November 27, 2020
De parte de Socialismo Libertario
932 puntos de vista

En tiempos de decadencia, cuando los mitos son escasos, su celebraci贸n resulta a menudo excesiva, incluso hip贸crita. Sin embargo, el mito de Diego, desaparecido en estos d铆as a los 60 a帽os, tiene una base aut茅ntica y compleja.
Como todos los genios del f煤tbol, Diego Maradona fue precoz, ya con diecis茅is a帽os debut贸 en el Argentinos Juniors. En 1978, no siendo convocado, se le ahorr贸 la verg眉enza del mundial de la dictadura argentina. El suyo, con el que entr贸 en la leyenda, lo venci贸 en 1986 en M茅xico.
A su grandeza contribuyeron una t茅cnica extraordinaria, una notable visi贸n de juego y un gran carisma. Es recordado, cosa rara en el f煤tbol, con reconocimiento por todos sus compa帽eros y con respeto por casi todos sus adversarios. Jug贸 en un tiempo de pasaje entre el f煤tbol de Pel茅 y el de Messi. Es decir, cuando el juego era todav铆a duro y se convert铆a en m谩s atl茅tico y m谩s r谩pido, y por tanto m谩s complicado.
Pero su mito se forj贸 tambi茅n fuera del rect谩ngulo verde. Se asign贸 el papel de tribunal popular frente a las injusticias del poder de las federaciones futbol铆sticas, de los medios de comunicaci贸n y de los gobiernos. Y as铆 fue vivido, tanto en N谩poles como en Argentina, como un emblema de rescate. Recurri贸 a los lugares comunes de la demagogia nacionalista y antiimperialista sudamericana. Se convirti贸 as铆 en un triste abanderado de la dictadura castrista y un pat茅tico sostenedor de Nicol谩s Maduro en Venezuela.
Finalmente, al mito concurri贸 tambi茅n su fragilidad humana, los excesos, la dependencia de la droga, la deriva autodestructiva. Su muerte ha golpeado a todos, tambi茅n porque era temida, habi茅ndose asomado varias veces en su vida. Quiz谩 para dimensionar el mito de Maradona es 煤til y bello volver a los or铆genes de Diego. Imaginarlo correr con el bal贸n en los pies evocar谩 siempre, en
quien lo ha admirado, el placer de la libertad y de la creaci贸n jocosa que advertimos en la mirada de cada ni帽o o ni帽a que persigue y da patadas a un bal贸n.




Fuente: Socialismolibertario.org