December 1, 2020
De parte de Valladolor
238 puntos de vista


En Correos,
¿hasta cuándo igual?

La situación en
Correos en los últimos años no ha hecho otra cosa que empeorar:
sobrecarga de trabajo, reducción de la jornada por la que se
contrata a los trabajadores temporales, menos contratación, presión
por parte de la jefatura. Que los sindicatos mayoritarios de la
empresa, CC.OO., UGT, Libre, etc. no tienen ningún interés en
movilizar a los trabajadores para frenar esta situación, es
evidente. Basta con ver cuál ha sido su política a lo largo de los
últimos tiempos, escondiéndose detrás de una supuesta situación
crítica de la empresa, permitiendo que la dirección haga y deshaga
a su antojo, preocupados únicamente de no perder su influencia entre
los cuadros directivos de la compañía.

Pero esto es algo
sabido. Criticar a estas organizaciones sindicales por ser lo que son
es, a estas alturas, algo infantil. La lucha de los trabajadores debe
partir de los trabajadores mismos, contar únicamente con sus
fuerzas, con sus propios medios, siguiendo sus propios objetivos. Y
precisamente por esto, a tenor de la noticia de la huelga de los
carteros de la UR de Puente de Vallecas, es necesario plantearse
algunas cosas.

-Las movilizaciones
que tuvieron lugar durante los años 2016 a 2018 en diferentes
unidades de reparto de Madrid como respuesta a la sobrecarga de
trabajo demostraron hasta qué punto los trabajadores tienen la
fuerza para hacer frente a las exigencias de la empresa. Pero no ha
sido suficiente.

-Los paros de las
diferentes unidades por separado, como respuesta a un pico de trabajo
o a una situación especialmente difícil, sólo logran, como mucho,
aliviar temporalmente el problema de fondo: si el paro dura, los
trabajadores se mantienen en sus trece, etc. la empresa manda
refuerzos, rebaja la tensión y liquida el conflicto… hasta la
siguiente ocasión.

-De fondo persiste
el problema: Correos se va a adaptar a los tiempos que corren
mejorando su capacidad de competir con las grandes empresas del
sector de la logística. Para ello, va a presionar a sus trabajadores
exactamente igual que lo hace la competencia. Su única manera de
mejorar su productividad es aumentando la carga de trabajo y es el
camino que va a seguir. A esta tendencia, los trabajadores sólo
pueden oponer su
fuerza organizada.
Hay que buscar romper el aislamiento, coordinar las fuerzas
disponibles para que no se quemen en una guerra estéril que, hemos
visto, no se puede ganar. Hay que organizarse más allá de las
puertas de nuestra UR, buscar y coordinar a los compañeros
interesados. Hacer de la lucha un movimiento único y bien orientado.
Aislados estamos muertos.

-¿Qué hacemos en
una Junta de Distrito? El Ayuntamiento no va a solucionar nada.
SIATAS, por ejemplo, está en huelga contra la externalización, ¿no
será mejor unir fuerzas que pedirle nada a un concejal interesado
únicamente en que en su barrio no haya jaleo? ¿Y el resto de URs
del barrio?

Que las lecciones de
estos últimos años no caigan en saco roto.

Por la lucha, la
solidaridad y la unidad de los trabajadores de Correos.

Solidarixs Correos

_____________

INFORMACIONES sobre los paros de los trabajadores de Correos en Puente y Villa de Vallecas: 

> https://www.portalvallecas.es/las-trabajadorases-de-correos-de-puente-y-villa-de-vallecas-convocan-jornadas-de-paros-parciales-indefinidos/ 

> https://sovmadrid.org/huelga-de-carterxs-en-el-distrito-38

> https://twitter.com/correosenlucha/status/1331634170725064705




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com