que refuerzan una y otra vez la masculinidad amenazada. Y fue un acierto.

Se trat贸 en el coloquio sobre muchos temas. Unos, generales aplicados al contexto espec铆fico ucraniano: lo que implica una mirada feminista sobre las guerras; la ausencia de informaci贸n y la 鈥渋nvasi贸n鈥 de propaganda, no solo en los dos pa铆ses protagonistas, sino en el resto del mundo; el nuevo tablero internacional y su reordenaci贸n a la vista de los 煤ltimos acontecimientos; el impacto del aumento terror铆fico del Gasto Militar y de la militarizaci贸n en nuestras sociedades; o lo que se est谩 haciendo y podemos hacer desde una perspectiva pacifista en nuestros respectivos pa铆ses. Otros temas alud铆an a las peculiaridades del contexto local: si esta guerra pudo haberse evitado; la situaci贸n actual de los 鈥渧ientres de alquiler鈥 de las mujeres de Ucrania, ese pa铆s al que tan pronto se le pone la aposici贸n de 鈥済ranero鈥 como de 鈥溍簍ero鈥 de Europa; la importancia geoestrat茅gica del pa铆s etc.

Itziar Ruiz-Gim茅nez afirm贸 al comienzo de su intervenci贸n: 鈥淓sta guerra no es excepcional. Las guerras han sido y son uno de los mecanismos habituales que este sistema capitalista, de 鈥榓cumulaci贸n por desposesi贸n鈥, tiene para perpetuarse鈥. Las verdades del barquero adquieren especial relevancia cuando vienen avaladas por la autoridad de esta mujer, m谩s en este tiempo en que priman 鈥渆xpertos鈥 tod贸logos que silencian lo obvio. Y ello porque, en cita a esta autora referente, 鈥渓os discursos dominantes cronifican el sufrimiento humano porque no colocan a las personas en el centro. Por eso hablamos de tanques y de la inevitabilidad de la guerra鈥, reflexi贸n que dobl贸 de otra, exigiendo 鈥渜ue el dinero que se dedica a la privatizaci贸n de los bienes comunes se desv铆e a sostener la vida y los cuidados鈥. Serlinda Vigara aprovech贸 el evento para presentar el recent铆simo Informe que NOVACT, su organizaci贸n, ha realizado: La resistencia civil noviolenta ucraniana ante la guerra, firmado por Felip Daza, de imprescindible lectura. Por su parte, Irene Zugasti insisti贸, pasando de pantalla, en el postconficto, cuando se apaguen los focos medi谩ticos: 鈥溌縬u茅 pasar谩 con las mujeres, una vez que el escenario b茅lico pase, y m谩s en un pa铆s con una preocupante pol铆tica antisocial, mis贸gina y f茅rreamente patriarcal?鈥. El magn茅tico testimonio de Olga Rodr铆guez trascendi贸 del v铆deo a la sala, en la intervenci贸n que expresamente grab贸 para el acto: 鈥淟a guerra te redefine y te atraviesa, incluso cuando tienes un lugar seguro al que volver luego鈥, y lo dice alguien como ella, redefinida y atravesada por la guerra, aun teniendo lugar seguro donde volver, no como si la hubiera vivido, sino porque la ha vivido. No una. Muchas guerras.

Finalmente, emocion贸 escuchar el agradecimiento de todas las ponentes a tanta persona 鈥渋ngenua鈥 que sigue denunciando el militarismo y sus guerras, sin cejar, sin amilanarse, y sin entrar en la consabida 鈥渓贸gica del enemigo鈥. Una vibrante sesi贸n de intervenciones desde el p煤blico clausur贸 los contenidos de la velada antes de dar entrada al coro Malvaloca, que permiti贸 cantar al auditorio (鈥淣o se pueden seguir comprando m谩s armas鈥, 鈥淟a Cigarra鈥, 鈥淟a Estaca鈥 y 鈥淟as presas del 39鈥), desahogarse un poco y soltar emociones, mientras resonaban las 煤ltimas palabras de Itziar, cita expl铆cita a Mercedes Sosa, otra mujer:

Que la guerra no nos sea indiferente.


Fuente: https://www.elsaltodiario.com/plane…




Fuente: Grupotortuga.com