March 24, 2021
De parte de ANRed
279 puntos de vista


El 18 de Febrero del 2019 Carolina Ledesma fue asesinada por quien era entonces su pareja, Angel Andrada, en Ingeniero Budge, Lomas de Zamora. La joven tenía 21 y era madre de dos niños. En el momento de su asesinato estaba embarazada de tres meses. El  Tribunal Oral en lo Criminal  N°2 de Lomas de Zamora informó la fecha de inicio del juicio que será el 4 de mayo. Familiares, amigas y organizaciones feministas exigen «Justicia por Carolina y perpetua para Andrada». Por ANRed


El 18 de Febrero del 2019 Carolina Ledesma fue asesinada por quien era entonces su pareja, Angel Andrada, en Ingeniero Budge, Lomas de Zamora. La joven tenía 21 y era madre de dos niños.

«Caro estaba llena de proyectos y sueños. Le gustaba maquillarse, y tomar mates con su mamá en el patio de la casa. Creció en un barrio vaciado, vulnerado y abandonado por el Estado, sin acceso a una vivienda digna, a servicios básicos, educación pública de calidad, ni a un sistema de salud con recursos. Un barrio donde las situaciones de violencia machista y los casos de femicidio no se suman a las estadísticas oficiales, no son tapa en los diarios, ni nota en los medios masivos de des-comunicación. Caro fue asesinada a manos de Ángel Andrada, quien había sido su pareja hasta poco tiempo antes de matarla. Otro hijo sano del patriarcado que la mató porque tenía el poder de hacerlo, el poder machista y asesino que le otorga esta sociedad» expresaron militantes feministas.

Agregaron «en el barrio a las pibas se las cuida, se lucha junto a ellas desde siempre. Porque la violencia machista no es un hecho individual y aislado, sino una continuidad interminable de vulneraciones a las que estamos expuestas todos los días. Esos barrios en donde hay gente laburante, faltantes de todo menos de sonrisas de las pibas, con un Estado cómplice de las peores aberraciones imaginadas y en donde no existe ningún tipo de respuesta más que la represiva. Cada día nos encontramos con emociones que nos ahogan, nos enojan, nos angustian, nos derriban un instante y nos vuelven a levantar palpitando fuerte en ese abrazo colectivo de lucha. Nos falta Carolina que era nuestra vecina, nuestra compañera, la hermana de las pibas con las que jugábamos cada día, la mamá de las pibis que veíamos pasar al jardincito, la hija de una madre siempre en lucha para que su tribu sobreviva. Nos falta Carolina que era nuestra hermana, por mujer conurbana, mariposa guerrera y luchadora».

El próximo 4 de mayo en el Tribunal Oral en lo Criminal N°2 comenzará el juicio y familiares, amigas y organizaciones feministas acompañarán el proceso judicial para exigir «Justicia por Caro».





Fuente: Anred.org