October 11, 2021
De parte de Nodo50
353 puntos de vista


Sociedad Obrera de Olmo de la Guarenna word pressLa Sociedad de Trabajadores de la Tierra de Olmo de la Guare帽a se constituy贸 en marzo de 1932, a finales de ese a帽o ten铆a 82 afiliados. Durante el bienio derechista de 1933-35, la patronal agraria presion贸 a los sucesivos gobiernos para que revirtieran las pol铆ticas agrarias sociales de 1931-33. Tras la victoria electoral del Frente Popular en 1936, el nuevo gobierno retom贸 la legislaci贸n social y laboral que hasta ese momento hab铆a sido incumplida por los patronos con la complicidad de muchos ayuntamientos.

Esto provoc贸 la desafecci贸n definitiva de los patronos hac铆a la v铆a democr谩tica, evolucionando hacia posiciones fascistas. Elementos derechistas comenzaron con las provocaciones. El 1 de mayo de 1936, j贸venes obreros de Olmo asistieron a un baile organizado en Ca帽izal, siendo amenazados por fascistas con armas de fuego, por lo que decidieron regresar a Olmo. El 21 de mayo, en Vallesa de la Guare帽a, varios falangistas agredieron a golpes a Pascual Gri帽贸n D铆ez, de 20 a帽os, afiliado a la Sociedad Obrera. Los hermanos mayores de Pascual, Teodoro y Francisco, fueron tiroteados. Teodoro fue herido de varios hachazos, y Francisco recibi贸 un disparo en la cabeza.

Tras el golpe rebelde del 18 de Julio, los golpistas comenzaron las incursiones, que no exclu铆an las detenciones e incluso ejecuciones, lo que concuerda con las primeras detenciones en el cercano pueblo de Vadillo de la Guare帽a el 26 de julio, 6 d铆as despu茅s de que se perpetraran los primeros asesinatos en la cercana localidad de Torrecilla de la Orden. Los asesinos y enterradores guardaron el secreto sobre el lugar en que enterraron a sus v铆ctimas. Tambi茅n fueron asesinadas una o dos mujeres de Castrillo de la Guare帽a.. El p谩rroco Eustaquio Barrado contaba que 鈥渁 los 8 o 10 d铆as del movimiento salvador de Espa帽a los falangistas fuimos a hacer registro en Olmo鈥.

En Olmo ocuparon el inmueble de la sede de la Sociedad Obrera: 鈥淓ntre las casas que registramos una fue la de los Maestros, que se negaron a saludarnos con la mano en alto y a gritar viva Espa帽a. El 25 de Julio, en una localidad no muy lejana, Valdeperdices, el maestro Ildefonso Jambrina fue acribillado a tiros en su propia casa. La maestra del pueblo, Isabel Castro Sogo, fue intimidada y amenazada y, seg煤n el p谩rroco Eustaquio Barrado, 鈥渟e la apunt贸 con las armas y si no es mujer se la hubiera fusilado aquella noche鈥.

El 23 de septiembre, 3 obreros afiliados a la Sociedad de Trabajadores de la Tierra de Olmo de la Guare帽a, Raimundo Flores Garc铆a (56 a帽os, primer presidente de la Sociedad), Valent铆n Mart铆n Flores (28 a帽os, 2潞 presidente) y Timoteo Mart铆n Almaraz (33 a帽os, vicepresidente), fueron detenidos por falangistas, trasladados fuera del pueblo y asesinados en un lugar desconocido. Estos honrados trabajadores fueron asesinados por el su papel directivo en la Sociedad.

No se conoce con certeza el lugar en el que Raimundo, Valent铆n y Timoteo fueron enterrados. Podr铆a ser el paraje 鈥淟as Cumbres鈥, o un lugar cercano, entre Alaejos y Castrillo de la Guare帽a. O bien junto a una pared del cementerio de de Torrecilla o el de Castrillo. La 3陋 hija de Raimundo, domiciliada en Hornillos (Salamanca), se atrevi贸 a reclamar el cuerpo de su padre pero no solamente no le fue entregado sino que fue amenazada.

La confusi贸n en torno a los lugares de asesinato y enterramiento de las v铆ctimas es un fen贸meno habitual en la represi贸n ejecutada en esta zona lim铆trofe entre las tres provincias. Por ejemplo, 4 vecinos de Torrecilla de la Orden habr铆an sido asesinados en Vallesa de la Guare帽a, y un matrimonio de Alaejos en el cementerio de Torrecilla. Orosia Cast谩n y Ricardo Bedera han se帽alado la existencia en esta zona de numerosos lugares de enterramiento fuera de los cementerios: el Tabl贸n, la Fuente del Agua, el camino de Torrecilla a Tarazona, la Cuesta de la Perdiz, un pinar entre Carpio y Castrej贸n..

El r茅gimen franquista se implant贸 por medio de una violencia que propici贸 la extorsi贸n y la rapi帽a en un clima de impunidad favorecido por el terror, la exclusi贸n y la discriminaci贸n de los familiares de las v铆ctimas. La eliminaci贸n de las organizaciones de clase propici贸 la indefensi贸n de los asalariados del campo frente a la explotaci贸n laboral, y esta clase social cuyo descabezamiento hab铆a sido uno de los m贸viles principales de la sublevaci贸n fascista recibi贸 el golpe de gracia con la pol铆tica del r茅gimen. Jornaleros y peque帽os propietarios padecieron un empobrecimiento generalizado.


Originales: Foro por la Memoria de Zamora (blog y Facebook)


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ej茅rcito de la REP脷BLICA Espa帽ola




Fuente: Documentalismomemorialistayrepublicano.wordpres...