October 2, 2021
De parte de La Haine
308 puntos de vista


La experiencia por el socialismo necesita ser estudiada y balanceada para considerar la potencia de una perspectiva no capitalista

En estos d铆as reflexion茅 sobre las recientes elecciones en Alemania y en Argentina. Un pa铆s l铆der en Europa y otro que retrocedi贸 en su capacidad de influir regionalmente en las 煤ltimas d茅cadas. Uno desarrollado que eleg铆a nuevo gobierno, y otro dependiente en donde solo hubo una elecci贸n primaria.

Pero, 驴porque me interes贸 la comparaci贸n y qu茅 importancia tiene eso para la regi贸n latinoamericana y caribe帽a?

Es que en ambos casos se puede considerar el desconcierto pol铆tico entre las clases dominantes y entre los sectores subalternos.

Desde la dominaci贸n del capitalismo se busca 鈥渆stabilidad鈥 pol铆tica, en cada territorio y en el mundo, para asegurar la l贸gica de reproducci贸n del orden socioecon贸mico. Es una estabilidad perdida desde la crisis del 2007/09, incluso antes, desde la complejidad del 2001 estadounidense. Se discute el rumbo de cada pa铆s y del mundo.

La pugna se procesa entre una mayor liberalizaci贸n de la econom铆a, asumida por los sectores m谩s conservadores y reaccionarios, y aquellos que buscan paliativos de reformas para contener el conflicto social, identificados como desarrollistas contempor谩neos.

En el plano te贸rico se identifican con variantes de la tradici贸n liberal o keynesiana, remitiendo a diversas 鈥渢ribus鈥 con pol茅micas a su interior. Es algo que se ve ahora en la interna de los organismos internacionales.[1]

Los argumentos y debates sobre el rumbo es lo que se juega en Alemania o Argentina, y si se quiere en Europa o Latinoam茅rica y el Caribe, en un marco de creciente preocupaci贸n por temas globales como el relativo al 鈥渃ambio clim谩tico鈥.

Es la din谩mica de las luchas electorales contempor谩neas e incluso y m谩s a煤n del conflicto social que transitan los pueblos del mundo en sus luchas por reivindicaciones democr谩ticas y revolucionarias.

Construir alternativa

Uno de los problemas que pretendo suscitar es la escasa visibilidad de un proyecto estrat茅gico alternativo a sustentar por los sectores subalternos, en contra y m谩s all谩 del capitalismo.

La preocupaci贸n es que la agenda 鈥渧isible鈥 tiene el l铆mite de la reproducci贸n capitalista y como mucho, solo puede existir espacio para la redistribuci贸n de una riqueza que acrecienta la destrucci贸n del planeta.

El orden capitalista se asienta en la creciente mercantilizaci贸n de base monetaria, condenando a millones de personas a la marginalidad y la sobrevivencia en condiciones paup茅rrimas, por lo que resulta necesario instalar una agenda p煤blica de debate pol铆tico para consensos mayoritarios por la des-mercantilizaci贸n y la solidaridad en la producci贸n y reproducci贸n de la vida.

Las elecciones comentadas y otras recientes, incluso pr贸ximas, se limitan al debate sobre quien gobierna el capitalismo, sin poner en juego la posibilidad de un rumbo alternativo, transformador, revolucionario, con base en la defensa de la humanidad y la naturaleza.

En juego est谩 el orden social en su conjunto, las relaciones socioecon贸micas y la posibilidad de pensar una reorganizaci贸n de la producci贸n y la circulaci贸n, es decir, todas las funciones del orden econ贸mico, incluidos el intercambio, la distribuci贸n y el consumo.

驴Qu茅 producir y consumir? 驴C贸mo intercambiar y distribuir? Son interrogantes esenciales de un debate poco instalado en la conciencia social mayoritaria de la sociedad contempor谩nea. La experiencia por el socialismo necesita ser estudiada y balanceada para considerar la potencia de una perspectiva no capitalista.

Vuelvo a las elecciones alemanas y argentinas. En ambos se procesaron castigos a los gobiernos, aun cuando la prensa hegem贸nica valora altamente la gesti贸n Merkel, gobernante por 16 a帽os, algo que se critica para gobiernos de nuestro Sur con menos tiempo en el gobierno.

Fueron socialdem贸cratas los que desplazaron a la coalici贸n gobernante en Alemania como primera minor铆a, ahora en b煤squeda de acuerdos pol铆ticos para gobernar. En Argentina fue la derecha la que se posiciona como primera minor铆a para inducir un ajuste que condiciona el FMI.

No alcanza con los 鈥渃astigos electorales鈥

Los castigos electorales no suponen definici贸n por rumbos alternativos al capitalismo. Ello implica una ausencia en el imaginario social que lleva por lo menos tres d茅cadas, con el derrumbe de la bipolaridad global acaecida hacia los noventa del Siglo XX. Se trata de un tema grave por la amenaza contra la sociedad y la naturaleza del modelo productivo y de desarrollo capitalista.

Los estudiosos del impacto ambiental miden los plazos de remediaci贸n en pocas d茅cadas y la respuesta es sociopol铆tica, la que no puede quedar en manos de quienes solo ven un salto adelante v铆a liberalizaci贸n, pero tampoco de quienes imaginan la ilusi贸n de una morigeraci贸n pactada bajo la l贸gica de la valorizaci贸n capitalista.

En los pueblos est谩 la posibilidad de gestar rupturas que habiliten un nuevo tiempo para la reproducci贸n de la vida social y natural.

—–

Nota: [1] El Cronista. 鈥淪tiglitz denuncia 芦intento de golpe en el FMI禄 contra Georgieva: c贸mo se relaciona con el canje de deuda argentina鈥, en: https://www.cronista.com/economia-politica/stiglitz-denuncia-intento-de-golpe-en-el-fmi-contra-georgieva-y-lo-vinculo-al-canje-de-deuda-argentina/

La Haine




Fuente: Lahaine.org